Noticias


DomusVi Ribadumia entrega más de 300 trampas caseras contra la avispa velutina

DomusVi Ribadumia lucha contra las velutinas

Residentes de DomusVi Ribadumia colaboraron fabricando trampas caseras elaboradas con botellas reutilizadas que distribuyeron por todo el municipio gallego con el fin de combatir contra la avispa velutina

Con la llegada de la primavera, el centro DomusVi Ribadumia se sumergió un año más en el proyecto social de poner freno a las avispas velutinas. Un proyecto dedicado a la concienciación medio ambiental del entorno llevado a cabo a través de los talleres de laborterapia de la residencia.

En España se detectó por primera vez en 2010 esta especie invasora, voraz y agresiva, que se alimenta de todo tipo de insectos, incluyendo abejas; de ahí que sea tan temida por los apicultores gallegos, que han visto mermadas sus producciones de miel cuando las avispas asiáticas atacaban sus colmenas.

Expertos aseguran que representa una seria amenaza para la biodiversidad en Galicia. Por este motivo, DomusVi Ribadumia pretendió contribuir una vez más en la lucha de la causa y a la vez, con la finalidad de promover terapias que favorecen la actividad de los residentes, mejorando su sociabilidad, sus habilidades cognitivas y funcionales, al tiempo que incrementan su bienestar social.

Esta iniciativa partió del equipo de laborterapia de la residencia, que animó a las personas mayores a hacer esta manualidad reutilizando botellas de plástico que utilizan en su día a día. Tras varios días de trabajo por parte de profesionales y residentes, el director del centro, Daniel Fiuza, entregó en nombre de todos al Concello las 300 primeras trampas que se distribuyeron por el municipio con la colaboración de Protección Civil y la ayuda especial de los alumnos del Colegio Público Julia Becerra Malvar, que participaron en su colocación especialmente en las zonas más frías y húmedas, como el río Umia que cruza el municipio gallego. Un lugar donde más presentes están estas avispas, con el fin de evitar nuevos nidos y prevenir su propagación.

Los residentes de DomusVi Ribadumia también fueron a las aulas de estos estudiantes para explicarles el proceso de fabricación y compartieron su gran entusiasmo e implicación con esta actividad. Una causa que debe promoverse en las próximas generaciones con el fin de concienciar acerca de cuidar de nuestro entorno medioambiental.