Noticias


DomusVi se anticipa a los retos de futuro del sector sociosanitario

Crecimiento, transformación digital y modernización, colaboración e inversión. Las claves del futuro para ofrecer soluciones reales basadas en la persona

DomusVi ha participado activamente en el III Congreso Nacional Dependencia y Sanidad de Alimarket en un momento clave de transformación para el sector

DomusVi ha participado activamente en el III Congreso Nacional Dependencia y Sanidad de Alimarket celebrado esta semana en Madrid. La compañía ha anticipado a los asistentes su visión sobre los retos de futuro en los cuidados mediante la participación de José María Pena, CEO de DomusVi; Juan Carlos Rodríguez, Director Corporativo de Clientes y Transformación Digital; y Josefina Fernández, Presidenta Institucional y de la Fundación DomusVi.

En la jornada inaugural, José María Pena, CEO de DomusVi, ofreció una conferencia en la que repasó la necesaria transformación que el sector debe realizar para afrontar con garantías el enorme reto demográfico al que deberá hacer frente España en los próximos años. En 2050, España será el cuarto país más envejecido de la Unión Europea, con un tercio de la población que superará los 65 años, mientras que un 12% tendrá más de 80 años.

“Para ser exitosos, en los próximos años habrá que seguir evolucionando, ampliando la cantidad de residencias y de plazas existentes, así como continuando con la mejora de los servicios”, afirma el CEO de DomusVi, quien añade que “para que el sector crezca al ritmo de las necesidades, debemos poner a disposición todos los recursos disponibles, tanto por parte del sector privado como de la administración o los diferentes operadores y actores.”

Para DomusVi el futuro de las residencias se traduce en una evolución de los servicios hacia las personas mayores centrada en un modelo de continuum asistencial y una mejora en los cuidados fuertemente impulsada por la aplicación de la tecnología, que incorporará también nuevas propuestas como las viviendas con servicios o el cohousing.

José María también analizó el rol de los operadores privados y la colaboración publico-privada, reclamando más inversión y coordinación para el futuro. España calcula que hasta 2050 su gasto público en cuidados podría crecer a más del 2% del PIB y que el número de mayores de 65 años beneficiarios de ayudas a la dependencia podría duplicarse, hasta llegar a 1,6 millones de personas, según recoge el documento España 2050.

La finalidad es conseguir la satisfacción de las necesidades de los residentes del futuro, con una oferta variada que contemple soluciones públicas y privadas que garanticen soluciones para todas las personas. “La edad senior está llena de posibilidades y de retos, por eso debemos intentar que se viva con el mayor bienestar y vitalidad durante el mayor tiempo posible”, concluye José María Pena.

Juan Carlos Rodríguez, Director Corporativo de Clientes y Transformación Digital, durante su conferencia “Innovación para el cuidado de las personas mayores” puso el foco en el desafío decisivo que suponen las nuevas tecnologías puesto que resultarán en un nuevo modelo en los cuidados que aportará más vida y bienestar a los usuarios y, a su vez, impulsará mejoras en las terapias así como en la coordinación sociosanitaria.

Como compañía debemos, poner siempre a las personas y a sus familias en el centro y tener como principal objetivo mejorar su bienestar y cuidado, al mismo tiempo que esta innovación también debe tener un impacto muy positivo para los profesionales. La mejora de la calidad en la atención, la transparencia, la comunicación constante y la optimización de procesos, son otros de los beneficios vinculados a la transformación digital que ha de afrontar el sector.

A través de nuevos dispositivos de monitorización, por ejemplo, podremos disponer al instante de muchos datos que nos permitirán actuar con más eficiencia y rapidez, mientras que los sistemas de enfermería digitalizados van a ayudar a minimizar errores, controlar la trazabilidad o evolucionar en la integración. Sin olvidar el impacto que tecnologías como la realidad virtual pueden tener en la actividad física y mental de las personas mayores y en su calidad de vida.

Tal y como afirma Juan Carlos, “siempre ha existido transformación, lo que cambia ahora son las posibilidades por múltiples herramientas y tecnologías y la velocidad del cambio. Debemos apostar por ella, pero siempre al servicio de las personas.”

Como clausura del congreso se presentó la mesa redonda “El futuro de la atención residencial” moderada por Josefina Fernández, Presidenta Institucional y de la Fundación DomusVi, en la que se abordaron, desde la visión sectorial, los principales retos actuales.

Josefina Fernández abrió el encuentro con una primera reflexión sobre el futuro de la atención residencial y planteando tres temas para la reflexión conjunta en el debate: el nuevo acuerdo sobre criterios comunes de acreditación de las residencias, el cuidado centrado en la persona y el envejecimiento de la población. Para Josefina, “son desafíos que se deben asumir en presente y, desde ahora, para asentar unas bases sólidas que permitan afrontar el futuro con seguridad. Es de suma importancia que entre todos reflexionemos y ayudemos a repensar cómo debe ser nuestro sector en los próximos años.”

Durante la mesa redonda, Josefina también planteó varias cuestiones a los participantes, como si consideran que los nuevos criterios del sistema de acreditación servirán para mejorar el sector y cómo se implantarán, o si los criterios que se están barajando tienen viabilidad económica. Además, se pusieron sobre la mesa otros aspectos relacionados con la libertad de elección del mayor, la calidad, los precios, la atención domiciliaria o la burocracia.

En el encuentro han participado representantes de la Asociación Estatal de Servicios Residenciales de la Tercera Edad (AESTE), el Círculo Empresarial de Atención a Personas (CEAPs), el Grupo Social Lares, la Federación Empresarial de la Dependencia (FED) o la Asociación Estatal de Entidades de Servicios de Atención a Domicilio (ASADE).