Noticias


Terapias no farmacológicas que mejoran la calidad de vida de las personas con Alzhéimer

Jornada Terapias no farmacológicas

DomusVi celebra una jornada en la que distintos especialistas ponen en valor los beneficios de este enfoque terapéutico y comparten prácticas novedosas

DomusVi ha celebrado la jornada-webinar ‘Terapias no farmacológicas para personas con Alzhéimer’, en la que distintos especialistas del sector sociosanitario pusieron en valor los beneficios de este enfoque terapéutico, que tiene efectos beneficiosos en la calidad de vida, no sólo de quien padece la enfermedad sino de su familia o del entorno profesional.

Cuando se habla de demencias y de sus tratamientos no sólo se habla de fármacos. Para el abordaje de la enfermedad de Alzhéimer y de otras demencias, existen, además de los tratamientos médicos convencionales, una serie de terapias, intervenciones o enfoques no farmacológicos que van dirigidos a minimizar los síntomas psicológicos y conductuales de las personas.

El evento, que tuvo una duración de dos horas, abrió con la ponencia magistral ‘Afrontar el Alzhéimer en positivo’ del Doctor Miquel Aguilar, reconocido neurólogo y director de la Unidad de Enfermedades Neurodegenerativas DomusVi Barcelona, quien destacó que “una mayor esperanza de vida entre los españoles implica más demencia y un mayor motivo de preocupación para la comunidad médica. Por ello, es importante entender que podemos retrasar la aparición de la demencia y que hasta un 35% de los factores que entran en juego, como evitar el aislamiento social, reducir el estrés o tratar la depresión, se pueden corregir y modificar”. No obstante, el neurólogo señala que la mejor terapia contra la demencia es “evitar el sedentarismo cerebral. Debemos trabajar desde el primer momento y mantener activo el cerebro”.

Posteriormente la jornada se organizó en torno a dos mesas redondas. La primera, ‘Experiencias terapéuticas: prácticas y resultados’ en la que diferentes profesionales de la Psicología ofrecieron resultados alcanzados en los centros DomusVi aplicando dichas terapias. Fini Pérez, directora técnica asistencial de DomusVi, explicó que “los tratamientos no farmacológicos tienen efectos beneficiosos no solo en la calidad de vida de los pacientes sino en la de familiares y cuidadores. Los beneficios van desde la estimulación de las capacidades sociales, motrices y físicas hasta la ayuda en la mejora del dolor”.

Uno de los centros de DomusVi donde se aplica una novedosa terapia no farmacológica basada en el uso de gafas de realidad virtual es DomusVi Lalín. “Las gafas de realidad virtual generan un estímulo en un ambiente controlado. La terapia sirve para estimular la atención, el lenguaje y la memoria, entre otros aspectos. Hemos comprobado que con las gafas la memoria se trabaja de una manera más efectiva, los usuarios recuerdan más cosas y de manera más nítida”, señaló Sonia García, psicóloga del centro.

Por su parte, Ana Escobar, psicóloga del centro DomusVi Micaela Aramburu repasó los beneficios de la terapia de reminiscencia, que consiste en dar significado a las experiencias vitales de las personas mayores. “Con la terapia de reminiscencia, que es una intervención limite entre las terapias de estimulación cognitiva y las dirigidas al aspecto emocional, generamos muchos efectos positivos como reducir la ansiedad, mejorar los síntomas depresivos, mejorar la autoestima y promover la comunicación”.

La segunda mesa redonda, enfocada a la Sala Snoezelen, contó con la participación de Mª José Cid, doctora en Psicología, miembro de la Junta Directiva Internacional ISNA y presidenta ISNA España y con profesionales de los centros DomusVi que trabajan a diario con esta terapia. “No es solo una sala con aparatos, es acompañamiento, se basa en el encuentro entre el usuario, el profesional y el entorno”, explicó Mª José Cid en defensa de la utilidad de la Sala Snoezelen. “Trabajamos con la emoción. Todos los estudios apuntan a que la parte emocional de la persona es lo último que se pierde. Nuestro objetivo es usar la estimulación multisensorial como instrumento para conseguir comunicación, aunque esta no sea verbal. Y esto es justo lo que la Sala Snoezelen ofrece: un medio amable seguro y que crea un entorno sensorial a la carta”, resaltó.

Para finalizar, Josefina Fernández, consejera delegada de DomusVi, quiso dedicar unas palabras de reconocimiento a todos los profesionales DomusVi que día a día trabajan promoviendo este tipo de terapias que mejoran la calidad de vida de las personas con Alzhéimer, dando paso a la entrega de los premios de la I Edición del Concurso ‘Buenas Prácticas en Terapias no Farmacológicas DomusVi’. Fernández destacó que “hoy reconocemos la valía de las personas que buscan el bienestar de las personas dependientes. Me siento muy afortunada de dirigir una compañía como DomusVi. Escoger solo a tres prácticas ha sido muy complicado dado que en DomusVi llevamos el inconformismo y la investigación en el ADN”.

Los profesionales que recogieron los tres premios fueron:

1) Begoña Fontán, terapeuta del centro DomusVi Fontibre de Zaragoza por su Terapia ‘El reto de la semana’.
2) Olga Arias, psicóloga del centro DomusVi Palacio de Caldones (Asturias) por su terapia ‘Teatro con los residentes del centro’.
3) Pilar Marín, psicóloga del centro DomusVi Elda (Alicante) por su terapia ‘Recuerdos y emociones en clave de sol’.