Noticias


El derecho a una segunda oportunidad

Obra Teatro Mentalia Pamplona

Usuarios de Mentalia Pamplona participan en el proyecto teatral ‘Viejos Mundos Nuevos’ del programa Derechos humanos a escena de la compañía de teatro Ados Teatroa

Yo busco mi segunda oportunidad para no ser un lastre para la sociedad, para demostrar que soy apto para trabajar. Las personas que sufrimos una enfermedad mental, tenemos que tener una segunda oportunidad”. Así explica Javier Galilea, usuario de Mentalia Pamplona su motivación a participar como actor en la obra que acaba de estrenar la compañía Ados Teatroa, ‘Viejos Mundos Nuevos’, en la que se reivindica el derecho de todas las personas a tener una segunda oportunidad, sin prejuicios ni exclusiones.

Mentalia Pamplona, centro especializado en la atención a la salud mental, colabora en la iniciativa altruista de la compañía Ados Teatroa ‘Derechos humanos a escena’ en la que se emplean las artes escénicas como instrumento transformador del entorno, en este caso, planteando el derecho de toda persona a cambiar y/o enderezar su vida.

En la obra ‘Viejos Mundos Nuevos’ dieciséis actores y actrices, profesionales y debutantes, se suben al escenario y relatan su experiencia en clínicas de desintoxicación, sesiones de terapia, peleas familiares y recaídas en el alcohol, las drogas, el juego o el sexo.

Cuatro usuarios de Mentalia Pamplona se enfrentaron al reto de contar la historia de sus vidas en un espectáculo con música en directo, en el Teatro Ansoaín. Para Peio Irisarri actuar en esta obra ha supuesto “una oportunidad de demostrarme a mí mismo y a todos de que valgo para algo”. Del mismo modo lo ha sentido José Juan Heras, quien valora esta experiencia como “una oportunidad que te da la vida y hay que aprovecharla porque solo se vive una vez”. Por su parte, Simón Martínez también destaca las amistades y el cariño que ha encontrado en este proyecto.

Beneficios múltiples
Según afirma la psicóloga de Mentalia Pamplona, María Cidoncha, son múltiples los beneficios de participar en esta obra de teatro para los usuarios del centro: “Adquieren sentido del compromiso, se relacionan con colectivos con distintas historias de superación personal, comparten un espacio en el que pueden expresarse sin miedos ni prejuicios, conocen otras historias de vida, se ilusionan… Ya hemos podido ver que usuarios que hacía tiempo que habían perdido el interés por otras cosas, están ilusionados con este proyecto”.

Para el productor ejecutivo y codramaturgo de ‘Viejos Mundos Nuevos’, José Antonio Vitoria, “lo que estas personas nos pueden transmitir tiene una belleza increíble, muchas veces mayor que la que se puede encontrar con actores profesionales, porque ellos trabajan con la verdad y con su propia vida”. Para Ados Teatroa, el teatro tiene “un gran poder terapéutico” y esta obra está pensada también para eliminar estigmas y sensibilizar al público.

Grabando los sonidos del rural
La primera fase del proyecto ‘Viejos Mundos Nuevos’ consistió en hacer confluir a varios colectivos en el marco de la rehabilitación de un pueblo abandonado hace años en el Valle de Unciti. Por una parte, una comunidad de familias jóvenes con niños que han decidido cambiar el mundo urbano por el rural y se han propuesto rehabilitar Zorokiain, un pueblo que perdió su último vecino hace 20 años. Por otra, un grupo de personas en rehabilitación o con algún tipo de trastorno en su salud mental, entre los que se encontraban los usuarios de Mentalia Pamplona.

Durante jornadas grabaron sonidos que se pierden en la rutina cuando las personas están durante largos períodos de tiempo institucionalizadas: la lluvia, el agua de un río, un rebaño, niños jugando… Los propios usuarios de Mentalia Salud, junto a un técnico de sonido de la compañía teatral, escogieron qué sonidos grabar. Dichos sonidos fueron incorporados como ambiente en la obra de teatro que se estrenó.