Noticias


El Ayuntamiento de Logroño confía nuevamente en DomusVi para la gestión del servicio de ayuda a domicilio

ServiSAR, la división domiciliaria de DomusVi, se hace cargo de dos de los tres lotes licitados por el consistorio

El Ayuntamiento de Logroño (La Rioja) adjudica a DomusVi la gestión del servicio de ayuda a domicilio mediante concurso público a partir de este mes de septiembre.

ServiSAR, división domiciliaria de la compañía, gestionará durante los próximos doce meses, con posibilidad de prórroga expresa de un año, el servicio municipal de ayuda a domicilio de los lotes I y II, que dan cobertura a las necesidades de 1.293 personas mediante 258.000 horas anuales. La inversión estimada por parte del Ayuntamiento es de 10.785.941,55 euros.

DomusVi, a través de su división ServiSAR, resultó adjudicataria, por una parte, del Lote 1, formado por los barrios de Casco Antiguo, San Antonio, Las Fontanillas, el Cortijo y Yagüe y que contempla 100.000 horas anuales estimadas para atender a unas 513 personas beneficiarias. Y, por otra parte, del Lote II en el que se integran los barrios de La Ribera, Varea, Lobete y La Estrella donde se atienden a unas 780 personas beneficiarias con un total de 158.000 horas anuales estimadas.

DomusVi, que ya ha gestionado el servicio en períodos anteriores, desde el año 2000, se encargará de gestionar las prestaciones básicas de carácter personal y doméstico, atenciones básicas de respiro familiar en el domicilio y atenciones básicas de carácter socioeducativo, siendo éstas destinadas a menores y familias. La compañía, además, ofrecerá servicios complementarios como el apoyo psicológico, terapia ocupacional, servicios de limpieza extraordinarios y el préstamo de ayudas técnicas.

La Ayuda a Domicilio es un servicio del Ayuntamiento de Logroño, gestionada por DomusVi, que contempla el conjunto de actuaciones llevadas a cabo en el domicilio de las personas en situación de dependencia con el fin de atender las necesidades de la vida diaria e incrementar su autonomía posibilitando la permanencia en el mismo y, también, las actuaciones que se dirigen a las personas y unidades de convivencia con dificultades sociales orientándose a la prevención y atención de las situaciones de riesgo de exclusión social así como a servir de medida de protección del menor.

También se incluye la atención prestada a las personas mayores vulnerables y a las personas en situación de dependencia que tengan solicitada la valoración y las valoradas y con grado reconocido pero que requieran de más apoyo.