Noticias


Residentes de DomusVi Regina, en Barcelona, entrevistan a la ex periodista de TVE Rosa María Calaf

Entrevista Rosa M Calaf en DomusVi Regina

La veterana corresponsal defiende el envejecimiento activo y la educación de la sociedad con respecto a cómo se valora a los mayores

Afirma que, hoy en día, tener mucha información no significa que estemos bien informados

Los mayores de la residencia DomusVi Regina tuvieron la oportunidad de disfrutar de una enriquecedora charla con la periodista Rosa María Calaf, una de las corresponsales de mayor prestigio de la televisión española. Con ella hablaron de los estereotipos asociados a la edad, del envejecimiento activo, de la desinformación de un mundo totalmente conectado, del placer de viajar y de muchos temas más.

La veterana corresponsal de TVE, recibió el premio ‘Decanos’ de la Fundación DomusVi el pasado mes de noviembre por su larga trayectoria laboral y por ser todo un ejemplo de envejecimiento activo. La periodista ejerció su profesión, de la que se confiesa una ‘absoluta apasionada’, durante 37 años y en más de 160 países. Además, estuvo al frente de las corresponsalías de la televisión pública española en Nueva York, Moscú, Buenos Aires, Roma, Viena, Hong Kong y Pekín.

Los residentes se interesaron por sus experiencias profesionales y vitales y, entre otras cosas, le pidieron su valoración a cerca de la información que recibimos hoy en día gracias a los adelantos tecnológicos. Además, Calaf confesó que sus corresponsalías preferidas fueron en primer lugar, Buenos Aires y en segundo, Italia; destacó a Papandreu como el político que más grata impresión le causó de todos los que entrevistó en su carrera pero señalando que las que siempre le han sorprendido y gustado más son las personas anónimas que ha conocido por su trabajo, “gente fantástica que hace cosas estupendas sin que se sepa”.

También advirtió que hoy en día, las nuevas tecnologías nos permiten estar conectados desde cualquier parte del mundo y de estar más informados que nunca, pero “estar muy informado, no significa estar bien informado”. Rosa María Calaf afirma que si facilitas las herramientas, como puede ser el acceso a Internet, pero no educas en su uso, aquellos que sí conocen las posibilidades de dichas herramientas, pueden manipular fácilmente al ciudadano. “Tenemos mucha información, pero realmente sabemos muy poco”.

La periodista contó cómo es una acérrima defensora del envejecimiento activo: “estoy contentísima por cada año que cumplo. Prefiero cumplirlo a no cumplirlo. Creo que envejecer es otra etapa de la vida que tiene mucho de bueno. La experiencia que acumulas, tiene un valor y uno mismo tiene que estar convencido de que puede hacer aquello que quiere hacer”. Y añadió que se trata de una cuestión de educación ya que en los países anglosajones o nórdicos, “la gente mayor es extraordinariamente valorada”.

La entrevista completa a Rosa María Calaf estará disponible en el número 39 de nuestra revista corporativa, que se publicará en los próximos meses.