Noticias


Cuidar de quien siempre nos cuidó

Día de las Familias

Coincidiendo con el Día Internacional de las Familias, profesionales de los centros DomusVi destacan los beneficios de los cuidados de calidad y de disfrutar de un envejecimiento activo, social y seguro para nuestros mayores

En España se ha duplicado el número de personas mayores de 65 años en los últimos 30 años (más de un millón en una década) representando un grupo de edad que supone el 18,5 por ciento de nuestra sociedad, un total de más de 8,3 millones de personas por encima de esa edad en nuestro país.

El envejecimiento es un proceso natural, y cada vez es más frecuente que las/los hijas/os deban enfrentarse a la difícil reflexión de tomar decisiones sobre la dependencia de sus padres: contratar servicios de ayuda a domicilio, teleasistencia, acudir a centros de atención diurna o bien llevarlos a vivir a una residencia de mayores.

Como el amor y el cariño de un ser querido, no hay nada semejante. La falta de tiempo o de recursos de los familiares para atender diariamente a las personas mayores puede llevar a plantear alternativas a la hora de buscar atención más allá del núcleo familiar o de la red de amistades. Una de las opciones más valoradas por las familias son las residencias, aunque hasta el momento en que surge dicha necesidad, no se conocen su funcionamiento, servicios ofrecidos, profesionales que les cuidan, etc.

En las Residencias de mayores DomusVi se acompaña cada día a sus residentes a los que se cuida y trata con todo el cariño, empatía y amor. Los profesionales que trabajan son personas cualificadas, con vocación de servicio, que aman su trabajo y que acaban convirtiéndose en la segunda familia de los residentes por la cercanía y la atención diaria que les brindan.

Con motivo del Día Internacional de las Familias, DomusVi quiere poner en valor las ventajas y beneficios que aportan a nuestros mayores convivir en un entorno seguro, creado para ellos, donde están cuidados y atendidos permanentemente a través de los modelos de atención centrados en la persona. Entre las ventajas, destacan:

Supervisión continua y cuidados específicos. Los residentes están permanentemente atendidos.

• Las Residencias DomusVi son centros abiertos a la comunidad. Las familias pueden ir a visitar a sus familiares siempre que quieran e, incluso, participar de su vida diaria: comer en el centro, realizar actividades, participar en las terapias, etc. Además, los residentes comparten actividades con la vecindad y el entorno, siendo espacios donde se fomenta la sociabilidad y la integración.

Comunicaciones a familias desde la dirección de los centros, así como promoción de las comunicaciones continuas y efectivas entre familiares y residentes. Fundamental en la relación entre padres e hijos, una relación que sigue evolucionando y que con la correcta aplicación de las nuevas tecnologías ha ofrecido aún más oportunidades.

Nuestros padres no se aclaran con las nuevas tecnologías y las videollamadas, pero el centro hizo todo lo posible para hacerlo más llevadero, gracias al gran trabajo de la dirección, auxiliares, enfermería, fisioterapeutas y recepción”. Declaró Ángela Roselló, 49 años, hija de Vicente Roselló, 82 años, y Charo García Valiente, 86 años, residentes en DomusVi Tres Cantos (Madrid).

Mejora de las rutinas de las personas mayores, incremento de sus contactos sociales, y en consecuencia su óptimo estado de ánimo así como una estabilidad mental. Preservación y mejora de su bienestar. Un conjunto de estímulos vitales.

Tiene su grupito, juega al dominó y disfruta de las fiestas que les hacen”. Afirmó Montserrat Escobar, de 58 años, hija de Emilio Escobar, 89 años, residente en DomusVi Jardines de Llíria (Valencia).

Posibilidad de convivir en espacios seguros y adaptados para todos. Como cafeterías, jardines, salas, terrazas, patios, etc.; ideales para compartir los momentos en familia como solían hacerse en casa.

Participación en actividades ocupacionales y culturales para que las personas que conviven continúen manteniéndose lo más activas posible y estimulen y ejerciten su mente con el fin de prevenir demencias, una de las patologías que más afectan a esta población.

DomusVi ofrece un modelo basado en el continuum asistencial, ofreciendo así opciones que cubren todas las etapas de la dependencia de una persona: servicio médico a domicilio, teleasistencia, centros de día, ayuda a domicilio, residencias de mayores o centros de atención a la discapacidad y centros de atención a la salud mental.

La compañía, sensible y consciente ante la difícil y complicada situación de ver envejecer a aquellas personas que siempre nos han cuidado y acompañado, facilita a las familias toda la información que necesiten, resuelve sus dudas y proporciona el acceso a un servicio residencial de calidad, con el fin de suponer un gran avance en cuanto a la mejora de la calidad de vida de nuestros seres queridos. De cuidar de los que siempre nos han cuidado. 

Día de las Familias DomusVi