Noticias


Celebramos la Pascua siguiendo las tradiciones

Durante el mes de abril, en muchos de nuestros centros se ha continuado celebrando la Pascua y la Semana Santa con una gran variedad de actividades siguiendo la tradición. Estas son las fiestas más importantes de la religión cristiana y nuestros mayores las han disfrutado intensamente.

Ha habido tiempo para las ofrendas florales. En Monte Alto (Jerez) se rindió tributo a la Hermandad de La Clemencia y en Remedios (Córdoba) se dedicó la ofrenda al Santísimo Cristo de la Salud y Virgen de la Piedad de Aguilar de la Frontera. Por su parte, nuestra residencia de Alcalá de Guadaira (Sevilla) recibió la ofrenda de pan de la Hermandad del Soberano Poder, algo que es ya una costumbre todos los años.

Por otro lado, las misas y oficios religiosos también han sido protagonistas. En Magán (Torrejón de la Calzada), los residentes que así lo desearon recibieron los servicios religiosos del párroco de la villa en un acto cargado de emotividad. En San Lázaro (Santiago de Compostela) un residente que había sido sacerdote ofició una pequeña misa en la capilla, mientras que en Condado (Huelva) realizaron un Vía Crucis con el rezo de 14 estaciones de la Pasión de Cristo, al ritmo de la música y con aroma de incienso.

Las procesiones son una tradición muy arraigada desde el siglo XVI y en Condes de Corbull (Jaén) pudieron disfrutar de las de la ciudad gracias a las nuevas tecnologías.

Y para endulzar estos días, qué mejor que torrijas. Fueron las protagonistas de los talleres de postres típicos de Semana Santa degustados en Monte Alto, Los Gavilanes (Toledo), Capdepera (Baleares) o en Condes de Corbull. Tampoco faltaron las Monas de Pascua, que se regalan y se disfrutan en algunas comunidades autónomas y que simbolizan el fin de la cuaresma. En Ciudad de las Artes (Valencia) hicieron una merienda especial, como también fue el caso de Lalín (Pontevedra), Liencres (Cantabria) o Cartagena (Murcia).

Finalmente, los talleres de decoración de huevos de Pascua, con los que se desea prosperidad y fertilidad, fueron una actividad muy creativa llevada a cabo en Arandia (Vizcaya), Calpe (Alicante), Noia (Coruña), Ciudad de Móstoles o en Princesa de Éboli (Guadalajara).