Archivo

Cataluña. Orden 4 de marzo de 2021

Normativa de Referencia:
Intensificació de les mesures del Pla sectorial gestió de la infecció pel coronavirus SARS-CoV-2 en l’àmbit residencial, de 4 de marzo 2021.

Documento “Represa de la normalitat en l’àmbit residencial” de la Consejería de Salud de la Generalitat, de 27 de junio.

Decret 63/2020, de 18 de juny, de la nova governança de l’emergència sanitària provocada per la COVID-19 i d’inici de l’etapa de la represa al territori de Catalunya.

Resolució SLT/1429/2020 de 18 de junio sobre la entrada en la fase de “nueva normalidad”
Pla sectorial gestió de la infecció pel coronavirus SARS-CoV-2 en l’àmbit residencial, de 18 de agosto.

Salidas:
El nuevo plan sectorial considera la flexibilización de las salidas para pasear o para visitar familiares un elemento esencial para la recuperación de los vínculos sociales y afectivos de los residentes. Las salidas quedan desvinculadas de la EPG de la AGA (Área de Gestión Asistencial) o municipio (grandes ciudades) donde se encuentra la residencia.

a) Salidas de corta duración
– Los residentes suficientemente autónomos pueden salir solos, independientemente de su estado vacunal, siempre que tengan capacidad para aplicar con criterio las medidas de protección establecidas y detalladas en este documento (uso de mascarilla e higiene correcta de manos).

– En los casos de residentes no suficientemente autónomos, la Dirección del centro, junto con el residente y con la familia / cuidador, valorarán conjuntamente si el residente puede salir solo o acompañado. Si el residente está correctamente vacunado y sigue las medidas de protección no se limitarán el número de salidas.

– La recomendación general es realizar las salidas de forma pactada con el centro, y habiendo recibido previamente toda la información relacionada con las medidas de protección (uso mascarilla quirúrgica, reducción al mínimo de los contactos imprescindibles con el entorno social, higiene frecuente de manos, ventilación adecuada de los espacios, y detección precoz de cualquier sintomatología compatible con Covidien-19).

– Habrá que firmar un documento de declaración responsable para hacer salidas al exterior, por parte del residente o del familiar / cuidador.

– Al volver a la residencia, es necesario que el residente evite el contacto con ningún otro usuario hasta que no se lleven a cabo las medidas que se describen a continuación:
o Desinfectar el calzado y / o silla de ruedas / Andadores, en su caso (con lejía al 0,1%).
o Lavar las manos del residente.
o Cambiar la ropa, que se llevará a lavar a 60 ⁰C.

– En los casos de salidas con la familia, en la salida y regreso al centro, se evitará

– La entrada del familiar en el centro y se utilizarán los espacios destinados a visitas para hacer la recepción.

– Las personas que realicen salidas al exterior, preferiblemente, deberán constituir unidades de convivencia estables.

b) Salidas con pernoctación
– Las salidas de más de un día de duración (como fines de semana, vacaciones, otros) se podrán hacer independientemente de la EPG de la AGA o municipio (grandes ciudades) donde se encuentra la residencia, siempre que se puedan garantizar las medidas de protección por parte de los residentes y de sus acompañantes.

– Es necesario que el residente y los acompañantes reciban información de las medidas de protección del residente cuando está fuera del centro (uso mascarilla en relaciones sociales fuera del entorno conviviente, reducir al mínimo los contactos imprescindibles con el entorno social, higiene frecuente de manos, ventilación adecuada de los espacios, y detección precoz de cualquier sintomatología compatible con Covidien-19).

– Se recomienda evitar aquellas actividades en que se comparta material o que pongan en peligro el mantenimiento de la distancia de seguridad.

– Habrá que firmar un documento de declaración responsable para hacer salidas al exterior, por parte del residente o del familiar / cuidador.

– En caso de salidas superiores a 3 semanas, en personas no vacunadas habrá que hacer una PCR a la vuelta, así como una cuarentena en zona amarilla durante los 14 días posteriores al regreso, en caso de ser personas que ya han tenido una infección por SARS-CoV-2 confirmada por PCR a los 3 meses anteriores o correctamente vacunadas estarán exentos de hacer la PCR y la cuarentena.

– La Dirección de la residencia debe planificar la llegada de los residentes de una forma escalonada, controlada y pactada con las familias y cuidadores, para poder hacer una supervisión cuidadosa de los reingresos.

Visitas:
La posibilidad de recibir visitas queda desvinculada de la EPG de AGA (Área de Gestión Asistencial) o municipio (grandes ciudades) donde se encuentra la residencia.
Las visitas están autorizadas en las situaciones que garanticen la no propagación de la infección en función de la clasificación de la residencia.

Para ir recuperando la cotidianidad pre-pandémica de las visitas, se definirán franjas horarias para visitas más amplias que las actuales, y con la única limitación de la capacidad organizativa de la propia residencia.

La duración de la visita dependerá de la capacidad organizativa del centro para garantizar las medidas de protección

Las visitas se harán compatibles con los horarios de los familiares y en fines de semana. Mientras haya transmisión comunitaria se recomienda un máximo de 3 visitantes por visita.

Las visitas están permitidas, pero sólo a las residencias clasificadas como verdes, a las residencias clasificadas como naranjas se permitirán las visitas a los residentes sin patología Covid-19 y en las zonas habilitadas como verdes y se deniegan las visitas a los centros que aún no muestren un control adecuado de la infección, hasta su estabilización, según criterios de Salud Pública (clasificadas como rojas). En estos casos se autorizarán las vistas de familiares cuando el soporte y el proceso de atención a las personas lo aconsejen y, especialmente, en situación de final de vida.

Las residencias verdes y naranjas deben facilitar un mínimo de una visita semanal, además deben garantizar hacerlas en horarios compatibles con los horarios de los familiares. Por lo tanto, si así es preciso, se programarán también visitas en fines de semana.
Por otro lado, las que se encuentren en rojo facilitarán herramientas telemáticas para comunicarse y / o información a la familia de forma ágil.

Las visitas a residentes vacunados con severas limitaciones sensoriales (Auditivas o visuales) y deterioros cognitivos severos, para que la persona residente pueda disfrutar de los beneficios terapéuticos de la visita familiar, la residencia con el acuerdo del equipo sanitario y de la familia, podrá adaptar las medidas de protección individual y así facilitar la comprensión y llegada de los estímulos buscados con la visita.

Pruebas PCR e Ingresos:
La aceptación de nuevos ingresos a los centros residenciales dependerá de la situación epidemiológica de la residencia y del cumplimiento de una serie de criterios relacionados, por una parte, con el control de la infección por SARS-CoV-2 por parte de cada centro residencial y, por otro, en base a la clasificación de los centros en verdes (permitida), naranjas (permitida) o rojos (no permitida).

En las residencias con una cobertura vacunal igual o superior al 85% un nuevo ingreso de una persona que esté correctamente vacunada no necesitará ni pruebas diagnósticas ni cuarentena a la llegada a la residencia.

En el caso de personas no vacunadas o incorrectamente vacunadas, se deberán cumplir los siguientes requisitos:

– Test PCR negativo en el plazo máximo de 5 días previos al ingreso: Toda persona que tenga que ingresar en una residencia debe disponer de una PCR negativa realizada en un plazo inferior a las 24-48 horas los días previos, preferiblemente nunca más allá de 5 días

– Compromiso y declaración responsable de la familia: Declaración de la familia conforme no ha estado en contacto estrecho con ningún caso sospechoso, probable o confirmado de Covid-19 en los últimos 14 días. También se compromete a avisar a la residencia en caso de que en los días posteriores al ingreso alguna persona conviviente con el residente sea diagnosticada de COVID-19.

– Informe asistencial de ingreso al centro residencia: Informe habitual de ingreso en la residencia, que incluya información clínica y epidemiológica del residente.

– Aislamientos preventivos: Las personas que ingresen deben permanecer en

– Cuarentena durante 14 días, en zona amarilla. Las personas que ya hayan superado la enfermedad hayan cumplido el período de aislamiento en otro centro sanitario o residencial y hayan recibido el alta médica pueden ingresar en zona verde si disponen de PCR negativa o anticuerpos IgG. Aquellos ingresos que provienen de alta de hospital, de centros sociosanitarios o de otros recursos asistenciales, en que se haya realizado estricto aislamiento preventivo pueden ingresar directamente en zona verde sin tener que hacer el aislamiento previo en zona amarilla.

Cribado a profesionales:
La EPG es un indicador del riesgo de rebrote del virus en la comunidad. Los profesionales que trabajan en residencias son un elemento capital de la atención a los residentes, ya que interaccionan de forma constante con ellos. Dada la actual situación de vacunación elevada entre los residentes y los profesionales que trabajan, y que se desconoce aún el papel de transmisor que puede ejercer un profesional, aunque esté correctamente vacunado, desde Salud Pública, se considera necesario mantener la realización de test PCR periódicos a estos profesionales, como medida para minimizar los riesgos de entrada del virus a la residencia.

La frecuencia de este cribado queda establecida de esta manera:
– Cuando la EPG del AGA (área de gestión asistencial) o municipio (ciudades grandes) sea inferior o igual a 300, hay que hacerlos cada 30 días.

– Cuando la EPG de la AGA sea> 300, hay que hacerlos cada 15 días.

También se deberá hacer PCR a los profesionales que retornen de ausencias iguales o superiores a 3 semanas (vacaciones, permisos, incapacidad temporal por motivo diferente a COVID19) así como a los profesionales de nueva incorporación.

INFOGRAFÍA

Visitas:

Pruebas PCR e Ingresos:

Más información en: https://aquas.gencat.cat/ca/actualitat/ultimes-dades-coronavirus

Aragón. Orden de 3 de marzo de 2021

Normativa de Referencia:
ORDEN CDS/85/2021, de 3 de marzo, por la que se modifican medidas y anexos de la Orden CDS/945/2020, de 30 de septiembre, por la que se actualizan las medidas de prevención y contención en los centros de servicios sociales especializados para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia producida por el virus SARSCoV-2, tras haberse completado la primera etapa de vacunación frente a COVID-19.

ORDEN CDS/1255/2020, de 14 de diciembre, por la que se adoptan medidas especiales durante el periodo navideño dirigidas a los centros de servicios sociales especializados de naturaleza residencial y otras modificaciones.

ORDEN CDS/945/2020, de 30 de septiembre, por la que se actualizan las medidas de prevención y contención en los centros de servicios sociales especializados para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia producida por el virus SARSCoV-2 tras la finalización del estado de alarma.

ORDEN CDS/916/2020, de 24 de septiembre, por la que se levanta la suspensión de la aplicación parcial y se modifican medidas y anexos de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio, por la que se adoptan medidas de prevención y contención en los centros de servicios sociales especializados para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia producida por el virus SARS-CoV-2 tras la finalización del estado de alarma y se prevé medida temporal con motivo de las Fiestas del Pilar

ORDEN SAN/749/2020, de 17 de agosto, sobre actuaciones en materia de salud pública para responder ante la situación de especial riesgo derivada del incremento de brotes epidémicos de COVID-19.

Salidas:
Se permiten las salidas voluntarias y temporales de personas residentes, sin síntomas y sin contacto estrecho con caso posible o confirmado de infección producida por coronavirus o que hayan superado la infección y exista prueba diagnóstica que así lo indique, si bien, el régimen de salidas variará en función de los casos que a continuación se contemplan:

a) Las personas residentes vacunadas podrán salir por tiempo inferior, igual o superior a diez días. En consecuencia, se permiten las salidas con pernocta por tiempo inferior a diez días, sin perjuicio de lo dispuesto en la medida vigésima séptima.

b) Las personas residentes no vacunadas podrán salir siempre que la duración de la salida sea por tiempo igual o superior a diez días. En consecuencia, las salidas con pernocta por tiempo inferior no están permitidas, a salvo de los desplazamientos permitidos en la medida vigésima séptima.

En los supuestos en los que medie declaración judicial de incapacidad, se considera adecuado que el tutor comunique a la autoridad judicial el traslado a domicilio de la persona residente, así como su retorno a la residencia cuando la duración de la salida sea por tiempo superior a diez días.

En ambos supuestos, deberán cumplirse los siguientes requisitos mínimos:

a) Las personas residentes acudirán a un único domicilio que ha de estar integrado, además de por la persona residente por un único núcleo de convivencia y sin que se supere el número máximo de seis personas. En consecuencia, se incluye en el cómputo a la persona residente.

b) Ninguno de los miembros de ese núcleo de convivencia ha de presentar un cuadro compatible con la infección producida por coronavirus, ni estar en aislamiento domiciliario debido a un diagnóstico por coronavirus, o en periodo de cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto estrecho con caso posible o confirmado.

c) Durante la estancia de la persona residente se garantizará el uso de la mascarilla todo el tiempo posible, lavado de manos frecuente, ventilación periódica y la distancia interpersonal con terceros.

d) La persona residente ha de ser recogida por un miembro de las personas que integran el núcleo de convivencia y, ambos, en su caso, han de firmar una solicitud para la salida, de acuerdo con el modelo recogido en el anexo III de la presente Orden, en la que conste que cumplen con lo dispuesto en la presente medida. Además, en dicha declaración se identificarán a los miembros del núcleo que van a estar conviviendo durante el periodo de salida temporal.

e) Las personas responsables de la residencia tendrán que informar al acompañante de la obligación de cumplir las medidas de prevención e higiene y entregar el “Protocolo de salida temporal y voluntaria de personas residentes en centros de servicios sociales especializados con motivo de la crisis sanitaria”.

f) Las familias que se hagan cargo de la persona residente tendrán especial cuidado en que se cumplan las medidas de prevención e higiene, así como en estrechar la vigilancia por la posible aparición de sintomatología compatible con la infección producida por coronavirus. Se apela al compromiso y responsabilidad de familiares, allegados o personas de referencia de su debido cumplimiento.

g) La persona residente será trasladada al centro acompañada por un miembro de las personas que han integrado el núcleo de convivencia.

h) La fecha y hora de retorno será acordado junto con la persona responsable de la residencia.

Visitas:
Las personas residentes sin síntomas y sin contacto estrecho con caso posible o confirmado pueden recibir visitas de familiares, o en su caso, de otros allegados o personas de referencia. Se incluye en esta habilitación las visitas a personas residentes que, cumpliendo las condiciones anteriores, se hallan en aislamiento con motivo de su retorno a la residencia y por tratarse de nuevos ingresos, en los términos dispuestos en las medidas 18.3.e) y 19.4.e) de la presente Orden, referidos a personas residentes no vacunadas con prueba diagnóstica negativa.

Deberá extremarse el cumplimiento de las medidas de prevención e higiene indicadas por las autoridades sanitarias, antes y durante el desarrollo de las visitas y, en especial, uso de mascarillas e higiene de manos. Además, deberán cumplirse los siguientes requisitos mínimos:

a) En el caso de personas residentes vacunadas podrá permitirse la entrada de hasta un máximo de cuatro personas (familiares, allegados o personas de referencia), por residente y visita.

b) En el caso de personas residentes no vacunadas solo podrá permitirse la entrada de una persona, familiar, allegado o persona de referencia, por residente y visita.

c) En ambos supuestos, la duración máxima de la reunión podrá ser de 60 minutos y se permitirá un mínimo de dos visitas semanales si ese es el expreso deseo de las personas visitantes y de la persona visitada.

d) Los visitantes no han de presentar cuadro clínico compatible con la infección, debiendo comprobarse este requisito por personal de la residencia, ni estar en aislamiento domiciliario debido a un diagnóstico por coronavirus, o en periodo de cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto estrecho con caso posible o confirmado.

e) Las personas responsables de la residencia tendrán que informar a los visitantes de la obligación de cumplir las medidas de prevención e higiene. Se apela al compromiso y responsabilidad de los visitantes de su debido cumplimiento.

f) Los visitantes deberán firmar una declaración responsable, de acuerdo con los modelos recogidos en los anexos V, visitas a personas residentes vacunadas y VI, visitas a personas residentes no vacunadas, de la presente Orden, en la que consten que cumplen con el apartado de este punto, que han sido informados de los riesgos de contagio, de las medidas de prevención e higiene y de su compromiso a su debido cumplimiento y de la situación del centro a nivel sanitario y epidemiológico.

g) Las visitas se concertarán mediante sistema de cita previa, en función de la capacidad organizativa del centro. La concertación de citas no ha de alterar el funcionamiento de los servicios que se prestan en el centro y ha de evitar la formación de aglomeraciones.

h) Las visitas deberán realizarse preferentemente en espacio exterior.

i) Deberá señalarse de forma clara la distancia interpersonal de metro y medio o instalarse medidas de separación entre personas visitantes y persona visitada.

j) Durante la visita será obligatorio el uso de medios de protección adecuados tanto por parte del visitante como del residente pudiendo, de cumplirse esta condición por ambas partes, mantener una distancia interpersonal inferior a la establecida.

k) De no ir provisto el visitante de los medios de protección adecuados, las entidades de acción social tendrán que facilitarlos para que estos puedan acceder a las instalaciones.

l) Las personas responsables de los centros de servicios sociales llevarán un registro de visitas en el que se hará constar la identificación del visitado y visitante, con indicación de día y hora, domicilio y teléfonos de contacto del visitante, así como identificación del profesional que informó de las medidas de prevención e higiene.

m) Se realizará vigilancia activa de aparición de síntomas no siendo necesario el aislamiento de la persona residente tras la visita, salvo lo dispuesto en las medidas 18.3.e) y 19.4.e) de la presente Orden.

Pruebas PCR e Ingresos:
Las entidades de acción social podrán admitir nuevos ingresos, con independencia de su origen, es decir, ya sean procedentes de domicilio particular u otra residencia, siempre que, en este último caso, la situación del centro de origen a nivel sanitario y epidemiológico se hubiera resuelto o no se hubiera declarado abierto brote epidémico por coronavirus.

Además, por razón del interés jurídico superior que se pretende proteger, se habilita a las entidades de acción social, tanto públicas como privadas, poder decidir no admitir nuevos ingresos respecto de aquellas personas que o bien ellas o quien ostente la representación legal manifiesten su oposición a la vacunación.

Este criterio de admisión deberá figurar de forma fácil y legible en lugar visible y se comunicará al órgano competente en materia de servicios sociales a través del correo corporativo sposs@aragon.es y, en su caso, al Instituto Aragonés de Servicios Sociales para que, sea tenido en cuenta en la adjudicación de plazas concertadas. La vigencia de esta facultad se mantendrá hasta que se declare la finalización de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Las entidades de acción social habrán de cumplir los criterios acumulativos de carácter material y personal que se relacionan en los puntos siguientes de la presente medida.

Criterios materiales:
a) Que no esté suspendida la admisión de nuevos ingresos por haberse declarado abierto brote epidémico por coronavirus, en los términos establecidos en la medida vigésima octava de la presente Orden. A estos efectos, no se considerarán aquellos casos cuya infección se haya producido en medio nosocomial y permanezcan ingresados en el hospital.

b) Disponer de habitaciones individuales destinadas exclusivamente a enfermería, a razón de una por cada veinte camas o fracción del total de plazas del centro, no incluyendo en este cómputo las habitaciones individuales. Las condiciones mínimas de planta física y medios han de ajustarse a lo dispuesto en el apartado 4 del anexo II del Decreto 111/1992, de 26 de mayo, de la Diputación General de Aragón, por el que se regulan las condiciones mínimas que han de reunir los servicios y establecimientos sociales especializados.

c) Disponer de un plan de contingencia, cuyo contenido responda a lo indicado por las autoridades competentes. Resulta imprescindible que las entidades de acción social, titulares o gestoras, de las residencias contacten con sus Servicios de Prevención de Riesgos Laborales, ya sean estos ajenos o propios, para que supervisen los aspectos técnicos del plan de contingencia, además de formar debidamente a los trabajadores para la correcta ejecución de sus tareas.

Criterios personales:
a) Los contratos de admisión han de suscribirse debiendo disponer ambas partes de la capacidad suficiente para prestar consentimiento válido, en cumplimiento de lo dispuesto en la legislación civil. Esto supone que las personas sólo podrán ser internadas para atención residencial especializada cuando presten su consentimiento libre e informado. Cualquier excepción a este principio que, por ende, suponga la admisión en residencias de personas que no se encuentren en condiciones de prestar válidamente su consentimiento, requerirá la preceptiva autorización judicial que legitime su ingreso involuntario en la residencia.

b) Con anterioridad al ingreso, se solicitará la realización de prueba diagnóstica de coronavirus. A la vista del resultado, podrá ingresar en el centro cuando hubiera obtenido resultado negativo en la prueba diagnóstica o de resultar positivo siendo asintomático, cuando el resultado de la prueba serológica de alto rendimiento identifique una infección resuelta (IgG positiva). Se recomienda la realización de las pruebas en el plazo de tres días, previo al ingreso. En consecuencia:

i. Si la persona procede de domicilio particular o de otra residencia, se solicitará al médico de familia la realización de prueba diagnóstica de coronavirus y, en su caso, prueba serológica de alto rendimiento, en el plazo recomendado.

ii. Si el ingreso se produce desde el hospital, la persona será dada de alta hospitalaria habiéndole sido realizada la prueba diagnóstica de coronavirus y, en su caso, la prueba serológica de alto rendimiento en el plazo recomendado, con carácter previo al ingreso en la residencia.

c) El mismo día del ingreso, el personal de la residencia comprobará la acreditación de la realización de prueba diagnóstica de coronavirus y que la nueva persona usuaria no presenta cuadro clínico compatible con la infección, ni ha estado en contacto estrecho con caso posible o confirmado por infección producida por coronavirus. Se incorpora a la presente Orden, en el anexo IV, modelo de declaración responsable y consentimiento informado para nuevos ingresos que ha de ser suscrito por la persona usuaria o, en su caso, por quien ejerza la representación.

d) La nueva persona residente vacunada no será sometida a aislamiento preventivo.

e) La nueva persona residente no vacunada será sometida a aislamiento preventivo durante diez días. No obstante, no se requiere someter a la nueva persona residente a aislamiento preventivo ni a otras medidas excepcionales, en aquellos casos en los que se identifique mediante prueba serológica de alto rendimiento que la infección está resuelta.

f) Las personas responsables de los centros de servicios sociales especializados llevarán un registro en el que se identificará a las personas con las que el residente hubiese convivido, al menos en los dos días anteriores a su ingreso, con indicación de domicilio y teléfonos de contacto.

g) Los nuevos ingresos, en cuanto que, suponen cambios en la ocupación real de las residencias deberán ser registrados en el sistema de información destinado a centros de servicios sociales especializados, en los dos días siguientes al ingreso.

Las personas residentes con derecho a reserva de plaza (las personas residentes al alta cuando hubieran sido ingresadas en un centro hospitalario y las personas residentes al alta cuando hubieran sido trasladadas a dispositivos especiales de cuidados COVID-199 retornarán a la residencia, de acuerdo con los correspondientes protocolos de salida. En su caso, no se requiere someter a la persona residente a aislamiento preventivo ni a otras medidas excepcionales, cuando:

a) Se trate de persona residente vacunada que hubiera obtenido resultado negativo en la prueba diagnóstica.

b) Siendo la prueba diagnóstica positiva se identifique mediante prueba serológica de alto rendimiento que la infección está resuelta, con independencia que la persona residente estuviera o no vacunada.

Las personas residentes con derecho a reserva de plaza que, sin haber rescindido el contrato suscrito, se hubieran trasladado a domicilios particulares, de acuerdo con lo indicado en la medida decimoséptima relativa a la salida voluntaria y temporal de personas residentes, podrán retornar a la residencia, cuando la duración de la salida hubiera sido por un plazo igual o superior a diez días, siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

a) Que no esté suspendido el retorno de personas residentes procedentes de domicilio particular por haberse declarado abierto brote epidémico por coronavirus, en los términos establecidos en la medida vigésima octava de la presente Orden. A estos efectos, no se considerarán aquellos casos cuya infección se haya producido en medio nosocomial y permanezcan ingresados en el hospital.

b) Con anterioridad al retorno, se solicitará al médico de familia la realización de prueba diagnóstica de coronavirus. A la vista del resultado, podrá ingresar de nuevo en el centro de obtener resultado negativo en la prueba diagnóstica o de resultar positivo siendo asintomático, cuando el resultado de la prueba serológica de alto rendimiento identifique una infección resuelta (IgG positiva). Se recomienda la realización de las pruebas en el plazo de tres días, previo al ingreso.

c) El mismo día del ingreso, el personal de la residencia comprobará la acreditación de la realización de prueba diagnóstica. Además, la persona residente no ha de presentar cuadro clínico compatible con la infección, debiendo comprobarse este requisito por personal de la residencia, ni haber estado en contacto estrecho con caso posible o confirmado

d) La persona residente vacunada no será sometida a aislamiento preventivo.

e) La persona residente no vacunada será sometida a aislamiento preventivo durante diez días. No obstante, no se requerirá someter a la persona residente a aislamiento preventivo ni a otras medidas excepcionales cuando el resultado de la prueba serológica identifique una infección resuelta (IgG positiva).

f) Las personas responsables de los centros de servicios sociales especializados llevarán un registro en el que se identificarán, en su caso, a las personas con las que la persona usuaria hubiese estado conviviendo con indicación de domicilio y teléfonos de contacto.

Las personas residentes con derecho a reserva de plaza contemplada en el apartado c) del punto 1 que se hubieran vacunado podrán retornar a la residencia, cuando la duración de la salida temporal hubiera sido inferior a diez días, sin necesidad de realizar prueba diagnóstica ni someterse a aislamiento preventivo

Intervención:
La ORDEN CDS/945/2020 autoriza la intervención en residencias para ordenar por motivos de salud pública la reubicación y aislamiento de las personas residentes, de acuerdo a la clasificación que se disponga; prestar apoyo puntual; ordenar el traslado de residentes afectados por la infección producida por coronavirus a dispositivos especiales de cuidados COVID-19 y/o atribuir temporalmente a un empleado público u otro profesional que cuente con capacitación suficiente, la dirección y coordinación asistencial de una residencia.

Con respecto a la reubicación y aislamiento de residentes, cuando concurran razones de riesgo de transmisión, los responsables de las residencias que hubieran sido designados clasificarán a los residentes y procederán a su reubicación y aislamiento, en el plazo máximo de 24 horas. Los residentes de los centros de servicios sociales especializados se clasificarán en:

• Residentes sin síntomas y sin contacto estrecho con caso posible o confirmado por COVID;
• Residentes sin síntomas y en aislamiento por contacto estrecho con caso probable o confirmado por COVID, o aquellos en cuarentena por retorno con derecho de reserva de plaza o nuevos ingresos;
• Residentes con síntomas compatibles con COVID, sin prueba realizada;
• Residentes confirmados en aislamiento, con prueba positiva de COVID;
• Residentes recuperados COVID.

Deberá preverse en el plan de contingencia la ubicación y aislamiento de residentes en las zonas que procedan, de acuerdo con la clasificación efectuada. Además, se distribuirá al personal, de tal manera, que permita reducir al mínimo posible el número de trabajadores en contacto directo con personas usuarias afectadas por la infección.

El centro también deberá atender especialmente, el mantenimiento en la zona de aislamiento que le corresponda a aquellas personas deambulantes o errantes, con trastorno neurocognitivo, de manera que se les permita deambular sin que les resulte posible salir de esa zona de aislamiento, evitando la utilización de sujeción mecánica o química.

En relación a la prestación de apoyo puntual a las residencias, las entidades deberán comunicar a los órganos competentes en materia de salud pública y de servicios sociales: la imposibilidad de cumplir las medidas relativas a la ubicación y aislamiento de residentes; la imposibilidad de garantizar una atención adecuada a los residentes por ausencia de medios personales; la imposibilidad de cumplir con las medidas de limpieza y desinfección de los centros por ausencia de medios personales y de limpieza y/o la imposibilidad de contar con los medios de protección adecuados por la situación del mercado.

Posteriormente, los órganos competentes valorarán la situación y, en su caso, auxiliarán a los centros sociales activando todos los medios ordinarios y excepcionales disponibles en su territorio, si bien, el coste de las medidas que pudieran adoptarse correrá a cargo de la entidad de acción social responsable.

Por lo que se refiere a las derivaciones de residentes a los dispositivos especiales de cuidados COVID-19, la orden establece que se derivará a las personas que presenten infección activa y que por su cuadro clínico no requieran hospitalización o que hubieran obtenido resultado negativo en la prueba diagnóstica, cuando en los centros de origen exista un elevado porcentaje de casos confirmados. No obstante, lo anterior, atendiendo a las plazas que se dispongan en estos dispositivos, por razón de la emergencia sanitaria, la derivación de residentes, en los casos indicados, se ajustará a criterios generales de edad (tendrán prioridad los residentes mayores de 65 años) y de situación del centro.

Las personas designadas por los órganos competentes en materia de salud pública y servicios sociales serán las competentes para acordar la derivación de residentes. La derivación se efectuará siempre que no exista manifestación de voluntad en contra al traslado a los dispositivos por la persona residente o, en su caso, por quien ejerza la representación. No obstante, las autoridades competentes en materia de salud pública y servicios sociales podrán recabar la autorización o ratificación judicial de la medida de intervención consistente en la derivación de personas residentes.

En los dispositivos especiales de cuidados COVID-19 se garantizará la debida atención y la información diaria sobre la evolución de las personas usuarias a sus familiares, allegados y personas de referencia y la puesta a disposición de medios que permitan la comunicación entre las personas residentes y sus familiares, allegados o persona de referencia.

Finalmente, con respecto a la atribución temporal de dirección y coordinación asistencial, los órganos competentes en materia de sanidad y de servicios sociales podrán atribuir temporalmente a un empleado público u otro profesional que cuente con capacitación suficiente, la dirección y coordinación asistencial de una residencia en los supuestos que se relacionan a continuación: existencia de un elevado número de residentes en aislamiento por contacto estrecho con caso posible o confirmado de COVID-19, por presentar síntomas compatibles con COVID-19 o por tratarse de casos confirmados; incremento no esperado de fallecimientos durante la crisis sanitaria y/o cualquier otra circunstancia análoga que ponga en grave peligro la integridad y sostenimiento del servicio que se presta.

La entidad de acción social deberá cooperar y facilitar cuanta información resulte necesaria para el desempeño de la función directiva y de coordinación de la actividad asistencial. La medida de intervención finalizará cuando la situación del centro a nivel sanitario y epidemiológico se haya resuelto.

Prácticas:
Se restringe el acceso de personas en los centros de servicios sociales especializados salvo, entre otros supuestos, la realización de prácticas universitarias y del módulo profesional obligatorio de las enseñanzas de formación profesional, que se sujetarán a los documentos de colaboración suscritos entre las partes. No obstante, no tendrán acceso a las zonas destinadas al aislamiento de personas usuarias y firmarán un documento de consentimiento informado en el que conste que cumplen lo dispuesto en el apartado a) del punto 2 de la presente medida, que han sido informados de los riesgos de contagio, de las medidas de prevención e higiene y de su compromiso al debido cumplimiento y de la situación del centro a nivel sanitario y epidemiológico.

Más información en: https://www.aragon.es/coronavirus

Navarra. Orden de 8 de febrero de 2021

Normativa de Referencia:
Recomendaciones sobre salidas de residentes y visitas de familiares para los centros sociosanitarios de 8 de febrero de 2021.

ORDEN FORAL 432/2020, de 16 de diciembre, de la Consejera de Derechos Sociales, por la que se establecen requisitos, condiciones y recomendaciones para la recepción de visitas y salidas de residentes en centros residenciales de personas con discapacidad y centros residenciales de personas mayores.

ORDEN FORAL 410/2020, de 23 de noviembre, de la Consejera de Derechos Sociales, por la que se establecen requisitos, condiciones y recomendaciones para la recepción de visitas y salidas de residentes en centros residenciales de personas con discapacidad y centros residenciales de personas mayores.

ORDEN FORAL 58/2020, de 4 de noviembre, de la Consejera de Salud, por la que se prorroga y se modifica parcialmente la Orden Foral 57/2020, de 21 de octubre, de la Consejera de Salud, por la que se adoptaron medidas específicas de prevención, de carácter extraordinario, para la Comunidad Foral de Navarra, como consecuencia de la evolución de la situación epidemiológica derivada del COVID-19.

DECRETO FORAL 24/2020, de 27 de octubre la Presidenta de la Comunidad Foral de Navarra por el que se establecen en la Comunidad Foral de Navarra las medidas preventivas para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2.

REAL DECRETO 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el estado de alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2.

DECRETO-LEY FORAL 8/2020, de 17 de agosto, por el que se aprueban en la Comunidad Foral de Navarra medidas extraordinarias para responder ante la situación de especial riesgo derivada del incremento de casos positivos por COVID-19.

Salidas:
En ningún caso se permitirán salidas fuera del centro a las personas con COVID-19 o aquellas en situación de cuarentena por contacto estrecho.

Las familias y/o personas usuarias deberán firmar una declaración responsable en la que se comprometen a mantener las medidas preventivas necesarias Todas las salidas deberán realizarse manteniendo las medidas de seguridad exigidas para el conjunto de la población y las normas generales que desde el Departamento de Salud se establezcan en cada momento, en función de la situación epidemiológica:

– Será obligatorio el uso de mascarilla (salvo que existan condiciones de salud que eximan de esta obligación). Se aconseja el uso de mascarillas quirúrgicas tipo IIR para las salidas de las personas residentes.

– Se asegurará la higiene de manos antes de la salida y a la entrada de la persona residente al centro.

Las salidas podrán realizarse de forma autónoma o en compañía de hasta 2 familiares de forma simultánea.

Las personas que no hayan recibido la vacuna, o que no hayan completado el proceso de vacunación, tendrán que guardar 10 días de cuarentena con realización de PCR posterior para levantar el aislamiento, si las salidas que realizan son de alto riesgo (todas aquellas que supongan retirada de la mascarilla).

Además de recordarles la conveniencia de limitar el número de contactos sociales, se les informará de la normativa vigente sobre limitación de actividades y contactos a nivel comunitario.

Visitas:
Se permitirá la visita de hasta 2 familiares simultáneamente, siempre que pertenezcan a la misma unidad familiar. Las personas encamadas podrán también recibir la visita en su habitación, estableciéndose individualmente el circuito de acceso y con las medidas de protección necesarias. La duración de las visitas vendrá determinada por la capacidad de los centros para poder dar respuesta a todas las personas. Asegurarán una duración mínima de 30 minutos.

Las visitas se concertarán previamente mediante cita, habilitando horario de mañana y de tarde.

Los centros definirán el número diario de visitas que permita una adecuada higiene y ventilación de los recintos, número que estará en función del espacio disponible para las mismas y de la capacidad de la residencia. Se asegurará que todas las personas puedan disfrutar, al menos, de una visita semanal.

Se dispondrá de un lugar específico para la realización de las visitas. Este espacio podrá ubicarse:

– En un espacio exterior, con las adaptaciones necesarias para reguardar de las inclemencias del tiempo (carpas, calefactores…).

– En un espacio interior que se destine exclusivamente para este fin y que pueda estar bien ventilado. Dicho espacio tendrá un acceso independiente del resto del centro. De no ser posible, se establecerán circuitos para la recepción de las visitas, independientes del tránsito habitual de residentes.

La dimensión de estos espacios condicionará el número de visitas que pueda realizarse simultáneamente, asegurando la distancia entre visitantes y evitando el contacto de personas usuarias con otras diferentes a sus propias familias. Dichos espacios contarán con cartelería para recordar las medidas preventivas generales (uso de mascarillas, lavado de manos), así como de gel hidroalcohólico para la higiene de manos y papelera.

Después de cada visita se realizará la limpieza del espacio utilizado (mesas, etc.) con virucidas autorizados, asegurando en todo momento una ventilación adecuada. En caso de espacios interiores con ventilación natural, ésta deberá ser cruzada para asegurar la renovación del aire.

Deberes de familiares y visitantes:
– A su llegada, deberá firmar una declaración responsable en la que verifique la ausencia de síntomas compatibles con COVID-19 y no haber estado en contacto estrecho con un caso positivo, así como de su compromiso de cumplimiento de las medidas preventivas durante su visita.

– Deberá portar una mascarilla FFP 2 y realizará higiene de manos al entrar en el recinto. Se recomienda que la persona visitante acuda directamente desde su domicilio (se entiende que si acude desde otro lugar hay más riesgo de contagio).

– No se permitirá entregar objetos directamente al residente. Estos serán entregados al personal de la residencia para que los desinfecte antes de darlos a las personas usuarias.

– No se hará entrega de alimentos o similares. Se recordará el compromiso de informar a la dirección del centro si presentase síntomas compatibles con COVID-19 en los 14 días posteriores a la visita.

Medidas a tomar por los residentes durante la visita:
– Antes de la visita procederá a la higiene de manos La persona residente llevará mascarilla quirúrgica durante la visita; si no ha sido vacunada se le proporcionará una FFP2 que deberá mantener durante todo el tiempo que dure la misma (si es posible). Si no tolerara una mascarilla FFP2, se le proporcionará una quirúrgica IIR.

– Se permitirá el contacto físico a través de las manos (estrechar las manos entre residente y familiar) siempre que se haya procedido previamente a la limpieza de las mismas con hidrogel.

– Al finalizar la visita, y antes de incorporarse a su actividad habitual, se retirará la mascarilla y volverá a realizar higiene de manos mediante gel hidroalcohólico.

– Se cuidará especialmente la relación con las familias en situaciones de final de vida, facilitando el acompañamiento con las medidas de protección necesarias.

Pruebas PCR e Ingresos:
De acuerdo con la resolución, se realizarán pruebas PCR a todos los nuevos ingresos con 72 horas de antelación como máximo. Asimismo, también se realizarán PCR a todas las personas trabajadoras que regresen de permisos y vacaciones por períodos superiores a 14 días, y a nuevas personas trabajadoras que se incorporen.

Asimismo, se recomienda realizar cribados de pruebas PCR en grupos vulnerables, entre los que se encuentran los residentes de los centros de mayores.

Por otro lado, se permiten las estancias temporales y los ingresos por respiro familiar, aplicando los criterios determinados por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, en lo referente a medidas de seguimiento en nuevos ingresos. Asimismo, se permiten los ingresos por traslados de personas procedentes de otros centros residenciales.

Más información en: https://gobiernoabierto.navarra.es/es/coronavirus

Castilla y León. Orden de 22 de febrero de 2021

Normativa de Referencia:
Guía de 22 de febrero de 2021 de Actuaciones en las Residencias y Centros de Día Públicos y Privados de Personas Mayores y Personas con Discapacidad de Castilla y León.
Medidas preventivas frente al riesgo de exposición al SARS-CoV-2 en el trabajo. Información para los empleados públicos de centros residenciales y centros de día de la Gerencia de Servicios Sociales (01/02/2021).

ACUERDO 76/2020, de 3 de noviembre, de la Junta de Castilla y León, por el que se establecen los niveles de alerta sanitaria y se aprueba el Plan de Medidas de Prevención y Control para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19, en la Comunidad de Castilla y León

Salidas:
En aquellos municipios o territorios superiores al municipio en los que no exista una situación de brote activo del COVID-19, se permitirán las salidas al exterior de las personas residentes negativas en COVID-19 y sin sospecha de contagio, que residan en centros de servicios sociales libres de COVID activo. Estas salidas al exterior estarán limitadas a un máximo de dos salidas por residente y semana.

Los usuarios que lo precisen saldrán del centro acompañados de un familiar, amigo, voluntario o profesional del propio centro. En todo caso, tanto usuarios como acompañantes deberán encontrarse libres de síntomas compatibles con infección. Cuando este acompañamiento sea realizado por familiar, allegado, voluntario o persona ajena al centro, deberá cumplimentar y firmar una declaración responsable sobre su situación en relación al COVID-19. Cuando la salida del residente no precise acompañamiento por ser la persona autónoma deberá firmar la declaración responsable él mismo.

En aquellos municipios o territorios superiores al municipio en los que se declare alguna situación de brote del COVID-19, se suprimirán las salidas de los centros residenciales de personas mayores, en tanto en cuanto dure esta situación, conforme así lo determine Sanidad o la Delegación Territorial.

– Nivel alerta 1 y 2: Las salidas de residentes se mantienen con restricciones, aplicando las medidas y precauciones de seguridad sanitaria establecidas en la Guía de actuaciones.

– Nivel alerta 3 y 4: Se podrán limitar las salidas de los residentes fuera del recinto de la residencia salvo para acudir al médico y similares o situaciones de fuerza mayor

Visitas:
Tras completar la vacunación en todos los centros residenciales de la Comunidad y superado el tiempo de recomendación para una correcta inmunización de al menos siete días desde la administración de la segunda dosis, se introducen algunas modificaciones en la guía en relación al documento de fecha 4 de febrero:

– Las personas que viven en los centros residenciales podrán recibir visitas sin limitación específica ni del número de visitantes, ni del tiempo de duración de cada visita. Cada centro en todo caso, en función de sus posibilidades organizativas, deberá gestionar y coordinar esas visitas para que las mismas puedan ser realizadas con todas las medidas de seguridad necesarias.

En todo caso, sólo se permitirán visitas a las personas residentes, negativas en covid19 y sin sospecha de contagio, y que residan en centros libres de covid19 activo. Estas visitas podrán realizarse, tanto en los espacios exteriores del centro, si cuenta con ellos, como en los espacios interiores, coincidentes o no, pero siempre acomodadas a la capacidad organizativa y estructural del centro, al objeto de poder dar cumplimiento al mantenimiento de todas las medidas de higiene y prevención necesarias y al distanciamiento de seguridad de usuarios y familiares.

La visita con el centro residencial deberá ser concertada de forma previa.

Las visitas a los usuarios de los centros residenciales que se realicen por razones excepcionales, tales como el final de la vida o el alivio de descompensación neurocognitiva del residente, podrán realizarse aunque el centro tenga casos de covid19. Se limitará a una persona acompañante al residente en esta fase terminal, previa firma del consentimiento informado sobre los riesgos de contagio de COVID-19.

La sospecha o detección de un brote en un centro residencial conducirá de forma automática al cierre del centro a visitas en tanto el brote no se considere epidemiológicamente controlado por parte de la autoridad competente.

– Nivel alerta 1 y 2: las visitas de familiares se mantienen con restricciones, aplicando las medidas y precauciones de seguridad sanitaria establecidas en la Guía de actuaciones.

– Nivel alerta 3 y 4: se podrán limitar las visitas en los centros residenciales de personas mayores, permitiéndose únicamente en circunstancias individuales en las que sean de aplicación medidas adicionales de cuidados y humanización o situaciones de final de la vida, que adoptará la dirección del centro y sin perjuicio del uso formas alternativas de contacto entre los residentes y sus familiares tales como videoconferencias, llamadas telefónicas, videollamadas o similares.

Pruebas PCR e Ingresos:
Realizar pruebas PCR a todos los nuevos ingresos en los centros sociosanitarios de carácter residencial (residencias de mayores y de personas con discapacidad) con 72 horas de antelación como máximo.

Si el resultado del test al ingreso fuera positivo, solo se podrá producir el nuevo ingreso en aquellos centros que cuenten con sectorización y con plazas vacantes en la zona COVID con instalaciones y con personal habilitados para tal fin.

También se realizará PCR a los empleados/as que regresen de permisos y vacaciones, y a los nuevos trabajadores/as que se incorporen. Realizar periódicamente pruebas PCR a los trabajadores de centros sociosanitarios que estén en contacto directo con residentes.

– Nivel alerta 1, 2 y 3: se permitirán nuevos ingresos previo resultado negativo en la prueba que se determine y con los requisitos previstos en la Guía de actuaciones.

– Nivel alerta 4: se permitirán nuevos ingresos sólo por causas de prioridad social.

Se deben realizar pruebas PDIA (Prueba Detección Infección Activa) a todos los empleados/as que regresen de permisos y vacaciones por un periodo superior a 15 días y a los nuevos trabajadores que se incorporen al centro, tres días antes de su incorporación, siempre que no se tenga constancia de haber pasado la enfermedad (asintomáticos que ya tuvieron una prueba positiva que se negativizó, o personas con IgG positiva de alto rendimiento) Se recomienda realizar periódicamente pruebas PDIA a todos los trabajadores que estén en contacto directo con residentes.

Se su suprime la obligación de reserva del 5% de plazas para alojar a posibles residentes que precisen vigilancia especial.

Más información en: https://analisis.datosabiertos.jcyl.es/pages/coronavirus/

Madrid. Orden de 22 de febrero de 2021

Normativa de Referencia:
Guía de medidas de 22 de febrero de 2021 frente a la infección por coronavirus en centros residenciales sociosanitarios de mayores de la comunidad de Madrid de las consejerías de Sanidad y Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad.

Orden 1047/2020, de 5 de septiembre de la Consejería de Sanidad, por la que se modifica la Orden 668/2020, de 19 de junio de 2020, por la que se establecen medidas preventivas para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 una vez finalizada la prórroga del estado de alarma establecida por el Real Decreto 555/2020, de 5 de junio, como consecuencia de la evolución epidemiológica.

Salidas:
Se permiten las salidas del centro a los residentes vacunados sin limitaciones, siempre que el residente salga cumpliendo con las medidas habituales de protección (lavado de manos y mascarilla quirúrgica), incluidas las salidas de fin de semana o vacaciones, si bien en estas últimas será necesario aportar una prueba diagnóstica de infección activa realizada previamente.

Las salidas de los residentes no vacunados serán de corta duración (inferior a 1 hora y no más de 3 salidas a la semana) y en los alrededores del centro.

Los residentes con deterioro cognitivo moderado-severo requieren interacción directa y contacto físico para establecer una comunicación significativa y esto debe ser priorizado.

En estas situaciones deben facilitarse a los familiares las medidas que permitan, sin limitación temporal, no respetar la distancia de seguridad utilizando guantes para el contacto además de una adecuada higiene de manos y uso de mascarilla en todo momento.

Visitas:
El número de visitantes continúa siendo de una persona por residente excepto en los casos que se precise algún tipo de ayuda. Las salidas y visitas no son excluyentes (no son o la una o la otra).

Los residentes podrán recibir 3 visitas a la semana de 1 hora de duración.

Para facilitar las visitas se debe proponer a los residentes que puedan salir del centro, que éstas se realicen fuera del centro para favorecer que los residentes que no puedan abandonar este pueden cumplir con sus visitas.

Las visitas de familiares, amigos, cuidadores y otras personas son un elemento clave para el bienestar emocional de los residentes. Las residencias deben garantizar que las visitas se realicen en horarios compatibles con los horarios de los familiares y, por tanto, las visitas familiares en fines de semana deben autorizarse si así es necesario.

Si se declara un brote en el centro, las visitas y los ingresos quedarán suspendidos salvo que el centro garantice una identificación de casos y contactos y una adecuada sectorización. Esto debe realizarse siempre previa comunicación a la Dirección General de Atención al Mayor y posterior aprobación por la Dirección General de Coordinación Sociosanitaria.

En el caso de que se declare un brote en un centro, estos casos deberán garantizar un mínimo de dos comunicaciones semanales por videoconferencia o teléfono de los residentes aislados con sus familiares.

Pruebas e Ingresos:
Todos los ingresos en residencias de mayores (tanto nuevos ingresos en los centros como altas hospitalarias) deben aportar información sobre el estado de vacunación del paciente (si ha sido vacunado o no) y sobre su potencial estado infectivo actual: bien una PCR realizada las 72 horas previas al alta hospitalaria o un test antigénico el día del alta (si el centro de destino no dispone de test antigénicos) o bien un test antigénico realizado a su llegada al propio centro (aquellos centros que dispongan de ello).

Los residentes que al alta (hospitalaria) aporten una PCR + (salvo los que tengan IgG + de los seis meses previos y estén asintomáticos, que estarán exentos) deberán seguir el protocolo descrito en el apartado 4 de la Guía de medidas aplicable a las residencias de mayores en Madrid.

Aquellos centros que no dispongan de una adecuada sectorización no deben recibir a residentes con PCR +. En estos casos es conveniente remitir al residente al centro de aislamiento COVID creado por la Comunidad de Madrid

Los residentes con sospecha de COVID-19, se hayan vacunado o no y hayan pasado o no la enfermedad, deben hacerse la prueba de inmediato y aislarse de otros residentes a la espera del resultado de su prueba (zona amarilla). Los centros que dispongan de test antigénicos deben seguir el algoritmo 1 (página 14) para el estudio de casos. Los centros que no dispongan de ellos deben contactar con su referente de Atención Primaria entre semana y el SUMMA en fin de semana para su realización.

Si el personal de la residencia tiene una alta sospecha de COVID-19, pero una prueba da negativo, deben comentar el caso con el referente de salud pública del área antes de que el residente salga del aislamiento.

Aunque el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 de personas vacunadas a otras es aún incierto, la vacunación ha demostrado prevenir la COVID-19 sintomática; se cree que la transmisión sintomática y presintomática tiene un mayor papel en la transmisión que la transmisión puramente asintomática.

El cribado a los trabajadores debe continuar si bien, dado que el riesgo es significativamente menor, es suficiente con realizarlo una vez cada quince días en aquellos centros en que los residentes estén vacunados en un porcentaje mayor del 80% y semanalmente si es inferior.

El test no es obligatorio realizarlo, pero es recomendable que el personal que rechace las pruebas regulares no participe en la atención directa de los residentes.

En el momento actual y para simplificar la sistemática de trabajo se recomienda que se realice este cribado a todos los trabajadores, hayan pasado o no la enfermedad y estén o no vacunados.

Más información en: https://www.comunidad.madrid/servicios/salud/2019-nuevo-coronavirus

Cantabria. Orden de 15 de febrero de 2021

Normativa de Referencia:
• Protocolo de actuación para las residencias de mayores, con discapacidad y en situación de dependencia.

• Resolución por la que se establecen medidas preventivas y de organización en los centros de servicios sociales de la Comunidad Autónoma de Cantabria durante el período de nueva normalidad. Boletín Oficial de Cantabria de 19-06-2020.

Salidas:
La resolución aconseja evitar las salidas de las personas residentes a cualquier vía o espacio de uso público en que puedan producirse aglomeraciones. No obstante, están autorizadas, siempre y cuando se realicen extremando las medidas de seguridad, utilizando mascarillas y evitando el contacto y la interacción con otras personas sin distancia interpersonal de seguridad. Además, se exige que en el regreso al centro se efectúen las medidas de higienización establecidas para la entrada a los centros.

Visitas:
Las visitas de familiares en centros residenciales deben ser escalonadas, con cita previa y por un tiempo máximo de una hora diaria, extremando las medidas de prevención y evitando el contacto físico y con una desinfección posterior del espacio en que se hayan celebrado.

En cuanto a los requisitos que deben cumplir los visitantes, en primer lugar, tendrán que firmar una declaración responsable para asegurar que no tienen sintomatología compatible con el COVID-19. En este sentido y para más seguridad, el centro contará con un registro de visitas al objeto de poder alertar a posibles contactos en caso de contagio.

En segundo lugar, los visitantes deberán dejar su ropa de abrigo en una bolsa cerrada a la entrada del centro y llevar consigo (sin apoyar en ningún lado) sus bolsos de mano o carteras.

En tercer lugar, los visitantes acudirán provistos de mascarilla que deberán abrir y colocarse tras el lavado de manos en presencia del personal del centro. En cuarto lugar, los visitantes no podrán introducir comida sin envasar, u objetos del exterior que no sea posible desinfectar. Finalmente, no se admitirán visitas con niños/as.

En cuanto al espacio en el que llevar a cabo las visitas, siempre que sea posible se realizarán en espacios exteriores que se adecuarán para cumplir con la exigencia de distancia de seguridad. Concretamente, se priorizarán las dependencias con acceso directo desde el exterior a fin de evitar la deambulación por el centro. No obstante, en el caso de visitas a personas encamadas, el familiar, adecuadamente protegido, será acompañado por un profesional del centro hasta la habitación del residente, no pudiendo salir de la misma hasta el final de la visita.

Más allá del régimen de visitas físicas, el centro también facilitará a los residentes el contacto telemático con sus familiares y allegados y, especialmente, se asegurará que pueda realizarlo la persona que deba estar en asilamiento.

Pruebas PCR e Ingresos:
Los usuarios de residencias sospechosos de padecer coronavirus serán aislados de forma preventiva inmediatamente y sometidos a pruebas PCR dentro de las 24 horas inmediatas desde la notificación por parte del centro. El residente aislado no podrá recibir visitas. En caso de ser la PCR negativa se dará por finalizado el aislamiento salvo que exista alguna circunstancia que haga sospechar que el negativo no es concluyente, circunstancia ante la que el coordinador COVID del centro solicitará una nueva prueba para ratificar el resultado. Los mismos plazos aplicarán a los trabajadores sospechosos de ser portadores del Covid-19.

En cuanto a los nuevos ingresos y retorno de residentes que hayan estado ausentes y tengan reserva de plaza se permitirán, pero siempre que el centro no haya tenido positivos de COVID-19, tanto entre usuarios como en trabajadores, en los 15 días previos. Cuando la estructura del centro lo permita, este requisito se puede entender como referido a cada planta o zona de agrupación de residentes atendidos por los mismos profesionales.

Para aquellos residentes que vuelvan de un hospital, se constatará la ausencia de síntomas compatibles con COVID-19 y en todo caso se prevé la prueba de PCR, preferentemente con carácter previo al ingreso. Solo si la prueba da negativo, en el plazo de 24 horas desde que se notifique, se podrá efectuar el ingreso. Pese a todo, estos usuarios serán sometidos a una “especial vigilancia”.

Prácticas:
Se podrán realizar prácticas formativas regladas en los centros de servicios sociales siempre que no existan casos COVID+ confirmados. Los centros educativos asumirán la formación de los estudiantes en el uso de los materiales de protección, así como el coste los mismos.

Más información en: https://www.scsalud.es/coronavirus

Aragón. Orden de 15 de febrero de 2021

Normativa de Referencia:
ORDEN CDS/1255/2020, de 14 de diciembre, por la que se adoptan medidas especiales durante el periodo navideño dirigidas a los centros de servicios sociales especializados de naturaleza residencial y otras modificaciones.

ORDEN CDS/945/2020, de 30 de septiembre, por la que se actualizan las medidas de prevención y contención en los centros de servicios sociales especializados para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia producida por el virus SARSCoV-2 tras la finalización del estado de alarma.

ORDEN CDS/916/2020, de 24 de septiembre, por la que se levanta la suspensión de la aplicación parcial y se modifican medidas y anexos de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio, por la que se adoptan medidas de prevención y contención en los centros de servicios sociales especializados para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia producida por el virus SARS-CoV-2 tras la finalización del estado de alarma y se prevé medida temporal con motivo de las Fiestas del Pilar

ORDEN SAN/749/2020, de 17 de agosto, sobre actuaciones en materia de salud pública para responder ante la situación de especial riesgo derivada del incremento de brotes epidémicos de COVID-19.

Salidas:
Las personas residentes, sin síntomas y sin contacto estrecho con caso posible o confirmado de infección producida por coronavirus o que hayan superado la infección por coronavirus y exista una serología o una prueba diagnóstica que así lo indique, que, de forma voluntaria y temporal, decidan trasladarse a domicilio particular por la situación del centro a nivel sanitario y epidemiológico, tienen derecho a reserva de plaza.

Se permiten las salidas voluntarias y temporales de personas residentes, sin síntomas y sin contacto estrecho con caso posible o confirmado de infección producida por coronavirus o que hayan superado la infección por coronavirus y exista una serología o una prueba diagnóstica que así lo indique, por motivos distintos al contemplado en el punto anterior, siempre que la duración de la salida sea por tiempo superior a diez días. En consecuencia, las salidas con pernocta por tiempo inferior no están permitidas.

Las personas que se hagan cargo de la persona residente no han de presentar cuadro clínico compatible con la infección producida por coronavirus, ni estar en aislamiento domiciliario debido a un diagnóstico por coronavirus, o en periodo de cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto estrecho con caso posible o confirmado. Además, deberán presentar en la residencia solicitud para su salida y tendrán especial cuidado en que se cumplan las medidas de prevención e higiene.

Visitas:
Las personas residentes sin síntomas y sin contacto estrecho con caso posible o confirmado pueden recibir visitas de familiares, o en su caso, de otros allegados o personas de referencia. Se incluye en esta habilitación las visitas a residentes que, cumpliendo las condiciones anteriores, se hallan en aislamiento con motivo de su retorno a la residencia y por tratarse de nuevos ingresos.

Deberá extremarse el cumplimiento de las medidas de prevención e higiene indicadas por las autoridades sanitarias, antes y durante el desarrollo de las visitas y, en especial, uso de mascarillas e higiene de manos. Además, deberán cumplirse los siguientes requisitos mínimos:

• Solo podrá permitirse la entrada de un familiar, allegado o persona de referencia por residente siendo la duración máxima de la reunión de 60 minutos.

• El visitante no ha de presentar cuadro clínico compatible con la infección, debiendo comprobarse este requisito por personal de la residencia, ni estar en aislamiento domiciliario debido a un diagnóstico por coronavirus, o en periodo de cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto estrecho con caso posible o confirmado.

• Las personas responsables de la residencia tendrán que informar a los visitantes de la obligación de cumplir las medidas de prevención e higiene. Se apela al compromiso y responsabilidad del visitante de su debido cumplimiento.

• El visitante deberá firmar una declaración responsable, de acuerdo con el modelo recogido en el anexo VI de la presente Orden.

• Las visitas se concertarán mediante sistema de cita previa, en función de la capacidad organizativa del centro.

• Las visitas deberán realizarse preferentemente en espacio exterior.

• En el supuesto de no disponer de espacio exterior o la situación meteorológica lo impida, las visitas se desarrollarán en un espacio independiente y habilitado al efecto.

• Deberá extremarse la ventilación periódica, limpieza y desinfección de los espacios utilizados, con especial atención a las zonas de tránsito y las superficies de contacto.

• Deberá señalarse de forma clara la distancia interpersonal de dos metros o instalarse medidas de separación.

• Durante la visita será obligatorio el uso de medios de protección adecuados tanto por parte del visitante como del residente pudiendo, de cumplirse esta condición por ambas partes, mantener una distancia interpersonal inferior a la establecida.

• De no ir provisto el visitante de los medios de protección adecuados, las entidades de acción social tendrán que facilitarlos para que estos puedan acceder a las instalaciones.

• Las personas responsables de los centros de servicios sociales, llevarán un registro de visitas en el que se hará constar la identificación del visitado y visitante.

• Se realizará vigilancia activa de aparición de síntomas no siendo necesario el aislamiento de la persona residente tras la visita.

Respetando la decisión que hubiera podido ser adoptada por la persona residente o, en su caso, la no oposición, las entidades de acción social permitirán la entrada de familiares, allegados o personas de referencia para acompañar a la persona residente que se encuentre en estado previsible de muerte inminente.

Pruebas PCR e Ingresos:
Los centros podrán admitir nuevos ingresos, con independencia de su origen, es decir, ya sean procedentes de domicilio particular u otra residencia, siempre que, en este último caso, la situación del centro de origen a nivel sanitario y epidemiológico se hubiera resuelto o no hubiera presentado caso confirmado con infección activa, debiendo cumplirse los siguientes requisitos:

• Que el centro no presente más de dos casos en sospecha o un caso confirmado con infección activa.

• Disponer de habitaciones individuales destinadas exclusivamente a enfermería, a razón de una por cada veinte camas o fracción del total de plazas del centro, no incluyendo en este cómputo las habitaciones individuales.

• Disponer de un plan de contingencia.

• Con anterioridad al ingreso, se solicitará la realización de prueba diagnóstica de coronavirus. A la vista del resultado, podrá ingresar en el centro cuando hubiera obtenido resultado negativo en la prueba diagnóstica o de resultar positivo siendo asintomático, cuando el resultado de la prueba serológica identifique una infección resuelta (IgG positiva). Se recomienda la realización de las pruebas en el plazo de tres días, previo al ingreso.

• El mismo día del ingreso, el personal de la residencia comprobará la acreditación de la realización de prueba diagnóstica. Además, la persona residente no ha de presentar cuadro clínico compatible con la infección, debiendo comprobarse este requisito por personal de la residencia, ni haber estado en contacto estrecho con caso posible o confirmado.

• La nueva persona residente será sometida a aislamiento preventivo durante diez días. No obstante, no se requiere someter al nuevo residente a aislamiento preventivo ni a otras medidas excepcionales, en aquellos casos en los que se identifique mediante prueba serológica de alto rendimiento que la infección está resuelta.

• Las personas responsables de los centros de servicios sociales especializados llevarán un registro en el que se identificará a las personas con las que el residente hubiese convivido, al menos en los 15 días anteriores a su ingreso, con indicación de domicilio y teléfonos de contacto.

• Los nuevos ingresos, en cuanto que, suponen cambios en la ocupación real de las residencias deberán ser registrados en el sistema de información destinado a centros de servicios sociales especializados, en los dos días siguientes al ingreso.

Cuando se trate del ingreso en plazas privadas o plazas concertadas, las entidades de acción social, a través de quien ejerza la representación, comunicarán al órgano competente en materia de servicios sociales, con carácter previo a la admisión, los nuevos ingresos que se produzcan en la residencia. Al efecto, el representante deberá firmar la declaración responsable sobre el cumplimiento de los requisitos materiales y personales para el ingreso de nuevas personas usuarias en los centros y servicios especializados de carácter residencial y presentarlo a los correos corporativos inspeccioncsociales@aragon.es o registrocsociales@aragon.es

Intervención:
La ORDEN CDS/945/2020 autoriza la intervención en residencias para ordenar por motivos de salud pública la reubicación y aislamiento de las personas residentes, de acuerdo a la clasificación que se disponga; prestar apoyo puntual; ordenar el traslado de residentes afectados por la infección producida por coronavirus a dispositivos especiales de cuidados COVID-19 y/o atribuir temporalmente a un empleado público u otro profesional que cuente con capacitación suficiente, la dirección y coordinación asistencial de una residencia.

Con respecto a la reubicación y aislamiento de residentes, cuando concurran razones de riesgo de transmisión, los responsables de las residencias que hubieran sido designados clasificarán a los residentes y procederán a su reubicación y aislamiento, en el plazo máximo de 24 horas. Los residentes de los centros de servicios sociales especializados se clasificarán en:

• Residentes sin síntomas y sin contacto estrecho con caso posible o confirmado por COVID;

• Residentes sin síntomas y en aislamiento por contacto estrecho con caso probable o confirmado por COVID, o aquellos en cuarentena por retorno con derecho de reserva de plaza o nuevos ingresos;

• Residentes con síntomas compatibles con COVID, sin prueba realizada;

• Residentes confirmados en aislamiento, con prueba positiva de COVID;

• Residentes recuperados COVID.

Deberá preverse en el plan de contingencia la ubicación y aislamiento de residentes en las zonas que procedan, de acuerdo con la clasificación efectuada. Además, se distribuirá al personal, de tal manera, que permita reducir al mínimo posible el número de trabajadores en contacto directo con personas usuarias afectadas por la infección. El centro también deberá atender especialmente, el mantenimiento en la zona de aislamiento que le corresponda a aquellas personas deambulantes o errantes, con trastorno neurocognitivo, de manera que se les permita deambular sin que les resulte posible salir de esa zona de aislamiento, evitando la utilización de sujeción mecánica o química.

En relación a la prestación de apoyo puntual a las residencias, las entidades deberán comunicar a los órganos competentes en materia de salud pública y de servicios sociales: la imposibilidad de cumplir las medidas relativas a la ubicación y aislamiento de residentes; la imposibilidad de garantizar una atención adecuada a los residentes por ausencia de medios personales; la imposibilidad de cumplir con las medidas de limpieza y desinfección de los centros por ausencia de medios personales y de limpieza y/o la imposibilidad de contar con los medios de protección adecuados por la situación del mercado. Posteriormente, los órganos competentes valorarán la situación y, en su caso, auxiliarán a los centros sociales activando todos los medios ordinarios y excepcionales disponibles en su territorio, si bien, el coste de las medidas que pudieran adoptarse correrá a cargo de la entidad de acción social responsable.

Por lo que se refiere a las derivaciones de residentes a los dispositivos especiales de cuidados COVID-19, la orden establece que se derivará a las personas que presenten infección activa y que por su cuadro clínico no requieran hospitalización o que hubieran obtenido resultado negativo en la prueba diagnóstica, cuando en los centros de origen exista un elevado porcentaje de casos confirmados. No obstante, lo anterior, atendiendo a las plazas que se dispongan en estos dispositivos, por razón de la emergencia sanitaria, la derivación de residentes, en los casos indicados, se ajustará a criterios generales de edad (tendrán prioridad los residentes mayores de 65 años) y de situación del centro.

Las personas designadas por los órganos competentes en materia de salud pública y servicios sociales serán las competentes para acordar la derivación de residentes. La derivación se efectuará siempre que no exista manifestación de voluntad en contra al traslado a los dispositivos por la persona residente o, en su caso, por quien ejerza la representación. No obstante, las autoridades competentes en materia de salud pública y servicios sociales podrán recabar la autorización o ratificación judicial de la medida de intervención consistente en la derivación de personas residentes.

En los dispositivos especiales de cuidados COVID-19 se garantizará la debida atención y la información diaria sobre la evolución de las personas usuarias a sus familiares, allegados y personas de referencia y la puesta a disposición de medios que permitan la comunicación entre las personas residentes y sus familiares, allegados o persona de referencia.

Finalmente, con respecto a la atribución temporal de dirección y coordinación asistencial, los órganos competentes en materia de sanidad y de servicios sociales podrán atribuir temporalmente a un empleado público u otro profesional que cuente con capacitación suficiente, la dirección y coordinación asistencial de una residencia en los supuestos que se relacionan a continuación: existencia de un elevado número de residentes en aislamiento por contacto estrecho con caso posible o confirmado de COVID-19, por presentar síntomas compatibles con COVID-19 o por tratarse de casos confirmados; incremento no esperado de fallecimientos durante la crisis sanitaria y/o cualquier otra circunstancia análoga que ponga en grave peligro la integridad y sostenimiento del servicio que se presta.

La entidad de acción social deberá cooperar y facilitar cuanta información resulte necesaria para el desempeño de la función directiva y de coordinación de la actividad asistencial. La medida de intervención finalizará cuando la situación del centro a nivel sanitario y epidemiológico se haya resuelto.

Prácticas:
Se restringe el acceso de personas en los centros de servicios sociales especializados salvo, entre otros supuestos, la realización de prácticas universitarias y del módulo profesional obligatorio de las enseñanzas de formación profesional, que se sujetarán a los documentos de colaboración suscritos entre las partes. No obstante, no tendrán acceso a las zonas destinadas al aislamiento de personas usuarias y firmarán un documento de consentimiento informado en el que conste que cumplen lo dispuesto en el apartado a) del punto 2 de la presente medida, que han sido informados de los riesgos de contagio, de las medidas de prevención e higiene y de su compromiso al debido cumplimiento y de la situación del centro a nivel sanitario y epidemiológico.

Más información en: https://www.aragon.es/coronavirus

Galicia. Orden de 15 de febrero de 2021

Normativa de Referencia:
Resolución do 15 de febreiro de 2021, conxunta da Consellería de Sanidade e da Consellería de Política Social, pola que se aproban medidas específicas que deberán adoptarse nos centros residenciais de maiores e persoas con discapacidade en relación co réxime de permisos e visitas, no contexto da situación epidemiolóxica relacionada coa infección ocasionada polo virus SARS-COV-2 (COVID-19).

RESOLUCIÓN del 21 de enero de 2021, conjunta de la Consellería de Sanidad y de la Consellería de Política Social, por la que se aprueban medidas específicas que deberán adoptarse en los centros residenciales de personas con discapacidad en relación con el régimen de permisos, en el contexto de la situación epidemiológica relacionada con la infección ocasionada por el virus SARS-COV2 (COVID-19).

Resolución Conjunta de la Consejería de Sanidad y de la Consejería de Política Social de 17 de septiembre de 2020 por la que se aprueban las medidas específicas que deberán adoptarse en los centros residenciales socio-sanitarios en relación con el régimen de visitas, salidas y otros aspectos organizativos, y las medidas específicas para los centros de atención diurna, en el contexto de la situación epidemiológica relacionada con la infección ocasionada por el virus SARS-COV-2 (COVID-19).

ORDEN de 15 de agosto de 2020 por la que se modifican determinadas medidas previstas en el Acuerdo del Consello de la Xunta de Galicia, de 12 de junio de 2020, sobre medidas de prevención necesarias para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, una vez superada la fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad.

Protocolo conjunto de la Consejería de Sanidad y la Consejería de Política Social para establecer las medidas específicas que deberán adoptarse en los centros sociosanitarios, teniendo en cuenta lo indicado al respecto en la declaración de actuaciones coordinadas en salud pública para responder a la situación especial derivada del incremento de casos positivos por COVID-19 del 17 de noviembre de 2020.

Protocolo para el manejo de la infección por SARS-CoV-2 (COVID-19) en el ámbito de las residencias de mayores de 16 de octubre de 2020

Salidas:
Se limitan al máximo las salidas de los residentes fuera del recinto residencial. Esta limitación se aplica a todas las salidas de carácter social, familiar o por vacaciones. Los residentes no infectados podrán acudir a sus visitas médicas y hospitalarias acompañados de un familiar de referencia o del personal asistencial de los centros, siempre llevando mascarilla y respetando las medidas de seguridad y distancia social. No es necesario su aislamiento a la vuelta de una cita médica.

Si el centro residencial no cuenta con jardines o espacios al aire libre, se permitirán las salidas para pasear en un radio de 1 km alrededor del centro.

Se evitará el aislamiento de los residentes después de una salida siempre y cuando no presenten síntomas compatibles con la COVID-19. El aislamiento solo se realizará cuando el residente esté pendiente de la toma o del resultado de una PCR.

Visitas:
En los centros residenciales sociosanitarios en los que hayan transcurrido 10 días desde la administración de la segunda dosis de la vacuna, se permitirán las visitas a cada usuario hasta un máximo de 3 a la semana, a las que podrá acudir 1 de las personas de referencia de éste.

Para evitar aglomeraciones, las visitas deberán realizarse con cita previa, aportando el día, la hora y el nombre de la persona visitante. Además, se elaborará una lista de personas de referencia para cada residente, que deberán estar exentas de cualquier síntoma compatible con la COVID-19. Por razones organizativas, los visitantes deberán acudir al centro con 15 minutos de antelación.

Siempre que sea posible, las visitas tendrán lugar en un espacio abierto ajardinado. También se habilitará una sala específica para visitas, que deberá estar situada cerca de la entrada, correctamente ventilada y dotada de dispensadores de solución hidroalcohólica.

Se establecerán circuitos de entrada y salida para evitar el contacto con otros residentes.

Solamente se realizarán visitas en las habitaciones a los residentes encamados o en situación de final de vida.

Pruebas PCR e Ingresos:
En las residencias donde exista un foco de infección por COVID-19, se tratará de evitar el aislamiento de los residentes en las habitaciones, salvo en los casos en los que hayan tenido contactos estrechos con las personas infectadas, a los que se les realizará una PCR en el día 10 desde el último contacto. Si la PCR es negativa, los residentes podrán volver a interactuar con las 10 personas de su grupo de convivencia estable.

Todos los nuevos residentes que ingresen en la residencia tendrán que haberse realizado la prueba PCR en las últimas 72 horas. En cuanto a los trabajadores del centro, tendrán que realizarse la prueba si son nuevos trabajadores o tras periodos vacacionales superiores a 7 días, y siempre 72 horas antes del ingreso en el centro.

Prácticas:
En el protocolo Protocolo conxunto da Consellería de Sanidade e da Consellería de Política Social para o manexo da crise sanitaria provocada polo virus SARS CoV-2 (COVID-19) nas residencias de maiores e noutros centros sociosanitarios se señala que “Os/as profesionais e o persoal de prácticas que accedan ao centro para realizar actividades terapéuticas ou de outra índole no que exista contacto directo coas persoas residentes, como por exemplo actividades de fisioterapia, podoloxía etc., deberán cumprir as medidas establecidas para o persoal en canto á vixilancia e control de síntomas e utilizarán as adecuadas medidas de protección”.

Más información en: https://coronavirus.sergas.gal/

Andalucía. Orden de 12 de febrero de 2021

Normativa de Referencia:
Orden de 12 de febrero de 2021, por la que se modifica la Orden de 8 de noviembre de 2020, por la que se modulan los niveles de alerta 3 y 4 como consecuencia de la situación crítica epidemiológica derivada del COVID-19 en la Comunidad Autónoma de Andalucía y la Orden de 4 de diciembre de 2020, por la que se actualizan las medidas preventivas de salud pública en los centros sociosanitarios, otros centros de servicios sociales y de servicio de la Comunidad Autónoma de Andalucía para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus (COVID-19).

Orden de 11 de enero de 2021 por la que se modifica la Orden de 4 de diciembre de 2020, por la que se actualizan las medidas preventivas de salud pública en los centros sociosanitarios, otros centros de servicios sociales y de servicio de la Comunidad Autónoma de Andalucía para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus (COVID-19).

Orden de 4 de diciembre de 2020, por la que se actualizan las medidas preventivas de salud pública en los centros sociosanitarios, otros centros de servicios sociales y de servicio de la Comunidad Autónoma de Andalucía para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus.

Orden de 29 de septiembre de 2020, por la que se adoptan medidas específicas temporales y excepcionales por razón de salud pública para la contención de la COVID-19, en localidades o parte de las mismas donde se haya acordado restricción a la movilidad de la población de una localidad o parte de la misma.

Orden de 22 de septiembre de 2020, por la que se adoptan medidas preventivas de salud pública en centros sociosanitarios de la Comunidad Autónoma de Andalucía para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus (COVID-19).

Orden de 1 de septiembre de 2020, por la que se modifica la Orden de 19 de junio de 2020, para la aplicación en la Comunidad Autónoma de Andalucía de medidas de prevención en materia de salud pública para responder ante la situación de especial riesgo derivada del incremento de casos positivos por COVID-19.

Salidas:
Suspensión de las salidas desde el día 12 de enero de 2021 hasta la finalización del período de vacunación del grupo 1 de la primera fase del Plan de Vacunación contra la COVID-19 de la Junta de Andalucía.

Finalizada la primera etapa de vacunación frente a la COVID-19, las salidas de usuarios de centros residenciales de personas mayores y de grandes dependientes se realizarán con los siguientes requisitos:

a) Los centros residenciales de personas mayores y de grandes dependientes permitirán las salidas de los residentes siempre que hayan pasado al menos 7 días de la segunda dosis de vacuna, periodo en el que se consigue inmunidad suficiente para la protección de las personas vacunadas frente a la COVID-19.

b) Deberán mantenerse las medidas de protección y prevención ya que en base al conocimiento científico actual, la vacunación frente a la COVID-19 ofrece protección de la enfermedad, pero no evita la infección y por tanto la capacidad de transmisión a otras personas.

c) Se suspenden las salidas en el caso de un nivel de alerta 4 grado 2 del municipio donde se encuentre ubicado el centro residencial, o del municipio en que resida el familiar.

Visitas:
Suspensión de las salidas desde el día 12 de enero de 2021 hasta la finalización del período de vacunación del grupo 1 de la primera fase del Plan de Vacunación contra la COVID-19 de la Junta de Andalucía.

Para paliar los efectos negativos acumulados de esta suspensión, en el marco del Plan de Humanización del centro residencial se potenciarán las actividades grupales dentro del mismo en grupos estables de convivencia y se intensificará la comunicación diaria con la familia mediante medios telemáticos, como teléfono, videoconferencias y otros disponibles.

Finalizada la primera etapa de vacunación frente a la COVID-19, las visitas en centros residenciales de personas mayores y de grandes dependientes se realizarán con los siguientes requisitos:

a) Los centros residenciales de personas mayores y de grandes dependientes permitirán las visitas de los familiares, siempre que hayan pasado al menos 7 días de la segunda dosis de vacuna, periodo en el que se consigue inmunidad suficiente para la protección de las personas vacunadas frente a la COVID-19.

b) Deberán mantenerse las medidas de protección y prevención ya que, en base al conocimiento científico actual, la vacunación frente a la COVID-19 ofrece protección de la enfermedad, pero no evita la infección y por tanto la capacidad de transmisión a otras personas.

c) Se suspenden las visitas en el caso de un nivel de alerta 4 grado 2 del municipio donde se encuentre ubicado el centro residencial, o del municipio en que resida el familiar.

d) No obstante lo dispuesto en los apartados anteriores, se permitirá siempre la visita de familiares en el supuesto de residentes que se encuentren en su etapa final de la vida.

Pruebas PCR e Ingresos:
Los nuevos ingresos en centros residenciales se producirán en aquellos que no cuenten con casos positivos tras 14 días desde la fecha de levantamiento del aislamiento del último caso en residentes.

En los casos confirmados que sean residentes en centros residenciales que no cumplan criterios de hospitalización y sean tratados en la residencia, el aislamiento se mantendrá hasta transcurridos tres días desde la resolución de la fiebre y del cuadro clínico, con un mínimo de 14 días desde el inicio de los síntomas.

Los casos que han requerido ingreso hospitalario podrán recibir el alta hospitalaria si su situación clínica lo permite, aunque la PCR siga siendo positiva, pero se deberá mantener aislamiento con monitorización de su situación clínica 20 días desde el inicio de síntomas.

A partir de estos 20 días, siempre bajo criterio clínico, se podrá finalizar el aislamiento si han transcurrido 3 días desde la resolución de la fiebre y el cuadro clínico.

No será preciso aislamiento si está disponible PCR negativa o serología con IgG positiva solicitados durante la hospitalización.

Si el caso positivo es un trabajador, el tiempo comenzará a contar desde que el trabajador ha dejado de acudir al centro residencial hasta completar los 14 días, y siempre que se haya completado el estudio de contactos del caso.

Si con relación al trabajador se identifica una exposición de alto riesgo ajena al centro al que atribuir el origen de la infección y no genera contactos estrechos en el centro residencial, no se considerará como caso del mismo. Los contactos estrechos son aquellos que hayan estado en el mismo lugar que un caso confirmado, a una distancia menor de 1,5 metros y durante más de 15 minutos, sin usar las medidas de protección adecuadas (mascarillas y otros).

En el supuesto de personas usuarias que voluntariamente hayan regresado a su domicilio habitual y retornen al centro residencial, se aplicarán las mismas condiciones exigidas a las personas de nuevo ingreso. Se realizará una PDIA a toda persona que ingrese por primera vez y al residente que regrese tras un periodo prolongado fuera del centro en las 72 horas previas a su ingreso, entendiéndose a estos efectos periodo prolongado a más de 4 días.

Será responsabilidad de la dirección de los centros la comunicación de esta medida a los residentes.

Se realizará PDIA a todas las personas ingresadas en hospital por motivo diferente a una infección por COVID-19, cuyo destino al alta sea un centro sociosanitario, independientemente de los días de ingreso, en las 72 horas previas a su traslado al centro residencial. En ningún caso podrá procederse al alta hospitalaria, si no se tienen los resultados de la PCR.

Los pacientes que reciban el alta hospitalaria con resultados analíticos PCR negativos, deberán permanecer en cuarentena durante 10 días, entendida ésta como la separación y restricción de movimientos aplicada a una persona que está asintomática y que puede haber estado en contacto con una fuente de infección y vigilancia activa de los síntomas.
Los pacientes que reciban el alta hospitalaria con resultados analíticos PCR positivo, no podrán trasladarse a un centro sociosanitario libre de brotes.

En cualquier caso, si el paciente tiene un resultado a una prueba serológica positiva para IgG se considerará infección resuelta, independientemente del resultado de la PCR.
Las personas dadas de alta por motivo diferente a la infección por COVID-19 y con resultados analíticos PCR negativo regresarán, siempre que sea posible y de manera temporal, a un centro residencial sin casos de infección COVID-19, si en el centro de origen se ha declarado un brote y permanece activo.

Los centros residenciales y todos aquellos otros centros de carácter sociosanitario asimilados que cuenten con profesionales sanitarios de medicina o enfermería, realizarán la toma de muestras para la práctica de las PDIAs, tanto de residentes y usuarios como de trabajadores del centro, previa capacitación por parte de profesionales sanitarios del Sistema Sanitario Público, que, a su vez, definirá el circuito de envío de las mismas.

En el caso de los centros residenciales y todos aquellos otros centros de carácter sociosanitario asimilados que no cuenten con profesionales sanitarios de medicina o enfermería, la prueba será realizada por profesionales del Sistema Sanitario Público.

Se utilizarán test serológicos para las personas con discapacidad en que se tenga una alta dificultad en la extracción nasofaríngea de la muestra, continuándose con el procedimiento de diagnóstico en función de los resultados del test serológico.

Todo nuevo ingreso o regreso deberá realizar cuarentena durante 14 días, durante los cuales se realizará vigilancia activa de síntomas por parte del personal del centro.

Para conseguir un adecuado nivel de inmunidad colectiva, en aquellos centros residenciales de personas mayores y grandes dependientes con brotes activos de infección COVID-19, los profesionales sanitarios referentes de los mismos realizarán una valoración individualizada de los residentes y de los trabajadores para proceder a establecer las personas con indicación de vacuna.

Más información en:  https://www.juntadeandalucia.es/organismos/saludyfamilias/areas/salud-vida/paginas/Nuevo_Coronavirus.html

Los residentes y trabajadores de DomusVi ya empiezan a recibir la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19

La red de centros sociosanitarios inicia la siguiente fase del proceso de vacunación en aquellos centros que recibieron la primera dosis a finales de diciembre de 2020

DomusVi ha comenzado esta semana a administrar la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19 en sus residencias. Así, 50 mayores del centro Magán, en Torrejón de la Calzada (Madrid), que recibieron la primera dosis a finales de diciembre, serán los primeros en adquirir la inmunidad frente al virus en los próximos 10 días. DomusVi pone así en marcha esta segunda fase de vacunación, que alcanzará todas las residencias de la compañía.

Marcelina Ajates, vecina de Torrejón de la Calzada, había recibido la primera dosis de la vacuna el pasado 28 de diciembre, por lo que este lunes cumplía exactamente 21 días desde la primera inyección. Tras recibir la segunda dosis y los aplausos de los otros residentes y de los profesionales que trabajan en el centro Magán, Marcelina ha asegurado encontrarse “esperanzada” y “con muchas ganas de que este proceso siga avanzando”. Continue reading

8.600 residentes y más de 4.000 trabajadores de DomusVi ya están vacunados contra el COVID-19

La primera dosis de la vacuna ya se ha administrado en 89 residencias de la compañía

El ritmo de vacunación avanza a paso firme en las residencias de personas mayores, discapacidad y salud mental de DomusVi. Desde el 27 de diciembre de 2020, día en el que se administró la primera vacuna, y hasta la fecha, 8.665 residentes ya han sido vacunados, lo que supone un 57% del total de las 15.243 personas mayores y/o con dependencia que residen en los centros de DomusVi. Asimismo, un total de 4.308 trabajadores han recibido la primera dosis de la vacuna de Pfizer. El total de personas vacunadas en centros de DomusVi (12.973) a día de hoy, representa un 4,7% del total de todas las personas vacunadas en España, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad.

En estas primeras semanas del proceso de vacunación, la aceptación de la vacuna, tanto entre los residentes como entre los empleados de las 89 residencias en las ya que se ha administrado la primera dosis, es muy elevada. Un 97,5% de los residentes en los centros donde ya se ha vacunado aceptaron su administración, mientras que sólo un 2,5% la rechazó. En cuanto a los empleados de dichos centros, un 91% aceptó ponerse la vacuna y sólo un 9% la desestimó, mayoritariamente por embarazo u otras razones médicas. Continue reading

Islas Canarias. Orden de 12 de enero de 2021

Normativa de Referencia:
• Resolución de 8 de enero de 2021, por la que se dispone la publicación del Acuerdo por el que se aprueban medidas específicas y temporales en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias, para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, una vez superada la Fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, finalizada la vigencia de las medidas propias del estado de alarma.

• ORDEN conjunta de 4 de diciembre de 2020, por la que se actualizan las medidas de prevención aplicables al régimen de visitas, salidas y desplazamientos, retornos y nuevos ingresos en centros y demás establecimientos residenciales de personas mayores y con discapacidad, públicos o privados, durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por la pandemia derivada de la COVID-19 en la Comunidad Autónoma de Canarias.

• Resolución de 4 de septiembre de 2020, por la que se dispone la publicación del Acuerdo que aprueba la actualización de determinadas medidas de prevención establecidas mediante Acuerdo del Gobierno de 19 de junio de 2020, para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, una vez superada la Fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, finalizada la vigencia de las medidas propias del estado de alarma.

• Resolución de 20 de agosto de 2020, por la que se dispone la publicación del Acuerdo que aprueba la actualización de determinadas medidas de prevención establecidas mediante Acuerdo del Gobierno de 19 de junio de 2020, para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, una vez superada la Fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, finalizada la vigencia de las medidas propias del estado de alarma.

Salidas:
Desde las 00:00 del 11 de enero de 2021 hasta el 24 de enero de 2021, en aquellos centros localizados en un territorio bajo un nivel de Alerta 3, se suspenden de las salidas de los residentes fuera de los centros, salvo aquellas otras situaciones que se consideren necesarias a criterio de la dirección del centro por motivo sanitario. De esta limitación estarán exentos aquellos pacientes que sean casos confirmados con infección resuelta.

Se limitarán las salidas de residentes en todos los Niveles de Alerta. No obstante, si el centro considera que debe autorizarse la salida de residentes:

– Se evitarán las salidas a cualquier vía o espacio de uso público donde puedan producirse aglomeraciones.

– Serán preferentemente en espacios exteriores, extremando medidas de protección adecuadas y evitando el contacto y la interacción con otras personas,

– Siempre se harán con acompañamiento de una persona trabajadora del centro, un familiar u otra persona responsable.

Visitas:
Desde las 00:00 del 11 de enero de 2021 hasta el 24 de enero de 2021, en aquellos centros localizados en un territorio bajo un:

– Nivel de alerta 2 : limitación de las visitas, que deberán ser supervisadas por personal de los centros, y se extremarán las medidas de prevención establecidas

– Nivel de Alerta 3: se suspenden las visitas externas, salvo en el caso de acompañamiento a pacientes terminales y aquellas otras situaciones que se consideren necesarias a criterio de la dirección del centro por motivo sanitario. De esta limitación estarán exentos aquellos pacientes que sean casos confirmados con infección resuelta.

Si la unidad territorial donde se encuentre el centro está en:
• Nivel de alerta 1: se permitirá una visita semanal de duración no superior a una hora, que podrán ser ampliables en número y tiempo, según las características de cada centro.
La dirección del centro, en función de las características de éste, organizará la realización de las visitas que se efectuarán siempre con cita previa, por un tiempo limitado y un familiar por residente (a ser posible siempre la misma persona) y evitando el contacto físico. Además, el centro se ocupará de escalonar las visitas a los residentes a lo largo del día, para evitar aglomeraciones.

Estas medidas se podrán exceptuar en el caso de personas que se encuentren en proceso del final de la vida.

Pruebas PCR e Ingresos:
La resolución del 4 de septiembre endurece las medidas y añade la recomendación de realizar cribados de pruebas PCR en grupos vulnerables (entre los que se encuentran los residentes de los centros de mayores) y también a los trabajadores sanitarios que tengan contacto directo con residentes.

a. El centro no debe contar con casos de nuevos diagnósticos confirmados de COVID-19 positivos en los 14 días previos al momento de producirse tanto el retorno como el nuevo ingreso.

b. Debe existir constatación de ausencia de sintomatología sospechosa de COVID-19:

– Con realización previa de PCR y en caso negativo se producirá el ingreso en el centro residencial en el plazo de 24 horas permaneciendo en cuarentena 10 días desde el ingreso.

– Ingreso en cuarentena y realización de PCR en el centro; si el resultado de la prueba fuera negativo continuará en cuarentena hasta 10 días desde el ingreso. Si el resultado de alguna de estas pruebas fuera positivo se valorará por el personal facultativo su traslado a otros recursos específicos.

– La cuarentena no será necesaria cuando los residentes hayan pasado la COVID-19 en los 3 meses anteriores, y que se les haya levantado el aislamiento.

c. El ritmo de retorno y de nuevos ingresos se realizará en función de la capacidad de atender pacientes en cuarentena que tenga cada centro.

Más información en: https://www.gobiernodecanarias.org/principal/coronavirus/

Andalucía. Orden de 12 de enero de 2021

Normativa de Referencia:
Orden de 11 de enero de 2021 por la que se modifica la Orden de 4 de diciembre de 2020, por la que se actualizan las medidas preventivas de salud pública en los centros sociosanitarios, otros centros de servicios sociales y de servicio de la Comunidad Autónoma de Andalucía para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus (COVID-19).

Orden de 4 de diciembre de 2020, por la que se actualizan las medidas preventivas de salud pública en los centros sociosanitarios, otros centros de servicios sociales y de servicio de la Comunidad Autónoma de Andalucía para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus.

Orden de 29 de septiembre de 2020, por la que se adoptan medidas específicas temporales y excepcionales por razón de salud pública para la contención de la COVID-19, en localidades o parte de las mismas donde se haya acordado restricción a la movilidad de la población de una localidad o parte de la misma.

Orden de 22 de septiembre de 2020, por la que se adoptan medidas preventivas de salud pública en centros sociosanitarios de la Comunidad Autónoma de Andalucía para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus (COVID-19).

Orden de 1 de septiembre de 2020, por la que se modifica la Orden de 19 de junio de 2020, para la aplicación en la Comunidad Autónoma de Andalucía de medidas de prevención en materia de salud pública para responder ante la situación de especial riesgo derivada del incremento de casos positivos por COVID-19.

Salidas:
Suspensión de las salidas desde el día 12 de enero de 2021 hasta la finalización del período de vacunación del grupo 1 de la primera fase del Plan de Vacunación contra la COVID-19 de la Junta de Andalucía.

Visitas:
Suspensión de las salidas desde el día 12 de enero de 2021 hasta la finalización del período de vacunación del grupo 1 de la primera fase del Plan de Vacunación contra la COVID-19 de la Junta de Andalucía.

Para paliar los efectos negativos acumulados de esta suspensión, en el marco del Plan de Humanización del centro residencial se potenciarán las actividades grupales dentro del mismo en grupos estables de convivencia y se intensificará la comunicación diaria con la familia mediante medios telemáticos, como teléfono, videoconferencias y otros disponibles.

Pruebas PCR e Ingresos:
Los nuevos ingresos en centros residenciales se producirán en aquellos que no cuenten con casos positivos tras 14 días desde la fecha de levantamiento del aislamiento del último caso en residentes.

En los casos confirmados que sean residentes en centros residenciales que no cumplan criterios de hospitalización y sean tratados en la residencia, el aislamiento se mantendrá hasta transcurridos tres días desde la resolución de la fiebre y del cuadro clínico, con un mínimo de 14 días desde el inicio de los síntomas.

Los casos que han requerido ingreso hospitalario podrán recibir el alta hospitalaria si su situación clínica lo permite, aunque la PCR siga siendo positiva, pero se deberá mantener aislamiento con monitorización de su situación clínica 20 días desde el inicio de síntomas. A partir de estos 20 días, siempre bajo criterio clínico, se podrá finalizar el aislamiento si han transcurrido 3 días desde la resolución de la fiebre y el cuadro clínico.

No será preciso aislamiento si está disponible PCR negativa o serología con IgG positiva solicitados durante la hospitalización.

Si el caso positivo es un trabajador, el tiempo comenzará a contar desde que el trabajador ha dejado de acudir al centro residencial hasta completar los 14 días, y siempre que se haya completado el estudio de contactos del caso.

Si con relación al trabajador se identifica una exposición de alto riesgo ajena al centro al que atribuir el origen de la infección y no genera contactos estrechos en el centro residencial, no se considerará como caso del mismo. Los contactos estrechos son aquellos que hayan estado en el mismo lugar que un caso confirmado, a una distancia menor de 1,5 metros y durante más de 15 minutos, sin usar las medidas de protección adecuadas (mascarillas y otros).

En el supuesto de personas usuarias que voluntariamente hayan regresado a su domicilio habitual y retornen al centro residencial, se aplicarán las mismas condiciones exigidas a las personas de nuevo ingreso. Se realizará una PDIA a toda persona que ingrese por primera vez y al residente que regrese tras un periodo prolongado fuera del centro en las 72 horas previas a su ingreso, entendiéndose a estos efectos periodo prolongado a más de 4 días.

Será responsabilidad de la dirección de los centros la comunicación de esta medida a los residentes.

Se realizará PDIA a todas las personas ingresadas en hospital por motivo diferente a una infección por COVID-19, cuyo destino al alta sea un centro sociosanitario, independientemente de los días de ingreso, en las 72 horas previas a su traslado al centro residencial. En ningún caso podrá procederse al alta hospitalaria, si no se tienen los resultados de la PCR.

Los pacientes que reciban el alta hospitalaria con resultados analíticos PCR negativos, deberán permanecer en cuarentena durante 10 días, entendida ésta como la separación y restricción de movimientos aplicada a una persona que está asintomática y que puede haber estado en contacto con una fuente de infección y vigilancia activa de los síntomas.
Los pacientes que reciban el alta hospitalaria con resultados analíticos PCR positivo, no podrán trasladarse a un centro sociosanitario libre de brotes.

En cualquier caso, si el paciente tiene un resultado a una prueba serológica positiva para IgG se considerará infección resuelta, independientemente del resultado de la PCR.
Las personas dadas de alta por motivo diferente a la infección por COVID-19 y con resultados analíticos PCR negativo regresarán, siempre que sea posible y de manera temporal, a un centro residencial sin casos de infección COVID-19, si en el centro de origen se ha declarado un brote y permanece activo.

Los centros residenciales y todos aquellos otros centros de carácter sociosanitario asimilados que cuenten con profesionales sanitarios de medicina o enfermería, realizarán la toma de muestras para la práctica de las PDIAs, tanto de residentes y usuarios como de trabajadores del centro, previa capacitación por parte de profesionales sanitarios del Sistema Sanitario Público, que, a su vez, definirá el circuito de envío de las mismas.

En el caso de los centros residenciales y todos aquellos otros centros de carácter sociosanitario asimilados que no cuenten con profesionales sanitarios de medicina o enfermería, la prueba será realizada por profesionales del Sistema Sanitario Público.

Se utilizarán test serológicos para las personas con discapacidad en que se tenga una alta dificultad en la extracción nasofaríngea de la muestra, continuándose con el procedimiento de diagnóstico en función de los resultados del test serológico.

Todo nuevo ingreso o regreso deberá realizar cuarentena durante 14 días, durante los cuales se realizará vigilancia activa de síntomas por parte del personal del centro.

Para conseguir un adecuado nivel de inmunidad colectiva, en aquellos centros residenciales de personas mayores y grandes dependientes con brotes activos de infección COVID-19, los profesionales sanitarios referentes de los mismos realizarán una valoración individualizada de los residentes y de los trabajadores para proceder a establecer las personas con indicación de vacuna.

Más información en: https://www.juntadeandalucia.es/organismos/saludyfamilias/areas/salud-vida/paginas/Nuevo_Coronavirus.html

Comunidad Valenciana. Orden de 8 de enero de 2021

Normativa de Referencia:
RESOLUCIÓN de 5 de enero de 2021, de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, por la que se establece el Plan de actuación en las residencias de personas mayores dependientes, los centros de día, las viviendas tuteladas y los CEAM/CIM y centros asimilados de la Comunitat Valenciana, en el contexto de crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19.

Salidas:
a) Actuaciones generales durante la pandemia: se mantendrán las salidas terapéuticas y por razones de salud
– Se procurará programar de forma preventiva salidas terapéuticas tras las restricciones temporales de movilidad por brote o por aislamiento preventivo, tras ingreso o salida del centro.
– Estas salidas no requerirán de pruebas diagnósticas ni cuarentena adicional posterior, salvo que durante ellas se haya producido contacto estrecho con un caso positivo de Covid-19.

b) Actuaciones en situación de nueva normalidad: ante la sospecha o confirmación de un brote de Covid-19 la dirección del centro suspenderá las salidas del centro y aplicará las medidas establecidas por la autoridad competente.
– Salidas Ordinarias: para los centros residenciales libres de Covid-19, el equipo directivo del centro elaborará un protocolo de actuación con el fin de garantizar las salidas de las personas residentes, así como el regreso de las mismas. El protocolo tendrá que regular las salidas para cada persona residente atendiendo a sus circunstancias personales y a la situación de pandemia y establecerá, al menos, la gestión de la demanda de salidas, designar profesional de referencia, registro, horarios, toma de temperatura, lavado de manos, uso de mascarilla, cambio de ropa y ducha tras el regreso. Estas salidas no requerirán de pruebas diagnósticas ni cuarentena adicional posterior, salvo que durante ellas se haya producido contacto estrecho con un caso positivo de Covid-19. Las salidas estarán restringidas a un único domicilio de una sola unidad de convivencia estable y manteniendo la misma burbuja de convivencia.
i. No estarán permitidas en los niveles 1, 2, 3 y 4 de alerta

– Salidas Vacacionales: durante un periodo igual o superior a 7 días. Deberán solicitarlo con antelación y firmar ellas o sus representantes legales, según el caso, el protocolo de salidas vacacionales. El reingreso se hará bajo las mismas condiciones que en el apartado de reingresos.
i. En el nivel de alerta 4, se podrán tomar medidas excepcionales que podrán incluir restricciones adicionales.

– Salidas para atención médica: se mantendrán las salidas motivadas por problemas de salud que, aunque tengan consideración de demorables, deban ser atendidos, a criterio médico. Estas salidas no requerirán de pruebas diagnósticas ni cuarentena adicional posterior, salvo que durante ellas se haya producido contacto estrecho con un caso positivo de Covid-19.
i. No estarán permitidas en los niveles 3 y 4 de alerta.

Visitas:
a) Actuaciones generales durante la pandemia:
– Se permitirán visitas para garantizar un proceso final de la vida digno a las personas mayores, para el alivio de la descompensación neurocognitiva de la persona residente, cuando así lo considere el equipo técnico profesional del centro.
o La visita se autorizará para una persona por turno. Excepcionalmente, en el caso de visitas motivadas para encontrarse la persona residente en el proceso final de la vida, la dirección del centro podrá autorizas un mayor número de visitantes por turno.
o La visita se realizará preferiblemente en una zona del centro que evite el máximo posible las zonas de paso común y con las debidas medidas de seguridad, higiene y prevención de la Covid-19 establecidas tanto para las personas profesionales como para las personas residentes y visitantes.

b) Actuaciones en situación de nueva normalidad: estarán permitidas, en los centros libres de Covid-19, las visitas ordinarias de una persona familiar, tutora o allegada por persona residente o de hasta tres personas en el caso de personas convivientes, que podrán entrar juntas, siempre con cita previa, de una duración máxima de una hora y al menos una vez a la semana. Las visitas se harán, preferiblemente, en espacios al aire libre y en todos los casos cumpliendo las normas de seguridad e higiene.
– En el nivel de alerta 4, se podrán tomar medidas excepcionales que podrán incluir restricciones adicionales.

Pruebas PCR e Ingresos:
Se permitirán los nuevos ingresos y reingresos de todas las personas usuarias que durante la pandemia hayan solicitado en algún momento la baja voluntaria con reserva de plaza o en su caso la salida por periodo vacacional. Para ello, el centro debe contar con la disponibilidad de plazas para aislamiento y siempre que el centro se encuentre libre de Covid-19 (sin brote ni sospecha de brote, o con brote cerrado).

La persona que solicite su reingreso, siempre que no presente síntomas compatibles con la Covid-19, tendrá que disponer de una prueba diagnóstica con resultado negativo para Covid-19 realizada dentro de las 72 horas previas al ingreso, y tendrá que someterse a aislamiento preventivo durante 10 días.

El aislamiento se realizará en una habitación individual con baño de uso exclusivo. En ningún caso, se procederá al reingreso de una persona que presente síntomas compatibles con una infección por Covid-19, En los reingresos tras alta hospitalaria se realizarán las pruebas y aislamiento que eventualmente determine la autoridad sanitaria.

– En los niveles de alerta 3 y 4 se suspenden, con carácter general, los nuevos ingresos. Únicamente se permitirán nuevos ingresos en centros libres de Covid con carácter excepcional y de urgencia social, que vendrá determinado por la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas.

Otras inclusiones:
– Comunicación externa: Se garantizará el contacto con familiares y personas tutoras o allegadas a través de medios telemáticos o, en su defecto, se facilitará información telefónica personalizada a la persona familiar o allegada de referencia para el centro sobre la situación de la persona residente.
– Actividades formativas para personas trabajadoras: se garantizará la formación específica y continuada de las personas trabajadoras en medidas de prevención y protección frente a la Covid-19.
– Se procurará la vacunación de los trabajadores frente a la gripe y la Covid-19.

Más información en: http://coronavirus.san.gva.es/es/estadisticas

Directrices éticas para la administración de la vacuna Covid19

El Comité de Ética Asistencial de DomusVi ha elaborado unas directrices éticas para regular la administración de la vacuna en el ámbito de los centros residenciales, centros de día y de atención a la salud mental y a la discapacidad que forman parte del grupo DomusVi y, por extensión, en el ámbito domiciliario y actividades complementarias, para ayudar a concienciar, si es necesario, a usuarios, familiares y equipos acerca del carácter beneficioso que tiene la vacunación.

Para ver el documento, clic en el siguiente enlaceDirectrices éticas para la administración de la vacuna Covid19

Islas Canarias. Orden de 10 de diciembre de 2020

Normativa de Referencia:

• ORDEN conjunta de 4 de diciembre de 2020, por la que se actualizan las medidas de prevención aplicables al régimen de visitas, salidas y desplazamientos, retornos y nuevos ingresos en centros y demás establecimientos residenciales de personas mayores y con discapacidad, públicos o privados, durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por la pandemia derivada de la COVID-19 en la Comunidad Autónoma de Canarias.

• Resolución de 4 de septiembre de 2020, por la que se dispone la publicación del Acuerdo que aprueba la actualización de determinadas medidas de prevención establecidas mediante Acuerdo del Gobierno de 19 de junio de 2020, para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, una vez superada la Fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, finalizada la vigencia de las medidas propias del estado de alarma.

• Resolución de 20 de agosto de 2020, por la que se dispone la publicación del Acuerdo que aprueba la actualización de determinadas medidas de prevención establecidas mediante Acuerdo del Gobierno de 19 de junio de 2020, para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, una vez superada la Fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, finalizada la vigencia de las medidas propias del estado de alarma.

Salidas:

Se limitarán las salidas de residentes en todos los Niveles de Alerta. No obstante, si el centro considera que debe autorizarse la salida de residentes:
– Se evitarán las salidas a cualquier vía o espacio de uso público donde puedan producirse aglomeraciones.
– Serán preferentemente en espacios exteriores, extremando medidas de protección adecuadas y evitando el contacto y la interacción con otras personas,
– Siempre se harán con acompañamiento de una persona trabajadora del centro, un familiar u otra persona responsable.

Visitas:
La dirección del centro, en función de las características de éste, organizará la realización de las visitas que se efectuarán siempre con cita previa, por un tiempo limitado y un familiar por residente (a ser posible siempre la misma persona) y evitando el contacto físico. Además, el centro se ocupará de escalonar las visitas a los residentes a lo largo del día, para evitar aglomeraciones.

Si la unidad territorial donde se encuentre el centro está en:
• Alerta 1: se permitirá una visita semanal de duración no superior a una hora, que podrán ser ampliables en número y tiempo, según las características de cada centro.
• Alerta 2 o superior, se permitirá una visita semanal de duración no superior a una hora y bajo supervisión de un trabajador.

Estas medidas se podrán exceptuar en el caso de personas que se encuentren en proceso del final de la vida.

Pruebas PCR e Ingresos:
La resolución del 4 de septiembre endurece las medidas y añade la recomendación de realizar cribados de pruebas PCR en grupos vulnerables (entre los que se encuentran los residentes de los centros de mayores) y también a los trabajadores sanitarios que tengan contacto directo con residentes.

a. El centro no debe contar con casos de nuevos diagnósticos confirmados de COVID-19 positivos en los 14 días previos al momento de producirse tanto el retorno como el nuevo ingreso.

b. Debe existir constatación de ausencia de sintomatología sospechosa de COVID-19:

– Con realización previa de PCR y en caso negativo se producirá el ingreso en el centro residencial en el plazo de 24 horas permaneciendo en cuarentena 10 días desde el ingreso.
– Ingreso en cuarentena y realización de PCR en el centro; si el resultado de la prueba fuera negativo continuará en cuarentena hasta 10 días desde el ingreso. Si el resultado de alguna de estas pruebas fuera positivo se valorará por el personal facultativo su traslado a otros recursos específicos.
– La cuarentena no será necesaria cuando los residentes hayan pasado la COVID-19 en los 3 meses anteriores, y que se les haya levantado el aislamiento.

c. El ritmo de retorno y de nuevos ingresos se realizará en función de la capacidad de atender pacientes en cuarentena que tenga cada centro.

Más información en: https://www.gobiernodecanarias.org/principal/coronavirus/

País Vasco. Orden de 10 de diciembre de 2020

Normativa de Referencia:

DECRETO 42/2020, de 1 de diciembre, del Lehendakari, de tercera modificación del Decreto 36/2020, de 26 de octubre, por el que se determinan medidas específicas de prevención, en el ámbito de la declaración del estado de alarma, como consecuencia de la evolución de la situación epidemiológica y para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2.

Protocolo para la Vigilancia y Control de Covid-19 en Centros Sociosanitarios – Unidades de Vigilancia Epidemiológica de la CAPV – 22 de septiembre de 2020

ORDEN de 19 de agosto de 2020, de la Consejera de Salud, de cuarta modificación del anexo de la Orden de 18 de junio de 2020, de la Consejera de Salud, sobre medidas de prevención nece- sarias para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, una vez superada la fase 3 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, modificado por las órdenes de 28 de julio y 7 de agosto de 2020.

Salidas:
Se posibilitarán, como máximo, dos salidas semanales por persona residente en todos los centros donde la situación epidemiológica lo permita. –Las salidas, prioritariamente, paseos terapéuticos, en espacios abiertos del entorno de la residencia y acompañados por familiares o allegados. Durante dichas salidas se evitarán, en todos los casos, los espacios cerrados y concurridos. Las salidas tendrán una duración máxima de 1 hora, y se realizarán con el acompañamiento de un máximo de dos personas, familiares o allegadas, por residente.

Las instituciones competentes podrán, atendiendo a la situación epidemiológica del centro en cada momento y del espacio territorial de influencia de los centros o servicios, suspender estas salidas, incluso totalmente cuando los casos positivos por 100.000 habitantes superen los 500.

Las personas autónomas que anteriormente a la pandemia salían de la residencia por iniciativa propia podrán hacerlo de nuevo. En estos casos, antes de la salida recibirán instrucciones sobre las pautas de higiene de manos, uso de mascarilla y distancia física. Las salidas se planificarán con antelación.

El día de la salida una persona responsable del centro recordará a los familiares las normas de higiene y el uso de las protecciones establecidas, y preguntará por la presencia de síntomas relacionados con COVID-19 o el contacto con personas contagiadas. Un o una familiar asumirá la responsabilidad principal durante la salida para velar por la aplicación de las pautas de prevención.

Esta persona recibirá de una persona responsable del centro instrucciones orales y escritas sobre cómo proceder en relación con lo siguiente:

• Durante la salida permanecerán el mayor tiempo posible en espacios abiertos. Se evitarán los lugares públicos cerrados y la proximidad con personas ajenas a su círculo íntimo.
• La persona cuidadora principal llevará consigo un frasco de gel hidroalcohólico para aplicarla con frecuencia en sus manos y las de la persona mayor siempre que no sea posible el lavado con agua y jabón.
• Si van a llevar a la persona mayor a un domicilio, se desinfectarán previamente, y con frecuencia durante la estancia, todas las superficies, grifos, interruptores, manillas, etc. Las toallas, servilletas, etc, serán de uso exclusivo. Si es posible tendrá un baño de uso exclusivo.
• Tanto las personas allegadas como la persona residente utilizarán mascarilla en todo momento. Aunque la pauta de distancia física de 2 metros es aplicable como norma general, se acepta el contacto físico, siempre con mascarilla e higiene de manos. En caso de ser necesaria una aproximación más estrecha por necesitar ayuda, debe ser siempre la persona responsable. Esta persona deberá extremar las medidas de higiene de manos y respiratoria. Se lavará las manos 40-60 seg. con agua y jabón siempre antes y después de contactar físicamente con la persona mayor o sus utensilios. Si no es posible, aplicará gel hidroalcohólico.
• En los casos en los que la salida de la residencia vaya a ser de varios días, la persona responsable hará la vigilancia de síntomas y contactará con el Centro de Salud a la mínima sospecha.

Al regreso a la residencia, se retirará toda la ropa utilizada durante la salida para lavarla, se desinfectarán los zapatos y, en su caso, la silla de ruedas. Para personas mayores, en caso de pernocta de más de dos días fuera de la residencia, se gestionará a través de Atención primaria la realización de una PCR el mismo día de su vuelta. No será necesaria la realización de la PCR si han sido casos en los últimos seis meses (PCR + ó IgG +) , o han transcurrido 14 días desde el inicio de los síntomas, con tres días sin síntomas, si se trata de una infección reciente.

Visitas:
Las visitas están permitidas, pero limitadas a una persona por residente, extremando las medidas de prevención, y con una duración máxima de una hora al día Se posibilitarán, al menos, visitas dos veces por semana y por persona residente, y preferiblemente por la misma persona. La duración máxima de cada visita será de 1 hora. No obstante, el centro podrá ser más flexible atendiendo a circunstancias personales de la persona residente, vínculo y dinámica previa a la declaración del estado de emergencia sanitaria.

Las visitas podrán ser suspendidas, incluso totalmente cuando los casos positivos por 100.000 habitantes superen los 500

En la planificación de las visitas debe establecerse las medidas necesarias para evitar la acumulación de personas, repartiendo los encuentros en un horario amplio. Se priorizará la salida a patios o jardines, si el centro dispone de ellos. Cuando los encuentros sean en espacios cerrados, estarán bien ventilados.

Previamente a la visita se informará de las normas de higiene a respetar, y de los circuitos establecidos tanto en el interior como en el exterior del centro. El día de la visita una persona responsable del centro insistirá en las normas de higiene y preguntará a la persona visitante si presenta síntomas relacionados con COVID-19 o si ha tenido contacto con personas contagiadas.

En la entrada de la residencia se ubicará un dispensador de gel hidroalcohólico y una infografía con el método adecuado para desinfectar las manos. Tanto la persona visitante como la persona residente utilizarán mascarilla en todo momento.

Aunque la pauta de distancia física de 2 metros es aplicable como norma general, se acepta el contacto físico, siempre con mascarilla e higiene de manos.

En determinadas situaciones el contacto con la persona residente se tiene que hacer en el marco más restringido de la propia habitación de el/la residente. Entre otras estarían las siguientes:

• Situaciones de cuidados de final de vida.
• Situaciones cognitivas que imposibiliten la comprensión de la situación y/o el uso de medios alternativos de contacto con personas allegadas

Pruebas PCR e Ingresos:
Se realizarán pruebas de detección de infección activa (PDIA) recogidas en los protocolos de vigilancia epidemiológica vigentes a todos los nuevos ingresos en los centros s con 72 horas de antelación como máximo. Se realizarán pruebas de detección de infección activa (PDIA) recogidas en los protocolos de vigilancia epidemiológica vigentes, según los circuitos establecidos por el Departamento de Salud y Osakidetza, a las personas empleadas que regresen de permisos y vacaciones, y a las y los nuevos trabajadores . Se realizarán pruebas de detección de infección activa (PDIA) recogidas en los protocolos de vigilancia epidemiológica vigentes, a las personas trabajadoras que estén en contacto directo con residentes.

Las personas a la espera de ingresar en un centro residencial se harán una PCR previamente al ingreso, gestionada desde su centro de Atención Primaria. Si el resultado es positivo se considerará caso confirmado y aplicará lo recogido para estos casos. Si la PCR es negativa se integrará en la vida normalizada. Aun así, como medida de protección, llevará mascarilla y se mantendrá una estricta vigilancia de síntomas hasta transcurridos 14 días desde el ingreso. No será necesaria la realización de la PCR si han sido casos en los últimos seis meses (PCR + ó IgG +), o han transcurrido 14 días desde el inicio de los síntomas, con tres días sin síntomas, si se trata de una infección reciente.

De acuerdo con la resolución, se realizarán pruebas PCR a todos los nuevos ingresos con 72 horas de antelación como máximo. Asimismo, también se realizarán PCR a todas las personas trabajadoras que regresen de permisos y vacaciones por períodos superiores a 14 días, y a nuevas personas trabajadoras que se incorporen.

Asimismo, se realizarán periódicamente pruebas PCR a los trabajadores de centros sociosanitarios que estén en contacto directo con residentes.

Todos los casos sospechosos de COVID-19 se mantendrán en aislamiento a la espera del resultado de la PCR. Ante cualquier caso sospechoso se solicitará una toma de muestra para PCR en las primeras 24 horas. Si la PCR resulta negativa y hay alta sospecha clínica de COVID-19 se repetirá la PCR a las 48 horas con una nueva muestra. Si la PCR continúa siendo negativa y han trascurrido más de 7 días desde el inicio de los síntomas, se podrá plantear la detección de IgM mediante una prueba serológica tipo ELISA u otras técnicas de inmunoensayo de alto rendimiento.

En los casos confirmados que no requieran ingreso hospitalario y sean tratados en la residencia, se indicará aislamiento en los centros donde residan. El aislamiento se mantendrá hasta transcurridos tres días desde la resolución de la fiebre y del cuadro clínico con un mínimo de 14 días desde el inicio de los síntomas.

Más información en: https://www.euskadi.eus/nuevo-coronavirus-covid-19/

Región de Murcia. Orden de 10 de diciembre de 2020

Normativa de Referencia:

• Orden conjunta de la Consejera de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social y del Consejero de Salud, de 1 de diciembre de 2020, por la que se adoptan medidas sectoriales, de carácter temporal, aplicables a los centros y servicios de servicios sociales.

Salidas:
Se limitará al máximo las salidas de los residentes en centros sociosanitarios, realizándose sólo por razones de salud, asistencia sanitaria o extrema necesidad. Las salidas con finalidad terapéutica y visitas médicas, se realizarán siempre acompañados de un profesional, extremando las medidas de prevención e higiénico sanitarias.

Visitas:
Se limitan las visitas a una persona por residente, extremando las medidas de prevención, y con una duración máxima de una hora al día. Se garantizará el escalonamiento de las visitas a los residentes a lo largo del día. Esta medida se exceptuará en el caso de personas que se encuentren en proceso del final de la vida, a las que se aplicará el protocolo dispuesto para estos casos por la dirección gerencial.

Las visitas estarán limitadas a exteriores y zonas interiores especialmente habilitadas al efecto y deberán:

– cumplir con todos los protocolos establecidos
– mantener todas las medidas de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias para la prevención del COVID-19 y, en particular, las relativas al mantenimiento de la distancia mínima de seguridad establecida, higienización, y utilización de mascarillas.
– En todo caso se realizarán bajo supervisión del personal de la residencia para garantizar el cumplimiento de todas las medidas preventivas.
Sólo podrán recibir visitas aquellos residentes que no se encuentren en aislamiento por razones sanitarias.

Pruebas PCR e Ingresos:
Se realizarán pruebas PCR a todos los nuevos ingresos de residentes, con 72 horas de antelación como máximo. No obstante, en los supuestos de urgente ingreso de menores y de personas con discapacidad se realizará la prueba a continuación de éste y antes de que transcurran 72 horas, debiendo mantenerse el aislamiento y control establecido conforme a las instrucciones que se reciban de las autoridades sanitarias.

Se realizarán pruebas PCR a los empleados que regresen de permisos y vacaciones, y a los nuevos trabajadores que se incorporen, con 72 horas de antelación como máximo.
Se realizarán pruebas PCR a todos los trabajadores de estos centros. La periodicidad, procedimiento y condiciones se regularán en un protocolo que se elaborará en coordinación con las autoridades sanitarias.

La obligación de realizar pruebas diagnósticas por PCR, se podrá sustituir o complementar con la realización de cualesquiera otras Pruebas Diagnósticas de Infección Activa por SARS-CoV-2 (PDIA), de conformidad con los criterios que determine la autoridad sanitaria.

Como medida preventiva frente a la COVID-19, todos los centros deberán causar alta en la aplicación informática ICC/SANSONet y cumplimentar todos los requerimientos de datos de la misma, especialmente las relativas a cuarentenas, pruebas epidemiológicas, PCR o cualesquiera otras Pruebas Diagnósticas de Infección Activa por SARS-CoV-2 (PDIA) realizadas o solicitadas, resultados, bajas laborales, fallecimientos, hospitalizaciones y planes de contingencia. Los datos se cumplimentarán diariamente o en el momento en que se produzcan las circunstancias que los generen.

Situaciones excepcionales:
Orden de 26 de octubre de 2020 de la Consejería de Salud, por la que se adoptan medidas adicionales, de carácter temporal, para hacer frente a la epidemia de COVID-19 en la Región de Murcia.

En respuesta a la declaración del estado de alarma, y con el fin de proteger y mitigar el impacto de la pandemia de COVID-19 en el segmento de población más vulnerable, se aplicarán con carácter temporal (14 días prorrogables) las medidas para las residencias de personas mayores y residencias y viviendas tuteladas de personas con discapacidad que se detallan a continuación.

Visitas
• Las visitas de familiares a centros residenciales quedarán limitadas a supuestos excepcionales.
• Las visitas se realizarán en exteriores y en zonas interiores especialmente habilitadas al efecto, cumpliendo con todos los protocolos establecidos, manteniendo todas las medidas de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias para la prevención del COVID-19 y, en particular, las relativas al mantenimiento de la distancia mínima de seguridad establecida, higienización, y utilización de mascarillas. En todo caso se realizarán bajo supervisión del personal de la residencia para garantizar el cumplimiento de todas las medidas preventivas.
• No se permitirán las visitas en centros en los que haya diagnosticados casos positivos de coronavirus.
Salidas
• Los usuarios de centros residenciales y viviendas tuteladas podrán realizar salidas terapéuticas y visitas médicas, siempre acompañados de un profesional, extremando las medidas de prevención e higiénico sanitarias.
• Los usuarios que decidan trasladar su residencia a otro domicilio con motivo de la crisis sanitaria no perderán el derecho a la plaza.
Ingresos
• Se suspenden los ingresos, reingresos y traslados de residentes y usuarios salvo casos de emergencia social o por otras causas debidamente justificadas.

En los centros de día para personas mayores y personas con discapacidad se aplicarán las siguientes disposiciones:

• Se suspende la actividad presencial en todos los centros de día de personas mayores. Los usuarios recibirán el servicio mediante atención telefónica, telemática o presencial en el domicilio o entorno.
• La actividad presencial en los centros de día para personas con discapacidad se limitará a grupos muy reducidos, de dos o tres personas máximo, priorizando a aquellos usuarios que por su deterioro físico o cognitivo, o por su situación socioeconómica personal o familiar, requieran una atención preferente. Cuando no sea posible una atención presencial, el servicio se prestará de forma telemática.
• La actividad presencial quedará condicionada a declaración responsable del director o gerente del centro correspondiente sobre el cumplimiento de las limitaciones establecidas en este precepto.

Más información en: https://www.murciasalud.es/pagina.php?id=458440#

Navarra. Orden de 10 de diciembre de 2020

Normativa de Referencia:

ORDEN FORAL 58/2020, de 4 de noviembre, de la Consejera de Salud, por la que se prorroga y se modifica parcialmente la Orden Foral 57/2020, de 21 de octubre, de la Consejera de Salud, por la que se adoptaron medidas específicas de prevención, de carácter extraordinario, para la Comunidad Foral de Navarra, como consecuencia de la evolución de la situación epidemiológica derivada del COVID-19.

DECRETO FORAL 24/2020, de 27 de octubre la Presidenta de la Comunidad Foral de Navarra por el que se establecen en la Comunidad Foral de Navarra las medidas preventivas para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2.
REAL DECRETO 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el estado de alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2.

DECRETO-LEY FORAL 8/2020, de 17 de agosto, por el que se aprueban en la Comunidad Foral de Navarra medidas extraordinarias para responder ante la situación de especial riesgo derivada del incremento de casos positivos por COVID-19.

Salidas:
Se permiten las salidas que tengan como finalidad las consultas médicas o afines, la realización de trámites administrativos, actividades laborales o de índole similar. Igualmente, se posibilitan las salidas en aquellas situaciones de necesidad como el acompañamiento a familiares o allegados en el final de vida de los mismos.
En las residencias de mayores que cuenten con “espacios seguros”, las personas residentes podrán salir a pasear a estos espacios, solas o acompañadas por personal del centro, y en los horarios en los que dichos espacios estén habilitados como tales.

Visitas:
Las visitas están permitidas, pero limitadas a una persona por residente una vez a la semana, con cita previa, extremando las medidas de prevención, y con una duración máxima de media hora. Además, el centro se ocupará de escalonar las visitas a los residentes a lo largo del día, para evitar aglomeraciones.

Estas medidas se podrán exceptuar en el caso de personas que se encuentren en proceso del final de la vida.

Pruebas PCR e Ingresos:
De acuerdo con la resolución, se realizarán pruebas PCR a todos los nuevos ingresos con 72 horas de antelación como máximo. Asimismo, también se realizarán PCR a todas las personas trabajadoras que regresen de permisos y vacaciones por períodos superiores a 14 días, y a nuevas personas trabajadoras que se incorporen.

Asimismo, se recomienda realizar cribados de pruebas PCR en grupos vulnerables, entre los que se encuentran los residentes de los centros de mayores.

Por otro lado, se permiten las estancias temporales y los ingresos por respiro familiar, aplicando los criterios determinados por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, en lo referente a medidas de seguimiento en nuevos ingresos. Asimismo, se permiten los ingresos por traslados de personas procedentes de otros centros residenciales.

Más información en: https://gobiernoabierto.navarra.es/es/coronavirus

¡Felices y seguras fiestas!

Estimadas familias,

Todos somos conscientes de que este 2020 ha sido un año emocional y físicamente indescriptible tanto para nuestros mayores, como para vosotros y para nuestros trabajadores. Y también sabemos que después de tantos meses de esfuerzo, entrega, compañerismo y solidaridad, el período navideño abre una ventana de esperanza a los reencuentros familiares tan deseados.

Es por esto que queremos aprovechar esta carta para lanzar una llamada a la responsabilidad de todos, para que el trabajo realizado no se eche a perder en estos días, que no demos un paso atrás. Es el momento de estar atentos, ser cuidadosos y reforzar las medidas de prevención.

Como sabéis, Sanidad Pública ha aprobado las salidas de los residentes durante las navidades, por lo que apelamos al buen hacer de las familias para que sean, más que nunca, responsables durante estos días. No bajemos la guardia.

De esta manera, cuando un residente desee pasar estos días con su familia se deberán cumplir unas normas para que, cuando regrese a la residencia, no se produzcan nuevos contagios, salvaguardando así su salud y la del resto de residentes y trabajadores.

Estas normas básicas son:
• Se deberá avisar al centro, con la antelación necesaria, de qué días saldrá el residente y en qué dirección va a permanecer.
• Se recomienda que las salidas sean de al menos una semana.
• Se deben limitar las relaciones sociales durante la salida y reducir el contacto al grupo de convivencia.
• La familia deberá comprometerse a mantener las medidas de seguridad e higiene para minimizar los riesgos al residente.
• Máximo 72hs antes de regresar, el residente deberá hacer PCR de nuevo.
• Unos días antes de regresar, desde el centro se llamará a la familia para confirmar que el residente no ha presentado síntomas durante estos días.
• Los enseres del residente se desinfectarán antes de llevarlos a su habitación.

Acompañamos a esta carta una guía con Recomendaciones Salidas navidad 20. Por favor, haced extensiva esta información y trasladadla a todos los familiares que estén en contacto con los residentes.

Debemos seguir siendo cautos y prudentes. Sabemos del esfuerzo que esta situación anómala supone para todos y por eso os agradecemos, una vez más, el apoyo y la confianza depositados en nuestro trabajo diario para el cuidado y atención de nuestros mayores.

Os deseamos unas fiestas felices y seguras.

Con cariño,
DomusVi

Navarra. Orden de 26 de noviembre de 2020

Normativa de Referencia:
DECRETO-LEY FORAL 8/2020, de 17 de agosto, por el que se aprueban en la Comunidad Foral de Navarra medidas extraordinarias para responder ante la situación de especial riesgo derivada del incremento de casos positivos por COVID-19.

Salidas:
A partir del día 26 de noviembre, se permitirán las salidas en las siguientes circunstancias:

• Salidas justificadas por razones médicas o administrativas. También en situaciones de necesidad como, como el acompañamiento a familiares o allegados en el final de vida de estos.

• Paseos terapéuticos (considerados como salidas de bajo riesgo), y que podrán realizarse con los profesionales del centro, o con los familiares en los periodos habilitados para las visitas (máximo de dos familiares de la misma unidad de convivencia). En dichos paseos no está permitido el uso del vehículo privado, acudir a terrazas del ámbito de hostelería, ni acudir a espacios cerrados públicos o privados.

En ningún caso se permitirán salidas fuera del centro a las personas con COVID-19 o aquellas en situación de cuarentena por contacto estrecho.

Visitas:
Las visitas están permitidas, pero limitadas a dos personas por residente, extremando las medidas de prevención, y con una duración máxima de una hora al día. Además, el centro se ocupará de escalonar las visitas a los residentes a lo largo del día, para evitar aglomeraciones.

Estas medidas se podrán exceptuar en el caso de personas que se encuentren en proceso del final de la vida.

Pruebas PCR e Ingresos:
De acuerdo con la resolución, se realizarán pruebas PCR a todos los nuevos ingresos con 72 horas de antelación como máximo. Asimismo, también se realizarán PCR a todas las personas trabajadoras que regresen de permisos y vacaciones por períodos superiores a 14 días, y a nuevas personas trabajadoras que se incorporen.

Asimismo, se recomienda realizar cribados de pruebas PCR en grupos vulnerables, entre los que se encuentran los residentes de los centros de mayores.

Por otro lado, se permiten las estancias temporales y los ingresos por respiro familiar, aplicando los criterios determinados por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, en lo referente a medidas de seguimiento en nuevos ingresos. Asimismo, se permiten los ingresos por traslados de personas procedentes de otros centros residenciales.

Más información en: https://gobiernoabierto.navarra.es/es/coronavirus

Conclusiones investigación interna Residencia DomusVi Jardines de Llíria

Ante todo, DomusVi quiere dejar constancia que en la Residencia Jardines de Llíria no hay ni ha habido situaciones de maltrato.

La compañía condena rotundamente, una vez más, las imágenes que se emitieron en el pasado mes de septiembre en televisión en relación a la Residencia Jardines de Llíria y lamenta profundamente el dolor que dichas imágenes y los hechos que reflejan, fuera de contexto, hayan podido causar tanto a los familiares de los residentes como a los trabajadores que con profesionalidad y dedicación desempeñan sus labores en esta residencia de la Comunidad Valenciana.

José Luis Roselló, director de Operaciones de DomusVi explica que “a pesar de que en la residencia DomusVi Jardines de Llíria no ha habido casos positivos en covid19 ni durante la primera oleada, ni ahora, es cierto que la situación de crisis sanitaria nacional también afectó a la organización que solemos tener en el centro y al proceso habitual de comunicación con las familias en momentos puntuales”. Continue reading

Región de Murcia. Orden de 26 de octubre de 2020

Normativa de Referencia:
Orden de la Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social por la que se traspone el Acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de 14 de agosto, y se adoptan otras medidas preventivas complementarias frente a la COVID-19, relativas a centros de servicios sociales y sociosanitarios

Salidas:
Se limitará al máximo las salidas de los residentes en centros sociosanitarios, realizándose sólo por razones de salud, asistencia sanitaria o extrema necesidad. Las salidas con finalidad terapéutica se seguirán realizando de conformidad con las instrucciones y protocolos dispuestos por la dirección gerencial.

Visitas:
Se limitan las visitas a una persona por residente, extremando las medidas de prevención, y con una duración máxima de una hora al día. Se garantizará el escalonamiento de las visitas a los residentes a lo largo del día. Esta medida se exceptuará en el caso de personas que se encuentren en proceso del final de la vida, a las que se aplicará el protocolo dispuesto para estos casos por la dirección gerencial.

Pruebas PCR e Ingresos:
Se realizarán pruebas PCR a todos los nuevos ingresos de residentes, con 72 horas de antelación como máximo.

Se realizarán pruebas PCR a los empleados que regresen de permisos y vacaciones, y a los nuevos trabajadores que se incorporen, con 72 horas de antelación como máximo.
Se realizarán pruebas PCR a todos los trabajadores de estos centros. La periodicidad, procedimiento y condiciones se regularán en un protocolo que se elaborará en coordinación con las autoridades sanitarias.

Situaciones excepcionales:
Orden de 26 de octubre de 2020 de la Consejería de Salud, por la que se adoptan medidas adicionales, de carácter temporal, para hacer frente a la epidemia de COVID-19 en la Región de Murcia.

En respuesta a la declaración del estado de alarma, y con el fin de proteger y mitigar el impacto de la pandemia de COVID-19 en el segmento de población más vulnerable, se aplicarán con carácter temporal (14 días prorrogables) las medidas para las residencias de personas mayores y residencias y viviendas tuteladas de personas con discapacidad que se detallan a continuación.

Visitas
• Las visitas de familiares a centros residenciales quedarán limitadas a supuestos excepcionales.

• Las visitas se realizarán en exteriores y en zonas interiores especialmente habilitadas al efecto, cumpliendo con todos los protocolos establecidos, manteniendo todas las medidas de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias para la prevención del COVID-19 y, en particular, las relativas al mantenimiento de la distancia mínima de seguridad establecida, higienización, y utilización de mascarillas. En todo caso se realizarán bajo supervisión del personal de la residencia para garantizar el cumplimiento de todas las medidas preventivas.

• No se permitirán las visitas en centros en los que haya diagnosticados casos positivos de coronavirus.

Salidas
• Los usuarios de centros residenciales y viviendas tuteladas podrán realizar salidas terapéuticas y visitas médicas, siempre acompañados de un profesional, extremando las medidas de prevención e higiénico sanitarias.

• Los usuarios que decidan trasladar su residencia a otro domicilio con motivo de la crisis sanitaria no perderán el derecho a la plaza.

Ingresos
• Se suspenden los ingresos, reingresos y traslados de residentes y usuarios salvo casos de emergencia social o por otras causas debidamente justificadas.

En los centros de día para personas mayores y personas con discapacidad se aplicarán las siguientes disposiciones:

• Se suspende la actividad presencial en todos los centros de día de personas mayores. Los usuarios recibirán el servicio mediante atención telefónica, telemática o presencial en el domicilio o entorno.

• La actividad presencial en los centros de día para personas con discapacidad se limitará a grupos muy reducidos, de dos o tres personas máximo, priorizando a aquellos usuarios que por su deterioro físico o cognitivo, o por su situación socioeconómica personal o familiar, requieran una atención preferente. Cuando no sea posible una atención presencial, el servicio se prestará de forma telemática.

• La actividad presencial quedará condicionada a declaración responsable del director o gerente del centro correspondiente sobre el cumplimiento de las limitaciones establecidas en este precepto.

Más información en: https://www.murciasalud.es/pagina.php?id=458440#

Castilla-La Mancha. Orden de 26 de octubre de 2020

Normativa de Referencia:
Decreto 49/2020, de 21 de agosto, por el que se modifica el Decreto 24/2020, de 19 de junio, sobre medidas de prevención necesarias para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 una vez superada la fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad.

Resolución de 05/08/2020, de la Consejería de Sanidad, por la que se modifica la Resolución de 26/06/2020, por la que se establecen los requisitos para las salidas permitidas en centros sociales y sociosanitarios de carácter residencial, una vez superada la fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, con el fin de adaptarlas a la evolución de la crisis sanitaria del SARS-CoV-2 en Castilla-La Mancha.

Resolución de 26/06/2020, de la Consejería de Sanidad, por la que se establecen los requisitos para nuevos ingresos y salidas definitivas en centros sociales y sociosanitarios de carácter residencial una vez superada la fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, con el fin de adaptarlas a la evolución de la crisis sanitaria del SARS-CoV-2 en Castilla-La Mancha.

Salidas:
En el caso de las residencias de mayores, y siempre que no se trate de un residente que presente caso confirmado por infección activa, o sea un caso sospechoso o probable de infección según los protocolos en vigor en ese momento, las salidas de residentes deberán producirse exclusivamente al domicilio familiar y por un periodo mínimo de 10 días naturales y máximo de 8 semanas, en tanto dure la situación originada por la crisis sanitaria del COVID-19.

En el momento del regreso al centro residencial, la persona residente deberá contar con una prueba PCR con resultado negativo, realizada como máximo en los tres días anteriores al regreso, y que deberá entregar a las personas responsables del centro. El citado test PCR deberá realizarse por los servicios de atención primaria o, en su defecto, se admitirá el resultado obtenido por un test PCR llevado a cabo en un laboratorio privado que cuente con la acreditación oficial correspondiente.

Podrá excluirse de la necesidad de realización de PCR a aquellas personas, que, tras evaluarse de manera individual su caso, se vea suficientemente acreditada positividad serológica para IgG y negatividad para IgM SARS- CoV-2. Igualmente, en el momento del regreso, la persona residente deberá aportar al centro compromiso por escrito de su intención de respetar un periodo de aislamiento preventivo tras su reingreso en el mismo, conforme establezca la autoridad sanitaria. Deberá incluir también una relación conforme al Anexo I, que identifique a las personas con las que ha convivido o mantenido contacto estrecho durante su permanencia en el domicilio familiar, con indicación de los teléfonos de contacto.

Visitas:
Se podrán permitir las visitas en los centros sociales especializados y centros sociosanitarios residenciales, que se encuentren libres de COVID-19 y en donde ninguna persona residente presente caso confirmado por infección activa, o sea caso sospechoso o probable de infección según los protocolos en vigor en ese momento, observando siempre las condiciones y los requisitos necesarios para evitar el contagio.

A estos efectos se considerará centro libre de COVID-19 todo aquel que durante los últimos 14 días o período que determine la autoridad sanitaria, no haya tenido casos positivos o sospechosos por contacto directo.

Solo podrá permitirse la entrada de una persona familiar u allegada por persona residente siendo la duración máxima de la reunión de 60 minutos. La persona residente podrá tener dos visitas a la semana de estas características. La persona que acuda a la visita no ha de presentar cuadro clínico compatible con la infección por coronavirus, ni haber estado en contacto estrecho con caso sospechoso o confirmado.

Las visitas se concertarán mediante sistema de cita previa, en función de la capacidad organizativa del centro. Las visitas deberán realizarse preferentemente en espacio exterior. En el supuesto de no ser posible, las visitas se desarrollarán en un espacio independiente y habilitado al efecto. Se garantizará el escalonamiento de las visitas a los residentes a lo largo del día. Durante la visita será obligatorio el uso de medios de protección adecuados tanto por parte del visitante como del residente y se evitará el contacto físico. Para ello el visitante deberá acudir a la visita provisto de medios de protección adecuados.

En caso de que en los centros sociales especializados o centros sociosanitarios residenciales volvieran a detectarse nuevos casos positivos de COVID-19 deberán suspenderse las visitas.

Estas medidas se podrán exceptuar en el caso de personas que se encuentran en el proceso final de la vida.

Pruebas PCR e Ingresos:
Los nuevos ingresos se permitirán únicamente en los casos en los que los centros se encuentren libres de COVID19. A estos efectos se considerará centro libre de COVID-19 todo aquel que durante los últimos 14 días o periodo que determine la autoridad sanitaria no haya tenido casos confirmados, con infección activa, casos probables o casos sospechosos pendientes de confirmación.

La persona solicitante de ingreso en plaza de residencia deberá aportar a su ingreso en el centro declaración responsable, firmada por la persona que va ingresar o su representante. Además deberá presentar resultados negativos del test PCR realizado como máximo tres días antes del ingreso; y asimismo, asumiendo el compromiso de someterse a un aislamiento preventivo tras la entrada del centro durante los 14 días naturales siguientes a su ingreso.

Situaciones excepcionales:
En aras de hacer frente a la segunda ola del coronavirus, la Junta de Castilla-La Mancha ha decidido adoptar medidas de carácter temporal y transitorio aplicables en algunos de sus municipios y localidades de acuerdo con tres niveles de alerta que se establecen en función de la situación epidemiológica de cada territorio.

Las medidas contempladas para los centros sociosanitarios que se encuentren ubicados en municipios bajo alerta (uniformes para los tres niveles debido a la especial vulnerabilidad del sector), son las siguientes:

• Suspensión de visitas en residencias de mayores, centros para personas con discapacidad grave, viviendas tuteladas de mayores y centros residenciales sociosanitarios. La entrada de personas ajenas a los mismos se limitará a lo estrictamente necesario. Las viviendas supervisadas y las viviendas para personas con discapacidad quedan exentas del cumplimiento de esta medida, aunque deberán observar todas las medidas preventivas generales (distanciamiento, uso de mascarillas, uso de soluciones hidroalcohólicas, y resto de medidas de prevención de posibles contagios).

• No se permitirán salidas de residentes en residencias de mayores y viviendas de mayores salvo por razones de fuerza mayor. A su regreso deberán permanecer en cuarentena durante el periodo que esté establecido en los protocolos en vigor en ese momento. Sí se podrá permitir el abandono definitivo o traslado temporal a domicilio familiar, siempre por un periodo superior al de vigencia de las medidas especiales en el municipio (es decir, no podrá retornar al centro mientras dichas medidas se encuentren en vigor), y previa realización de pruebas diagnósticas según lo establecido en la regulación previa y autorización de la autoridad sanitaria competente.

• Suspensión de la actividad en los Centros de Día de personas mayores y personas con discapacidad y de Servicios de Estancias Diurnas de personas mayores.

• En otros centros residenciales sociosanitarios de personas con discapacidad, menores, personas con TMG., estarán permitidas las salidas siempre que la persona no sea sospechosa o presente síntomas compatibles con COVID-19 y que el centro se encuentre libre de COVID en ese momento.

• Los trabajadores que tras un periodo vacacional o de ausencia de su puesto de trabajo superior a una semana se incorporen a residencias sociosanitarias y viviendas tuteladas/supervisadas u otros dispositivos residenciales sociosanitarios se les realizará como paso previo a su incorporación, una PCR para descartar la infección por COVID-19.

Inicialmente, las medidas son adoptadas en cada municipio por un periodo de 14 días, que pueden prorrogarse si la situación sanitaria no presenta una evolución favorable.

Más información en: https://sanidad.castillalamancha.es/ciudadanos/enfermedades-infecciosas/coronavirus

Cataluña. Orden 16 de octubre de 2020

Normativa de Referencia:

Intensificació de les mesures del Pla sectorial gestió de la infecció pel coronavirus SARS-CoV-2 en l’àmbit residencial, de 16 de octubre.

Pla sectorial gestió de la infecció pel coronavirus SARS-CoV-2 en l’àmbit residencial, de 17 de septiembre.

Documento “Represa de la normalitat en l’àmbit residencial” de la Consejería de Salud de la Generalitat, de 27 de junio.

Decret 63/2020, de 18 de juny, de la nova governança de l’emergència sanitària provocada per la COVID-19 i d’inici de l’etapa de la represa al territori de Catalunya.

Resolució SLT/1429/2020 de 18 de junio sobre la entrada en la fase de “nueva normalidad”
Pla sectorial gestió de la infecció pel coronavirus SARS-CoV-2 en l’àmbit residencial, de 18 de agosto.

Salidas:
El nuevo plan sectorial considera la flexibilización de las salidas para pasear o para visitar familiares un elemento esencial para la recuperación de los vínculos sociales y afectivos de los residentes.

Las salidas quedan desvinculadas de la EPG de la AGA (Área de Gestión Asistencial) o municipio (grandes ciudades) donde se encuentra la residencia.

En las zonas verdes, se permiten las salidas de corta duración de los residentes siempre y cuando tengan capacidad para aplicar con criterio las medidas de protección establecidas (uso de mascarilla, higiene correcta de manos, reducción al mínimo de los contactos social, ventilación adecuada de los espacios y detección precoz de cualquier sintomatología compatible con COVID-19). La dirección del centro, junto con el residente y con la familia o cuidador, valorará si el residente puede salir solo o si es mejor que vaya acompañado.

Antes de realizar las salidas, el residente o sus familiares deberán firmar de un documento de declaración responsable. Además, se recomienda no coger ningún transporte público.

A la vuelta a la residencia, hay que evitar el contacto del residente con cualquier otro usuario hasta que no se lleven a cabo las medidas de desinfección del calzado, silla de ruedas o andadores; el lavado de manos; y el cambio de ropa que se lavará a 60º.

Además, para la recogida del residente y la vuelta al centro, se evitará la entrada del familiar en el centro y se utilizarán los espacios destinados a visitas para hacer la recepción del residente en el centro.

Preferiblemente, las personas que realicen salidas al exterior constituirán unidades de convivencia estables.

Las salidas de más de un día de duración (como fines de semana, vacaciones, otros) se podrán hacer independientemente de la EPG de la AGA o municipio (grandes ciudades) donde se encuentra la residencia, siempre que se puedan garantizar las medidas de protección por parte de los residentes y de sus acompañantes. Se recomienda evitar aquellas actividades en las que se comparta material o que pongan en peligro el mantenimiento de la distancia de seguridad.

En caso de salidas superiores a 3 semanas, se hará una PCR a la vuelta del residente y se establecerá una cuarentena preventiva en zona amarilla durante los 14 días posteriores al regreso. La dirección de la residencia debe planificar la llegada de los residentes de una forma escalonada, controlada y pactada con las familias y cuidadores, para poder hacer una supervisión cuidadosa de los reingresos.

Las salidas no están permitidas en las zonas clasificadas como amarillas y rojas, salvo para visitas presenciales a centros sanitarios que sean imprescindibles y no se puedan aplazar.

La elevada transmisión comunitaria puede hacer que se suspendan por un periodo de 15 días revisables las salidas cortas de los residentes no autónomos. Por ello, paralelamente se deberán reforzar las visitas de las familias, siempre haciendo un importante énfasis en las medidas de protección y adaptándolas a los diversos perfiles de los residentes.
Visitas:

La posibilidad de recibir visitas queda desvinculada de la EPG de AGA (Área de Gestión Asistencial) o municipio (grandes ciudades) donde se encuentra la residencia.

Las visitas están permitidas, pero sólo a las residencias clasificadas como verdes, a las residencias clasificadas como naranjas se permitirán las visitas a los residentes sin patología Covid-19 y en las zonas habilitadas como verdes y se deniegan las visitas a los centros que aún no muestren un control adecuado de la infección, hasta su estabilización, según criterios de Salud Pública (clasificadas como rojas). En estos casos se autorizarán las vistas de familiares cuando el soporte y el proceso de atención a las personas lo aconsejen y, especialmente, en situación de final de vida.

Las residencias verdes y naranjas deben facilitar un mínimo de una visita semanal, además deben garantizar hacerlas en horarios compatibles con los horarios de los familiares. Por lo tanto, si así es preciso, se programarán también visitas en fines de semana.

Por otro lado, las que se encuentren en rojo facilitarán herramientas telemáticas para comunicarse y / o información a la familia de forma ágil.

Pruebas PCR e Ingresos:
La posibilidad de hacer ingresos queda desvinculada de la EPG de la AGA (Área de Gestión Asistencial) o municipio (grandes ciudades) donde se encuentra la residencia.

Toda persona que tenga que ingresar en una residencia en Cataluña debe disponer de una PCR negativa realizada en un plazo inferior a las 24-48 h los días previos, preferiblemente nunca más de 5 días antes.

La familia deberá firmar una declaración que asegure que no ha estado en contacto estrecho con ningún caso sospechoso, probable o confirmado de Covid-19 en los últimos 10 días. La familia también se compromete a avisar a la residencia en caso de que en los días posteriores al ingreso alguna persona conviviente con el residente sea diagnosticada de Covid-19. En función de ello, la residencia informará al equipo de atención primaria y el referente de Salud Pública para determinar el riesgo y si son necesarias medidas adicionales.

El centro, por su parte, realizará un informe habitual de ingreso en la residencia, que incluya información clínica y epidemiológica del residente.

Otro requisito es que las personas que ingresen permanezcan en aislamiento durante 10 días, en zona amarilla, mientras que las personas que ya han superado la enfermedad han cumplido el período de aislamiento en otro centro sanitario o residencial y han recibido el alta médica pueden ingresar en zona verde si disponen de PCR negativa o anticuerpos IgG. Es decir, aquellos ingresos que proceden de ingresos hospitalarios, sociosanitarios u otros recursos residenciales donde han estado en aislamiento preventivo pueden ingresar directamente en zona verde.

Cribado a profesionales:
El cribado a los profesionales de los centros residenciales se realizará con prueba PCR mediante una nueva técnica para detectar casos de Covid-19 basada en la automuestra, un sistema mediante el cual cada persona puede recoger su propia muestra pasando durante cinco segundos un bastoncillo por las dos fosas nasales. Esta aplicará a todos los trabajadores y trabajadoras que no se hayan testado en los últimos 15 días y será supervisada por una enfermera, médico o responsable higiénico sanitario de la residencia o por profesionales de Asistencia Primaria, si es necesario.

Esta nueva técnica se sumará al resto de pruebas como los PCR y los test de antígenos, y permitirá “ganar rapidez en la detección de nuevos positivos”.

Además, se incidirá en la formación para garantizar que los profesionales de las residencias se mantengan correctamente formados en el uso de los EPI.

Más información en: https://aquas.gencat.cat/ca/actualitat/ultimes-dades-coronavirus

Extremadura. Orden de 16 de octubre de 2020

Normativa de Referencia:
Resolución de 16 de octubre de 2020, del Vicepresidente Segundo y Consejero, por la que se ordena la publicación en el Diario Oficial de Extremadura del Acuerdo de 16 de octubre de 2020, del Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura, por el que se modifica el Acuerdo de 2 de septiembre de 2020, del Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura, por el que se establecen las medidas básicas de prevención en materia de salud pública aplicables en Extremadura tras la superación de la Fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad y se adoptan medidas excepcionales y temporales de intervención en materia reuniones en Extremadura.

Resolución de 17 de agosto de 2020, del Vicepresidente Segundo y Consejero, por la que se establecen medidas de salud pública aplicables en Extremadura en ejecución de lo dispuesto en la Orden Comunicada del Ministro de Sanidad, de 14 de agosto de 2020, mediante la que se aprueba la Declaración de Actuaciones coordinadas en salud pública para responder ante la situación de especial riesgo derivada del incremento de casos positivos por COVID-19.

Disposiciones Generales:

La Resolución de 16 de octubre de 2020 dispone que los ingresos de nuevos residentes, la realización de visitas y las salidas voluntarias de los dispositivos residenciales podrán realizarse en los siguientes casos:

• En aquellos dispositivos residenciales libres de COVID-19, bien porque nunca hayan tenido casos de COVID-19 entre sus residentes o trabajadores, o bien porque habiéndolos tenido, no hayan presentado ningún nuevo caso de infección en un período de catorce días desde el alta epidemiológica del último caso.

• En aquellos dispositivos residenciales libres de COVID-19, siempre y cuando no exista un mandato por parte de la autoridad sanitaria ordenando el cierre de los dispositivos residenciales teniendo en cuenta la gravedad de la situación epidemiológica de la localidad o de la zona de salud. En estos casos podrá determinarse el cierre de la totalidad o de determinados dispositivos residenciales en función de su tipología y características.
En el caso de que se produjera algún caso de COVID-19 confirmado o se comunique el cierre de los dispositivos residenciales teniendo en cuenta la gravedad de la situación epidemiológica de la localidad o de la zona de salud, se producirá el cierre automático del centro y se mantendrá hasta que se considere epidemiológicamente controlada la situación por parte de la autoridad sanitaria competente. En estos casos se suspenderá el régimen general de ingresos, visitas y salidas, con las excepciones que se prevean en estos supuestos.

Salidas:
En los casos en los que proceda el cierre de los dispositivos residenciales teniendo en cuenta la gravedad de la situación epidemiológica de la localidad o de la zona de salud, se podrán realizar las salidas que sean estrictamente necesarias por razones clínicas, terapéuticas u otra causa justificada o de fuerza mayor, y siempre extremando las precauciones, controlando los contactos y, con supervisión de profesionales, si fuera posible.

En los supuestos en los que el cierre se deba a la confirmación de casos de COVID-19 en el dispositivo, únicamente podrán realizarse las salidas de personas libres de COVID-19 o que no se encuentren en cuarentena, en circunstancias muy excepcionales, que deberán valorarse de forma individualizada cuando concurran los mismos supuestos que en párrafo anterior y adoptando las mismas prevenciones.

Asimismo, la salida de usuarios de dispositivos residenciales en los que se haya producido el cierre para residir temporalmente en otros domicilios podrá establecerse en los supuestos y con las condiciones que se determinen por resolución del titular de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales.

Visitas:
Limitar las visitas a una persona por residente, extremando las medidas de prevención, y con una duración máxima de una hora al día. Se garantizará el escalonamiento de las visitas a los residentes a lo largo del día. Estas medidas se podrán exceptuar en el caso de personas que se encuentren en proceso del final de la vida.

Pruebas PCR e Ingresos:
Los ingresos se realizarán siempre que la persona no presente síntomas y acredite un resultado de PCR negativa entre las veinticuatro y las cuarenta y ocho horas anteriores del ingreso al centro por parte de los servicios de salud. A tal fin, el interesado deberá contactar con la suficiente antelación con los profesionales sanitarios encargados de su atención sanitaria ordinaria para que se programe la realización de esta PCR de tal manera que se obtenga el resultado como máximo en las cuarenta y ocho horas previas al ingreso.
En todo caso, durante al menos los primeros siete días tras el ingreso, además de respetarse estrictamente las medidas de prevención e higiene destinadas a evitar la transmisión del virus, se limitará el contacto estrecho con el resto de los residentes y se supervisará la aparición de posibles síntomas.

En los supuestos en los que el cierre del centro se produjera por la situación epidemiológica de la localidad o de la zona de salud, se permitirán los ingresos en dispositivos residenciales para las personas mayores cuando este fuere requerido para atender situaciones de emergencia social y, en el resto de los dispositivos residenciales, cuando el citado ingreso fuere necesario por razones de emergencia social o clínica. Estos ingresos, que deberán contar con la correspondiente valoración y estar debidamente justificados, se realizarán siempre que la persona no presente síntomas y acredite un resultado de PCR negativa en las veinticuatro a cuarenta y ocho horas anteriores del ingreso al centro por parte de los servicios de salud. A tal fin, el interesado deberá contactar con la suficiente antelación con los profesionales sanitarios encargados de su atención sanitaria ordinaria para que se programe la realización de esta PCR de tal manera que se obtenga el resultado como máximo en las cuarenta y ocho horas anteriores al ingreso.

En todo caso, durante los primeros siete días tras el ingreso, se deberán respetar estrictamente las medidas de prevención e higiene destinadas a evitar la transmisión del virus, limitando el contacto estrecho con el resto de los residentes.

En aquellos supuestos en los que deban producirse por razones de emergencia social o clínica ingresos de personas con diagnóstico de COVID-19, estos se efectuarán de común acuerdo entre Dirección General competente en materia de Salud Pública y la Dirección Gerencia del SEPAD en aquellos centros que se designaren al efecto y que cuenten con la capacidad de aislamiento adecuada para evitar cualquier riesgo de contagio.

Más información en: http://www.juntaex.es/ddgg004/informacion-covid19

Aragón. Orden de 30 de septiembre de 2020

Normativa de Referencia:

ORDEN CDS/945/2020, de 30 de septiembre, por la que se actualizan las medidas de prevención y contención en los centros de servicios sociales especializados para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia producida por el virus SARSCoV-2 tras la finalización del estado de alarma.

ORDEN CDS/916/2020, de 24 de septiembre, por la que se levanta la suspensión de la aplicación parcial y se modifican medidas y anexos de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio, por la que se adoptan medidas de prevención y contención en los centros de servicios sociales especializados para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia producida por el virus SARS-CoV-2 tras la finalización del estado de alarma y se prevé medida temporal con motivo de las Fiestas del Pilar

ORDEN SAN/749/2020, de 17 de agosto, sobre actuaciones en materia de salud pública para responder ante la situación de especial riesgo derivada del incremento de brotes epidémicos de COVID-19.

Salidas:
Las personas residentes, sin síntomas y sin contacto estrecho con caso posible o confirmado de infección producida por coronavirus o que hayan superado la infección por coronavirus y exista una serología o una prueba diagnóstica que así lo indique, que, de forma voluntaria y temporal, decidan trasladarse a domicilio particular por la situación del centro a nivel sanitario y epidemiológico, tienen derecho a reserva de plaza.

Se permiten las salidas voluntarias y temporales de personas residentes, sin síntomas y sin contacto estrecho con caso posible o confirmado de infección producida por coronavirus o que hayan superado la infección por coronavirus y exista una serología o una prueba diagnóstica que así lo indique, por motivos distintos al contemplado en el punto anterior, siempre que la duración de la salida sea por tiempo superior a diez días. En consecuencia, las salidas con pernocta por tiempo inferior no están permitidas.

Las personas que se hagan cargo de la persona residente no han de presentar cuadro clínico compatible con la infección producida por coronavirus, ni estar en aislamiento domiciliario debido a un diagnóstico por coronavirus, o en periodo de cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto estrecho con caso posible o confirmado. Además, deberán presentar en la residencia solicitud para su salida y tendrán especial cuidado en que se cumplan las medidas de prevención e higiene.

Visitas:
Las personas residentes sin síntomas y sin contacto estrecho con caso posible o confirmado pueden recibir visitas de familiares, o en su caso, de otros allegados o personas de referencia. Se incluye en esta habilitación las visitas a residentes que, cumpliendo las condiciones anteriores, se hallan en aislamiento con motivo de su retorno a la residencia y por tratarse de nuevos ingresos.

Deberá extremarse el cumplimiento de las medidas de prevención e higiene indicadas por las autoridades sanitarias, antes y durante el desarrollo de las visitas y, en especial, uso de mascarillas e higiene de manos. Además, deberán cumplirse los siguientes requisitos mínimos:

• Solo podrá permitirse la entrada de un familiar, allegado o persona de referencia por residente siendo la duración máxima de la reunión de 60 minutos.

• El visitante no ha de presentar cuadro clínico compatible con la infección, debiendo comprobarse este requisito por personal de la residencia, ni estar en aislamiento domiciliario debido a un diagnóstico por coronavirus, o en periodo de cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto estrecho con caso posible o confirmado.

• Las personas responsables de la residencia tendrán que informar a los visitantes de la obligación de cumplir las medidas de prevención e higiene. Se apela al compromiso y responsabilidad del visitante de su debido cumplimiento.

• El visitante deberá firmar una declaración responsable, de acuerdo con el modelo recogido en el anexo VI de la presente Orden.

• Las visitas se concertarán mediante sistema de cita previa, en función de la capacidad organizativa del centro.

• Las visitas deberán realizarse preferentemente en espacio exterior.

• En el supuesto de no disponer de espacio exterior o la situación meteorológica lo impida, las visitas se desarrollarán en un espacio independiente y habilitado al efecto.

• Deberá extremarse la ventilación periódica, limpieza y desinfección de los espacios utilizados, con especial atención a las zonas de tránsito y las superficies de contacto.
• Deberá señalarse de forma clara la distancia interpersonal de dos metros o instalarse medidas de separación.

• Durante la visita será obligatorio el uso de medios de protección adecuados tanto por parte del visitante como del residente pudiendo, de cumplirse esta condición por ambas partes, mantener una distancia interpersonal inferior a la establecida.

• De no ir provisto el visitante de los medios de protección adecuados, las entidades de acción social tendrán que facilitarlos para que estos puedan acceder a las instalaciones.

• Las personas responsables de los centros de servicios sociales, llevarán un registro de visitas en el que se hará constar la identificación del visitado y visitante.

• Se realizará vigilancia activa de aparición de síntomas no siendo necesario el aislamiento de la persona residente tras la visita.

Respetando la decisión que hubiera podido ser adoptada por la persona residente o, en su caso, la no oposición, las entidades de acción social permitirán la entrada de familiares, allegados o personas de referencia para acompañar a la persona residente que se encuentre en estado previsible de muerte inminente.

Pruebas PCR e Ingresos:
Los centros podrán admitir nuevos ingresos, con independencia de su origen, es decir, ya sean procedentes de domicilio particular u otra residencia, siempre que, en este último caso, la situación del centro de origen a nivel sanitario y epidemiológico se hubiera resuelto o no hubiera presentado caso confirmado con infección activa, debiendo cumplirse los siguientes requisitos:

• Que el centro no presente más de dos casos en sospecha o un caso confirmado con infección activa.

• Disponer de habitaciones individuales destinadas exclusivamente a enfermería, a razón de una por cada veinte camas o fracción del total de plazas del centro, no incluyendo en este cómputo las habitaciones individuales.

• Disponer de un plan de contingencia.

• Con anterioridad al ingreso, se solicitará la realización de prueba diagnóstica de coronavirus. A la vista del resultado, podrá ingresar en el centro cuando hubiera obtenido resultado negativo en la prueba diagnóstica o de resultar positivo siendo asintomático, cuando el resultado de la prueba serológica identifique una infección resuelta (IgG positiva). Se recomienda la realización de las pruebas en el plazo de tres días, previo al ingreso.

• El mismo día del ingreso, el personal de la residencia comprobará la acreditación de la realización de prueba diagnóstica. Además, la persona residente no ha de presentar cuadro clínico compatible con la infección, debiendo comprobarse este requisito por personal de la residencia, ni haber estado en contacto estrecho con caso posible o confirmado.

• La nueva persona residente será sometida a aislamiento preventivo durante diez días. No obstante, no se requiere someter al nuevo residente a aislamiento preventivo ni a otras medidas excepcionales, en aquellos casos en los que se identifique mediante prueba serológica de alto rendimiento que la infección está resuelta.

• Las personas responsables de los centros de servicios sociales especializados llevarán un registro en el que se identificará a las personas con las que el residente hubiese convivido, al menos en los 15 días anteriores a su ingreso, con indicación de domicilio y teléfonos de contacto.

• Los nuevos ingresos, en cuanto que, suponen cambios en la ocupación real de las residencias deberán ser registrados en el sistema de información destinado a centros de servicios sociales especializados, en los dos días siguientes al ingreso.

Cuando se trate del ingreso en plazas privadas o plazas concertadas, las entidades de acción social, a través de quien ejerza la representación, comunicarán al órgano competente en materia de servicios sociales, con carácter previo a la admisión, los nuevos ingresos que se produzcan en la residencia.

Al efecto, el representante deberá firmar la declaración responsable sobre el cumplimiento de los requisitos materiales y personales para el ingreso de nuevas personas usuarias en los centros y servicios especializados de carácter residencial y presentarlo a los correos corporativos inspeccioncsociales@aragon.es o registrocsociales@aragon.es

Más información en: https://www.aragon.es/coronavirus

DomusVi realizará cribados periódicos a todos los residentes y trabajadores de sus centros para frenar la entrada del Covid-19

Las pruebas serán aleatorias para los 23.000 trabajadores de la compañía y obligatorias para residentes y trabajadores cuando se detecte un brote en uno de los centros residenciales

DomusVi continúa avanzando en su política de prevención frente al coronavirus y, desde el mes de septiembre, está realizando semanalmente y de manera aleatoria, tests diagnóstico a sus 23.000 trabajadores. Además, y de manera obligatoria, realizará estos mismos tests a todos los residentes y trabajadores de un centro cuando se detecte un positivo, sumándose a los PCRs que realizan las autoridades sanitarias. Estas pruebas se repetirán cada semana hasta que la residencia recupere la normalidad.

Por otro lado, la empresa ha adquirido los nuevos tests de antígenos, avalados por el Ministerio de Sanidad para su uso diagnóstico y, a partir de octubre, realizará pruebas piloto para conocer el alcance y fiabilidad de los tests de saliva en colaboración con las diferentes administraciones públicas.

También en este orden de cosas, y con el fin de dar cumplimiento a las distintas normativas autonómicas, todos los centros DomusVi realizan en la actualidad PCRs a los trabajadores de nueva incorporación y a todos aquellos que regresan de un periodo de vacaciones.

Ahora, todas estas medidas se sumarán a los protocolos de actuación desplegados por la compañía desde el pasado mes de febrero y cuya finalidad es generar espacios más seguros y confortables tras la llegada del coronavirus.

Los protocolos de Seguridad Covid-19, impulsados por el departamento de Calidad de la compañía, en colaboración con la dirección Técnico Asistencial, se implementan a través de cinco ejes de actuación: 1) higiene y desinfección de los centros; 2) prevención y seguridad de los residentes, trabajadores e instalaciones; 3) calidad del servicio residencial; 4) comunicación con las familias y 5) formación y el cuidado de los profesionales. https://www.domusvi.es/cuidado-seguro-domusvi/

Todas las disposiciones, activadas en cada centro a través de planes de contingencia individuales, adaptados a las necesidades asistenciales y terapéuticas de los usuarios, están encaminadas, por un lado, a evitar la entrada del virus al centro y, por otro, cuando esto no sea posible, limitar su propagación. Y ello, sin perder el carácter asistencial y de hogar de las instalaciones y buscando reforzar el perfil sanitario de los profesionales de DomusVi.

Prevención y seguridad en las instalaciones
Desde que se aprobaron estas medidas, los nuevos ingresos realizan un periodo de especial vigilancia de 14 días, medida preventiva encaminada a evitar un brote por un posible falso negativo.

En cuanto a trabajadores, familiares, proveedores y cualquier persona ajena al centro, se mantienen las disposiciones higiénico sanitarias vigentes: temperatura, desinfección de manos y zapatos, cumplimentación del documento Cuestionario sobre Sintomatología Covid-19, uso de mascarilla y registro de accesos. En el caso del personal de la residencia, el uso de EPIs viene determinado por la situación epidemiológica.

Por otro lado, en todos los centros de la compañía se ha extremado la limpieza de las zonas de uso común y en los momentos y horarios punta para aquellos espacios en los que puedan circular personas del exterior (vestuarios, despachos, recepción, zonas de acceso al centro, etc.). Para la limpieza y desinfección de espacios se utilizan productos autorizados por el Ministerio de Sanidad, y se están realizando desinfecciones de los centros de manera periódica.

En otro orden de cosas, se han establecido pautas específicas de lavandería: se ha definido un recorrido para el transporte de ropa sucia desde su punto de producción hasta la lavandería evitando así el cruce de las líneas de limpio y sucio, y se han diferenciado los circuitos de lavado, así como la procedencia de la ropa, en caso de positivos.

Por último, indicar que se ha fijado una metodología de control de los menús en aquellos casos en los que la actividad normal de alimentación y nutrición se vea alterada por procesos relacionados con el Covid-19.

Certificado AENOR en riesgos laborales
Por otro lado, en el área de Recursos Humanos, AENOR está certificando la formación específica en pautas de seguridad biológica frente al Covid-19 de todos sus trabajadores.

Esta certificación se suma al Manual de Buenas Prácticas Asistenciales y Aprendizaje de la Crisis, que la compañía está elaborando con las lecciones aprendidas durante la primera oleada de la pandemia, y a las distintas iniciativas de gestión emocional, resiliencia, trabajo en equipo y liderazgo desplegadas por la Dirección de Formación para ofrecer un mayor confort laboral a los empleados.

Actualmente, los trabajadores de DomusVi están formados para identificar los posibles riesgos biológicos en los centros sociosanitarios, así como para trabajar con las protecciones adecuadas, entre las que destacan los equipos de protección individual (EPIs). En esta área la formación es continua.

Además, se ha implantado un programa de coaching ejecutivo para que los directores de los centros refuercen sus habilidades de gestión, generando nuevos hábitos que les permitan abordar nuevos retos.

Cuidado seguro DomusVi

Bureau Veritas audita los protocolos de seguridad de DomusVi para frenar o minimizar la entrada del Covid-19 en todos sus centros residenciales

El objetivo es afianzar la salud y seguridad de las instalaciones y ofrecer a los residentes y sus familias confianza en que se están adoptando todas las medidas posibles.

Bureau Veritas, líder mundial en inspección, certificación y ensayos, está realizado las auditorías de verificación de los protocolos de seguridad que DomusVi ha implementado en todos sus centros para frenar la propagación del coronavirus o minimizar su impacto.

Hasta el momento han superado adecuadamente esta auditoría los centros de Vigo Salesas, Vigo Barreiro, Cangas (Pontevedra), Albufera, Arturo Soria y Tres Cantos (Madrid), Aperribai (Vizcaya), Alcoi (Alicante), Arbidea y Miraflores (Bilbao), Oleiros  y Matogrande (Coruña), San Lázaro (Santiago de Compostela), Monte Val (Ciudad Real), Fontibre y Zalfonada (Zaragoza), Arroyo (Valladolid), Nuestra Señora del Camino (León), Palma, Costa d’en Blanes y Can Carbonell (Mallorca), Berra (Guipúzcoa), Regina (Barcelona), Valdemoro y Leganés (Madrid), Decanos (Ávila) y Salita (Andorra).

El protocolo de seguridad de DomusVi, impulsado por el departamento de Calidad de la empresa, en colaboración con la dirección Técnico Asistencial, dispone de cinco ejes de actuación y adopta actuaciones de control respecto a la higiene y desinfección de los centros, así como la prevención y seguridad de las instalaciones, los residentes y los trabajadores, la calidad del servicio residencial, la comunicación con las familias, y la formación y el cuidado de los profesionales.

El proyecto forma parte de la nueva estrategia asistencial de la compañía, encaminada, por un lado, a prevenir la entrada del virus en las residencias y, por otro, a controlar su propagación si se produce un nuevo rebrote de la epidemia. Todo ello, sin perder su carácter asistencial y de hogar. El nuevo programa de actuación también busca reforzar el perfil sanitario de los profesionales de DomusVi.

Según María Taboada, directora de Calidad, “la mejora continua de los procesos asistenciales contribuirá de manera determinante a mantener la eficacia de medidas aplicadas y a generar confianza interna y externa al centro”.

En las residencias DomusVi se mantiene activado permanentemente el Plan de Contingencia Covid-19 de prevención ante posibles brotes de coronavirus y se implantará un sistema modular capaz de aislar con diligencia y eficacia cualquier zona contaminada. Además, con el fin de incrementar las medidas preventivas, DomusVi ha diseñado un nuevo programa de formación, denominado Programa Futuro, para sus profesionales.

Este plan de acción, adaptado a las exigencias Covid-19, incluye, entre otros, la elaboración de un catálogo de buenas prácticas asistenciales Covid-19, una formación específica en riesgos laborales, la implementación de protocolos de trabajo Covid-19 por cada categoría profesional y distintas iniciativas de gestión emocional, resiliencia, trabajo en equipo y liderazgo. La formación específica en riesgos laborales Covid-19 se realizará mediante un convenio con AENOR para certificar a los trabajadores de DomusVi.

Se trata de formarles para saber identificar los posibles riesgos biológicos en centros sociosanitarios, así como para conocer las estrategias necesarias para reducir estos riesgos y las formas de protección adecuadas, entre las que destaca el uso correcto de los Equipos de Protección Individual (EPIs).

Este proceso de auditoría por parte de Bureau Veritas se extenderá durante los próximos meses al resto de centros de la compañía. De esta forma, el objetivo es afianzar la salud y seguridad de las instalaciones, ofreciendo a los residentes y sus familias la confianza de que se están adoptando todas las medidas necesarias –en un proceso de mejora continua– para hacer frente a la nueva realidad asistencial.

Andalucía. Orden de 29 de septiembre de 2020

Normativa de Referencia:

Orden de 29 de septiembre de 2020, por la que se adoptan medidas específicas temporales y excepcionales por razón de salud pública para la contención de la COVID-19, en localidades o parte de las mismas donde se haya acordado restricción a la movilidad de la población de una localidad o parte de la misma.

Orden de 22 de septiembre de 2020, por la que se adoptan medidas preventivas de salud pública en centros sociosanitarios de la Comunidad Autónoma de Andalucía para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus (COVID-19).

Orden de 1 de septiembre de 2020, por la que se modifica la Orden de 19 de junio de 2020, para la aplicación en la Comunidad Autónoma de Andalucía de medidas de prevención en materia de salud pública para responder ante la situación de especial riesgo derivada del incremento de casos positivos por COVID-19.

Salidas:
Se suspenderán las salidas en aquellos centros donde exista al menos un caso confirmado de COVID-19 entre las personas residentes y trabajadoras hasta 28 días después de la fecha de diagnóstico del último caso o en caso de existir un único caso se reducirá a 14 días mínimo, así como si hay más de tres casos en sospecha hasta conocer resultado negativo de las pruebas PCR o de test rápidos de antígenos.

En el resto de situaciones, las salidas de los centros residenciales estarán permitidas si la situación epidemiológica no indica una suspensión de las mismas.

Se permitirán las salidas externas para paseos y vacaciones de los residentes en centros donde no hay sospechas o casos sospechosos, o bien la situación epidemiológica indicada por la autoridad sanitaria no indica una suspensión de estas. Se entenderá a estos efectos vacaciones, aquellas de diez días o menos.

En el caso de suspensión, las salidas al exterior solo se realizarán para asistencia a consultas sanitarias, trámites administrativos, judiciales, bancarios y situaciones excepcionales, previa autorización del centro. Estas salidas se realizarán por el tiempo indispensable para la realización de la actividad.

Las personas residentes y sus acompañantes, deberán extremar las medidas de prevención e higiénico sanitarias en cada una de las salidas, y a la vuelta estarán en vigilancia activa por parte de los profesionales del centro, así como del mantenimiento del resto de medidas de prevención en el interior del centro residencial.

Las salidas voluntarias de un centro residencial de una persona al domicilio familiar se harán efectiva siempre que se den las siguientes circunstancias:

• La persona que viva en el centro residencial permanezca estable y sin síntomas asociados a la COVID-19 en los últimos 14 días, y haya obtenido un resultado negativo en la prueba PCR o test rápido de antígenos.

• El compromiso de quedar en vigilancia en el domicilio familiar durante un periodo de 14 días o todo el periodo si fuera inferior a éste, y seguir las indicaciones generales sobre las medidas de prevención.

• Para llevarse a efecto las salidas voluntarias, deberá constar una solicitud de salida y una declaración responsable por parte de la familia, debidamente acreditada, con el consentimiento expreso del residente.

En los centros residenciales con plazas concertadas, la salida voluntaria no podrá exceder de 30 días en un año.

Visitas:
Se suspenderán las visitas en aquellos centros donde exista al menos un caso confirmado de COVID-19 entre las personas residentes y trabajadoras hasta 28 días después de la fecha de diagnóstico del último caso o en caso de existir un único caso se reducirá a 14 días mínimo, así como si hay más de tres casos en sospecha hasta conocer resultado negativo de las pruebas PCR o de test rápidos de antígenos.

En el resto de situaciones, las visitas de familiares a los centros residenciales estarán permitidas si la situación epidemiológica no indica una suspensión de las mismas.

Los centros residenciales de personas mayores, de personas con discapacidad, de menores tutelados, de personas con dependencia y de personas con problemas de adicciones, diseñarán un protocolo de visitas de tal forma que estas sean planificadas y previamente concertadas, teniendo en cuenta el tamaño del centro.

Las visitas deberán realizarse por una única persona en cada ocasión por cada residente. En el caso de las personas menores tuteladas se estará a lo que disponga su régimen de relaciones personales.

El centro garantizará el escalonamiento de las mismas a lo largo del día. Las visitas quedarán limitadas a un único familiar, que deberá declarar estar asintomático y con una duración máxima de una hora. Para permitir la trazabilidad de la visita, los familiares habrán de dejar constancia del nombre, DNI o documento equivalente, teléfono, hora de entrada y salida del familiar y residente al que se visita.

En estos casos deben extremarse las medidas de prevención y protección, al menos no compartir objetos, uso de mascarilla y bata, desinfección de manos y protección para los pies o limpieza de suelas con virucidas a la entrada del centro.

Siempre se facilitará la visita para el acompañamiento al final de la vida, con las suficientes medidas de protección para garantizar la seguridad de las mismas.

Pruebas PCR e Ingresos:
Los nuevos ingresos se producirán en centros residenciales que no cuenten con casos positivos 14 días previos al momento de producirse los mismos.

En el supuesto de personas usuarias que voluntariamente hayan regresado a su domicilio habitual y retornen al centro residencial, se aplicarán las mismas condiciones exigidas a las personas de nuevo ingreso.

Se realizará PCR o test rápido de antígenos, a todo nuevo ingreso o residente que regrese tras un periodo prolongado fuera del centro en las 48 horas previas a su ingreso, entendiéndose a estos efectos periodo prolongado a más de 4 días. Esta misma medida se tomará en el caso de los nuevos trabajadores y profesionales y aquellos que retornen tras un periodo superior a 4 días.

Se realizará PCR o test rápidos de antígenos, a todas las personas ingresadas en hospital por motivo diferente a una infección por COVID-19, cuyo destino al alta sea un centro sociosanitario, independientemente de los días de ingreso, en las 72 horas previas a su traslado al centro residencial. En ningún caso podrá procederse al alta hospitalaria, si no se tienen los resultados de la PCR o test rápido de antígenos.

Los pacientes que reciban el alta hospitalaria con resultados analíticos PCR o test rápidos de antígenos negativos, deberán permanecer en cuarentena durante 7 días, entendida esta como la separación y restricción de movimientos aplicada a una persona que está asintomática y que puede haber estado en contacto con una fuente de infección y vigilancia activa de los síntomas.

Los pacientes que reciban el alta hospitalaria con resultados analíticos PCR o test rápido de antígenos positivo, no podrán trasladarse a un centro sociosanitario libre de brotes. En el caso de que se disponga de serología cuyo resultado sea IgG positivo, podría considerarse el alta dada la baja contagiosidad.

Todo nuevo ingreso o regreso deberá realizar cuarentena durante 14 días, durante los cuales se realizará vigilancia activa de síntomas por parte del personal del centro.

Situaciones excepcionales:
La orden de 29 de septiembre establece, con carácter temporal y excepcional, medidas específicas de contención y prevención necesarias para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus (COVID-19), en las localidades o parte de ellas en las que la autoridad sanitaria competente adopte medidas de restricción a la movilidad:

  • No se permitirán visitas ni salidas a los usuarios en los centros socio-sanitarios de carácter residencial.

Más información en: https://www.juntadeandalucia.es/organismos/saludyfamilias/areas/salud-vida/paginas/Nuevo_Coronavirus.html

Aragón. Orden de 24 de septiembre de 2020

Normativa de Referencia:

ORDEN CDS/916/2020, de 24 de septiembre, por la que se levanta la suspensión de la aplicación parcial y se modifican medidas y anexos de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio, por la que se adoptan medidas de prevención y contención en los centros de servicios sociales especializados para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia producida por el virus SARS-CoV-2 tras la finalización del estado de alarma y se prevé medida temporal con motivo de las Fiestas del Pilar

ORDEN SAN/749/2020, de 17 de agosto, sobre actuaciones en materia de salud pública para responder ante la situación de especial riesgo derivada del incremento de brotes epidémicos de COVID-19.

Salidas:
Las personas residentes que no se hallen en aislamiento pueden salir a espacios abiertos privados de disponer la residencia o a espacios de uso privativo, siempre y cuando se respeten los siguientes requisitos mínimos para evitar el contagio:

• Se permiten varias salidas diarias y por el tiempo adecuado que se determine por la dirección del centro. Estos desplazamientos se organizarán atendiendo a las necesidades y situación de las personas residentes, a la capacidad organizativa del centro y al cumplimiento de la distancia mínima interpersonal de al menos dos metros.

• Las personas residentes deberán realizar higiene de manos antes de la salida y con anterioridad a la entrada en el edificio y desinfección del calzado.

• Durante la salida deberá mantenerse y señalarse de forma clara la distancia interpersonal de al menos dos metros con el resto de personas residentes y bajo la supervisión de profesionales designados por la dirección de la residencia.

• Los grupos que se formen, preferiblemente, han de estar integrados siempre por las mismas personas residentes.

• Ha de evitarse la formación de aglomeraciones a la salida y a la entrada de las personas residentes.

• Deberá extremarse el cumplimiento de las medidas de prevención e higiene indicadas por las autoridades sanitarias.

Las personas residentes que no se hallen en aislamiento, pueden circular por las vías públicas o espacios de uso público, siempre y cuando se respeten los siguientes requisitos mínimos para evitar el contagio:

• La circulación queda limitada a la realización de un paseo diario, de un máximo de 60 minutos de duración y a una distancia no superior de un kilómetro con respecto al domicilio de la residencia.

• Se deben evitar las salidas en las franjas horarias de mayor afluencia, a espacios concurridos, a domicilios particulares, así como a aquellos lugares donde puedan producirse aglomeraciones.

• Los residentes deberán salir provistos de mascarilla y mantener una distancia interpersonal con terceros de al menos dos metros. Ha de evitarse cualquier contacto físico con terceros durante el desarrollo del paseo.

• Las personas residentes podrán realizar los paseos solos o acompañados por personal del centro o un familiar, allegado o persona de referencia. Estas personas no han de presentar cuadro clínico compatible con la infección, debiendo comprobarse este requisito por personal de la residencia.

• El familiar, allegado o persona de referencia que se haga cargo de la persona residente tendrá especial cuidado en que se cumplan las medidas de prevención e higiene.

• Las salidas con acompañamiento de familiar, allegado o persona de referencia se concertarán mediante sistema de cita previa, en función de la capacidad organizativa del centro.

• El familiar, allegado o persona de referencia deberá firmar una declaración responsable, de acuerdo con el modelo recogido en el anexo VIII de la presente Orden.

Visitas:
Las personas residentes sin síntomas y sin contacto estrecho con caso posible o confirmado pueden recibir visitas de familiares, o en su caso, de otros allegados o personas de referencia. Se incluye en esta habilitación las visitas a residentes que, cumpliendo las condiciones anteriores, se hallan en aislamiento con motivo de su retorno a la residencia y por tratarse de nuevos ingresos.

Deberá extremarse el cumplimiento de las medidas de prevención e higiene indicadas por las autoridades sanitarias, antes y durante el desarrollo de las visitas y, en especial, uso de mascarillas e higiene de manos. Además, deberán cumplirse los siguientes requisitos mínimos:

• Solo podrá permitirse la entrada de un familiar, allegado o persona de referencia por residente siendo la duración máxima de la reunión de 60 minutos.

• El visitante no ha de presentar cuadro clínico compatible con la infección, debiendo comprobarse este requisito por personal de la residencia, ni estar en aislamiento domiciliario debido a un diagnóstico por coronavirus, o en periodo de cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto estrecho con caso posible o confirmado.

• Las personas responsables de la residencia tendrán que informar a los visitantes de la obligación de cumplir las medidas de prevención e higiene. Se apela al compromiso y responsabilidad del visitante de su debido cumplimiento.

• El visitante deberá firmar una declaración responsable, de acuerdo con el modelo recogido en el anexo VI de la presente Orden.

• Las visitas se concertarán mediante sistema de cita previa, en función de la capacidad organizativa del centro.

• Las visitas deberán realizarse preferentemente en espacio exterior.

• En el supuesto de no disponer de espacio exterior o la situación meteorológica lo impida, las visitas se desarrollarán en un espacio independiente y habilitado al efecto.

• Deberá extremarse la ventilación periódica, limpieza y desinfección de los espacios utilizados, con especial atención a las zonas de tránsito y las superficies de contacto.

• Deberá señalarse de forma clara la distancia interpersonal de dos metros o instalarse medidas de separación.

• Durante la visita será obligatorio el uso de medios de protección adecuados tanto por parte del visitante como del residente pudiendo, de cumplirse esta condición por ambas partes, mantener una distancia interpersonal inferior a la establecida.

• De no ir provisto el visitante de los medios de protección adecuados, las entidades de acción social tendrán que facilitarlos para que estos puedan acceder a las instalaciones.

• Las personas responsables de los centros de servicios sociales, llevarán un registro de visitas en el que se hará constar la identificación del visitado y visitante.

Respetando la decisión que hubiera podido ser adoptada por la persona residente o, en su caso, la no oposición, las entidades de acción social permitirán la entrada de familiares, allegados o personas de referencia para acompañar a la persona residente que se encuentre en estado previsible de muerte inminente.

Pruebas PCR e Ingresos:
La orden recoge que los centros podrán acoger a nuevos residentes o permitir la vuelta de aquellos que han salido voluntariamente, diez días después del inicio de síntomas del último caso notificado, siempre que el centro tenga buena capacidad de sectorización y la debida formación del personal, entre otras medidas.

Los nuevos ingresos o las personas residentes con derecho a reserva de plaza podrán (re)ingresar en la residencia, debiendo cumplirse los siguientes requisitos:

• Que el centro no presente más de dos casos en sospecha o un caso confirmado con infección activa.

• El mismo día del ingreso, el personal de la residencia comprobará la acreditación de la realización de prueba diagnóstica. Además, la persona residente no ha de presentar cuadro clínico compatible con la infección, debiendo comprobarse este requisito por personal de la residencia, ni haber estado en contacto estrecho con caso posible o confirmado.

Se realizarán pruebas PCR a todos los nuevos ingresos en los centros sociosanitarios de carácter residencial (residencias de mayores y de personas con discapacidad) con 72 horas de antelación como máximo, así como a los empleados/as que regresen de permisos y vacaciones, y a los nuevos trabajadores/as que se incorporen.

Asimismo, se recomienda realizar periódicamente pruebas PCR a los trabajadores de centros sociosanitarios que estén en contacto directo con residentes.

Por otro lado, en caso de rebrote epidémico, se realizarán cribados con pruebas PCR en aquellas poblaciones de riesgo y potencialmente expuestas, como los residentes de las residencias de mayores.

Más información en: https://www.aragon.es/coronavirus

Galicia. Orden de 17 de septiembre de 2020

Normativa de Referencia:
Resolución Conjunta de la Consejería de Sanidad y de la Consejería de Política Social de 17 de septiembre de 2020 por la que se aprueban las medidas específicas que deberán adoptarse en los centros residenciales socio-sanitarios en relación con el régimen de visitas, salidas y otros aspectos organizativos, y las medidas específicas para los centros de atención diurna, en el contexto de la situación epidemiológica relacionada con la infección ocasionada por el virus SARS-COV-2 (COVID-19).

ORDEN de 15 de agosto de 2020 por la que se modifican determinadas medidas previstas en el Acuerdo del Consello de la Xunta de Galicia, de 12 de junio de 2020, sobre medidas de prevención necesarias para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, una vez superada la fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad.

Protocolo conjunto de la Consejería de Sanidad y la Consejería de Política Social para establecer las medidas específicas que deberán adoptarse en los centros sociosanitarios, teniendo en cuenta lo indicado al respecto en la declaración de actuaciones coordinadas en salud pública para responder a la situación especial derivada del incremento de casos positivos por COVID-19 del 14 de agosto de 2020.

Salidas:
Se limitan al máximo las salidas de los residentes fuera del recinto residencial. Esta limitación se aplica a todo salidas de carácter social, familiar o por vacaciones.

Los residentes no infectados podrán acudir a sus visitas médicas y hospitalarias acompañados de un familiar de referencia o del personal asistencial de los centros, siempre llevando mascarilla y respetando las medidas de seguridad y distancia social. No es necesario su aislamiento a la vuelta de una cita médica.

Si el centro residencial no cuenta con jardines o espacios al aire libre, se permitirán las salidas para pasear en un radio de 1 km alrededor del centro.

Se evitará el aislamiento de los residentes después de una salida siempre y cuando no presenten síntomas compatibles con la COVID-19. El aislamiento solo se realizará cuando el residente esté pendiente de la toma o del resultado de una PCR.

Visitas:
La visitas se limitan a una persona por residente, extremando las medidas de prevención, y con una duración máxima de una hora al día, excepto para las personas que se encuentren en el proceso final de vida. Se facilitará el contacto diario con familiares y amigos mediante llamadas, videollamadas y videoconferencias; los medios tecnológicos necesarios serán puestos por los centros.

Para evitar aglomeraciones, las visitas deberán realizarse con cita previa, aportando el día, la hora y el nombre de la persona visitante. Además, se elaborará una lista de personas de referencia para cada residente, que deberán estar exentas de cualquier síntoma compatible con la COVID-19. Por razones organizativas, los visitantes deberán acudir al centro con 15 minutos de antelación.

Siempre que sea posible, las visitas tendrán lugar en un espacio abierto ajardinado. También se habilitará una sala específica para visitas, que deberá estar situada cerca de la entrada, correctamente ventilada y dotada de dispensadores de solución hidroalcohólica. Se establecerán circuitos de entrada y salida para evitar el contacto con otros residentes. Solamente se realizarán visitas en las habitaciones a los residentes encamados o en situación de final de vida.

Pruebas PCR e Ingresos:
En las residencias donde exista un foco de infección por COVID-19, se tratará de evitar el aislamiento de los residentes en las habitaciones, salvo en los casos en los que hayan tenido contactos estrechos con las personas infectadas, a los que se les realizará una PCR en el día 10 desde el último contacto. Si la PCR es negativa, los residentes podrán volver a interactuar con las 10 personas de su grupo de convivencia estable.

Todos los nuevos residentes que ingresen en la residencia tendrán que haberse realizado la prueba PCR en las últimas 72 horas. En cuanto a los trabajadores del centro, tendrán que realizarse la prueba si son nuevos trabajadores o tras periodos vacacionales superiores a 7 días, y siempre 72 horas antes del ingreso en el centro.

Más información en: https://coronavirus.sergas.gal/

País Vasco. Orden de 22 de septiembre de 2020

Normativa de Referencia:

Protocolo para la Vigilancia y Control de Covid-19 en Centros Sociosanitarios – Unidades de Vigilancia Epidemiológica de la CAPV – 22 de septiembre de 2020

ORDEN de 19 de agosto de 2020, de la Consejera de Salud, de cuarta modificación del anexo de la Orden de 18 de junio de 2020, de la Consejera de Salud, sobre medidas de prevención nece- sarias para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, una vez superada la fase 3 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, modificado por las órdenes de 28 de julio y 7 de agosto de 2020.

Salidas:

Las salidas están permitidas, si bien aplican limitaciones específicas dependiendo de lo que establezcan las Diputaciones Forales a través de Órdenes concretas en función de la situación epidemiológica.

Las personas autónomas que anteriormente a la pandemia salían de la residencia por iniciativa propia podrán hacerlo de nuevo. En estos casos, antes de la salida recibirán instrucciones sobre las pautas de higiene de manos, uso de mascarilla y distancia física. Las salidas se planificarán con antelación.

El día de la salida una persona responsable del centro recordará a los familiares las normas de higiene y el uso de las protecciones establecidas, y preguntará por la presencia de síntomas relacionados con COVID-19 o el contacto con personas contagiadas. Un o una familiar asumirá la responsabilidad principal durante la salida para velar por la aplicación de las pautas de prevención.

Esta persona recibirá de una persona responsable del centro instrucciones orales y escritas sobre cómo proceder en relación con lo siguiente:

• Durante la salida permanecerán el mayor tiempo posible en espacios abiertos. Se evitarán los lugares públicos cerrados y la proximidad con personas ajenas a su círculo íntimo.

• La persona cuidadora principal llevará consigo un frasco de gel hidroalcohólico para aplicarla con frecuencia en sus manos y las de la persona mayor siempre que no sea posible el lavado con agua y jabón.

• Si van a llevar a la persona mayor a un domicilio, se desinfectarán previamente, y con frecuencia durante la estancia, todas las superficies, grifos, interruptores, manillas, etc. Las toallas, servilletas, etc, serán de uso exclusivo. Si es posible tendrá un baño de uso exclusivo.

• Tanto las personas allegadas como la persona residente utilizarán mascarilla en todo momento. Aunque la pauta de distancia física de 2 metros es aplicable como norma general, se acepta el contacto físico, siempre con mascarilla e higiene de manos. En caso de ser necesaria una aproximación más estrecha por necesitar ayuda, debe ser siempre la persona responsable. Esta persona deberá extremar las medidas de higiene de manos y respiratoria. Se lavará las manos 40-60 seg. con agua y jabón siempre antes y después de contactar físicamente con la persona mayor o sus utensilios. Si no es posible, aplicará gel hidroalcohólico.

• En los casos en los que la salida de la residencia vaya a ser de varios días, la persona responsable hará la vigilancia de síntomas y contactará con el Centro de Salud a la mínima sospecha.

Al regreso a la residencia, se retirará toda la ropa utilizada durante la salida para lavarla, se desinfectarán los zapatos y, en su caso, la silla de ruedas. Para personas mayores, en caso de pernocta de más de dos días fuera de la residencia, se gestionará a través de Atención primaria la realización de una PCR el mismo día de su vuelta. No será necesaria la realización de la PCR si han sido casos en los últimos seis meses (PCR + ó IgG +) , o han transcurrido 14 días desde el inicio de los síntomas, con tres días sin síntomas, si se trata de una infección reciente.

Visitas:

Las visitas están permitidas, pero limitadas a una persona por residente, extremando las medidas de prevención, y con una duración máxima de una hora al día. A través de Órdenes, las Diputaciones forales podrán establecer límites más estrictos a los señalados en el Protocolo en lo relativo al régimen de visitas en función de la situación epidemiológica.

En la planificación de las visitas debe establecerse las medidas necesarias para evitar la acumulación de personas, repartiendo los encuentros en un horario amplio. Se priorizará la salida a patios o jardines, si el centro dispone de ellos. Cuando los encuentros sean en espacios cerrados, estarán bien ventilados.

Previamente a la visita se informará de las normas de higiene a respetar, y de los circuitos establecidos tanto en el interior como en el exterior del centro. El día de la visita una persona responsable del centro insistirá en las normas de higiene y preguntará a la persona visitante si presenta síntomas relacionados con COVID-19 o si ha tenido contacto con personas contagiadas.

En la entrada de la residencia se ubicará un dispensador de gel hidroalcohólico y una infografía con el método adecuado para desinfectar las manos. Tanto la persona visitante como la persona residente utilizarán mascarilla en todo momento.

Aunque la pauta de distancia física de 2 metros es aplicable como norma general, se acepta el contacto físico, siempre con mascarilla e higiene de manos.

En determinadas situaciones el contacto con la persona residente se tiene que hacer en el marco más restringido de la propia habitación de el/la residente. Entre otras estarían las siguientes:

• Situaciones de cuidados de final de vida.
• Situaciones cognitivas que imposibiliten la comprensión de la situación y/o el uso de medios alternativos de contacto con personas allegadas

Pruebas PCR e Ingresos:

Las personas a la espera de ingresar en un centro residencial se harán una PCR previamente al ingreso, gestionada desde su centro de Atención Primaria. Si el resultado es positivo se considerará caso confirmado y aplicará lo recogido para estos casos.

Si la PCR es negativa se integrará en la vida normalizada. Aun así, como medida de protección, llevará mascarilla y se mantendrá una estricta vigilancia de síntomas hasta transcurridos 14 días desde el ingreso. No será necesaria la realización de la PCR si han sido casos en los últimos seis meses (PCR + ó IgG +), o han transcurrido 14 días desde el inicio de los síntomas, con tres días sin síntomas, si se trata de una infección reciente.

De acuerdo con la resolución, se realizarán pruebas PCR a todos los nuevos ingresos con 72 horas de antelación como máximo. Asimismo, también se realizarán PCR a todas las personas trabajadoras que regresen de permisos y vacaciones por períodos superiores a 14 días, y a nuevas personas trabajadoras que se incorporen.

Asimismo, se realizarán periódicamente pruebas PCR a los trabajadores de centros sociosanitarios que estén en contacto directo con residentes.

Todos los casos sospechosos de COVID-19 se mantendrán en aislamiento a la espera del resultado de la PCR. Ante cualquier caso sospechoso se solicitará una toma de muestra para PCR en las primeras 24 horas. Si la PCR resulta negativa y hay alta sospecha clínica de COVID-19 se repetirá la PCR a las 48 horas con una nueva muestra. Si la PCR continúa siendo negativa y han trascurrido más de 7 días desde el inicio de los síntomas, se podrá plantear la detección de IgM mediante una prueba serológica tipo ELISA u otras técnicas de inmunoensayo de alto rendimiento.

En los casos confirmados que no requieran ingreso hospitalario y sean tratados en la residencia, se indicará aislamiento en los centros donde residan. El aislamiento se mantendrá hasta transcurridos tres días desde la resolución de la fiebre y del cuadro clínico con un mínimo de 14 días desde el inicio de los síntomas.

Más información en: https://www.euskadi.eus/nuevo-coronavirus-covid-19/

Cataluña. Orden 17 de septiembre de 2020

Normativa de Referencia:

• Pla sectorial gestió de la infecció pel coronavirus SARS-CoV-2 en l’àmbit residencial, de 17 de septiembre.

• Documento “Represa de la normalitat en l’àmbit residencial” de la Consejería de Salud de la Generalitat, de 27 de junio.

• Decret 63/2020, de 18 de juny, de la nova governança de l’emergència sanitària provocada per la COVID-19 i d’inici de l’etapa de la represa al territori de Catalunya.

• Resolució SLT/1429/2020 de 18 de junio sobre la entrada en la fase de “nueva normalidad”

• Pla sectorial gestió de la infecció pel coronavirus SARS-CoV-2 en l’àmbit residencial, de 18 de agosto.

Salidas:

El nuevo plan sectorial considera la flexibilización de las salidas para pasear o para visitar familiares un elemento esencial para la recuperación de los vínculos sociales y afectivos de los residentes. Las salidas quedan desvinculadas de la EPG de la AGA (Área de Gestión Asistencial) o municipio (grandes ciudades) donde se encuentra la residencia.

En las zonas verdes, se permiten las salidas de corta duración de los residentes siempre y cuando tengan capacidad para aplicar con criterio las medidas de protección establecidas (uso de mascarilla, higiene correcta de manos, reducción al mínimo de los contactos social, ventilación adecuada de los espacios y detección precoz de cualquier sintomatología compatible con COVID-19). La dirección del centro, junto con el residente y con la familia o cuidador, valorará si el residente puede salir solo o si es mejor que vaya acompañado.

Antes de realizar las salidas, el residente o sus familiares deberán firmar de un documento de declaración responsable. Además, se recomienda no coger ningún transporte público.
A la vuelta a la residencia, hay que evitar el contacto del residente con cualquier otro usuario hasta que no se lleven a cabo las medidas de desinfección del calzado, silla de ruedas o andadores; el lavado de manos; y el cambio de ropa que se lavará a 60º.

Además, para la recogida del residente y la vuelta al centro, se evitará la entrada del familiar en el centro y se utilizarán los espacios destinados a visitas para hacer la recepción del residente en el centro.

Preferiblemente, las personas que realicen salidas al exterior constituirán unidades de convivencia estables.

Las salidas de más de un día de duración (como fines de semana, vacaciones, otros) se podrán hacer independientemente de la EPG de la AGA o municipio (grandes ciudades) donde se encuentra la residencia, siempre que se puedan garantizar las medidas de protección por parte de los residentes y de sus acompañantes. Se recomienda evitar aquellas actividades en las que se comparta material o que pongan en peligro el mantenimiento de la distancia de seguridad.

En caso de salidas superiores a 3 semanas, se hará una PCR a la vuelta del residente y se establecerá una cuarentena preventiva en zona amarilla durante los 14 días posteriores al regreso. La dirección de la residencia debe planificar la llegada de los residentes de una forma escalonada, controlada y pactada con las familias y cuidadores, para poder hacer una supervisión cuidadosa de los reingresos.

Las salidas no están permitidas en las zonas clasificadas como amarillas y rojas, salvo para visitas presenciales a centros sanitarios que sean imprescindibles y no se puedan aplazar.

Visitas:

La posibilidad de recibir visitas queda desvinculada de la EPG de AGA (Área de Gestión Asistencial) o municipio (grandes ciudades) donde se encuentra la residencia.

Las visitas están permitidas, pero sólo a las residencias clasificadas como verdes, a las residencias clasificadas como naranjas se permitirán las visitas a los residentes sin patología Covid-19 y en las zonas habilitadas como verdes y se deniegan las visitas a los centros que aún no muestren un control adecuado de la infección, hasta su estabilización, según criterios de Salud Pública (clasificadas como rojas). En estos casos se autorizarán las vistas de familiares cuando el soporte y el proceso de atención a las personas lo aconsejen y, especialmente, en situación de final de vida.

Pruebas PCR e Ingresos:

La posibilidad de hacer ingresos queda desvinculada de la EPG de la AGA (Área de Gestión Asistencial) o municipio (grandes ciudades) donde se encuentra la residencia.

Toda persona que tenga que ingresar en una residencia en Cataluña debe disponer de una PCR negativa realizada en un plazo inferior a las 24-48 h los días previos, preferiblemente nunca más de 5 días antes.

La familia deberá firmar una declaración que asegure que no ha estado en contacto estrecho con ningún caso sospechoso, probable o confirmado de Covid-19 en los últimos 10 días. La familia también se compromete a avisar a la residencia en caso de que en los días posteriores al ingreso alguna persona conviviente con el residente sea diagnosticada de Covid-19. En función de ello, la residencia informará al equipo de atención primaria y el referente de Salud Pública para determinar el riesgo y si son necesarias medidas adicionales.

El centro, por su parte, realizará un informe habitual de ingreso en la residencia, que incluya información clínica y epidemiológica del residente.

Otro requisito es que las personas que ingresen permanezcan en aislamiento durante 10 días, en zona amarilla, mientras que las personas que ya han superado la enfermedad han cumplido el período de aislamiento en otro centro sanitario o residencial y han recibido el alta médica pueden ingresar en zona verde si disponen de PCR negativa o anticuerpos IgG. Es decir, aquellos ingresos que proceden de ingresos hospitalarios, sociosanitarios u otros recursos residenciales donde han estado en aislamiento preventivo pueden ingresar directamente en zona verde.

INFOGRAFÍA

Salidas: 

 

 

Visitas:

 

Pruebas PCR e ingresos: 

Más información en: https://aquas.gencat.cat/ca/actualitat/ultimes-dades-coronavirus

Cantabria. Orden de 17 de septiembre de 2020

Normativa de Referencia:

• Protocolo de actuación para las residencias de mayores, con discapacidad y en situación de dependencia.
• Resolución por la que se establecen medidas preventivas y de organización en los centros de servicios sociales de la Comunidad Autónoma de Cantabria durante el período de nueva normalidad. Boletín Oficial de Cantabria de 19-06-2020.

Salidas:

La resolución aconseja evitar las salidas de las personas residentes a cualquier vía o espacio de uso público en que puedan producirse aglomeraciones. No obstante, están autorizadas, siempre y cuando se realicen extremando las medidas de seguridad, utilizando mascarillas y evitando el contacto y la interacción con otras personas sin distancia interpersonal de seguridad. Además, se exige que en el regreso al centro se efectúen las medidas de higienización establecidas para la entrada a los centros.

Visitas:

Las visitas de familiares en centros residenciales deben ser escalonadas, con cita previa y por un tiempo máximo de una hora diaria, extremando las medidas de prevención y evitando el contacto físico y con una desinfección posterior del espacio en que se hayan celebrado.

En cuanto a los requisitos que deben cumplir los visitantes, en primer lugar, tendrán que firmar una declaración responsable para asegurar que no tienen sintomatología compatible con el COVID-19. En este sentido y para más seguridad, el centro contará con un registro de visitas al objeto de poder alertar a posibles contactos en caso de contagio.

En segundo lugar, los visitantes deberán dejar su ropa de abrigo en una bolsa cerrada a la entrada del centro y llevar consigo (sin apoyar en ningún lado) sus bolsos de mano o carteras. En tercer lugar, los visitantes acudirán provistos de mascarilla que deberán abrir y colocarse tras el lavado de manos en presencia del personal del centro. En cuarto lugar, los visitantes no podrán introducir comida sin envasar, u objetos del exterior que no sea posible desinfectar. Finalmente, no se admitirán visitas con niños/as.

En cuanto al espacio en el que llevar a cabo las visitas, siempre que sea posible se realizarán en espacios exteriores que se adecuarán para cumplir con la exigencia de distancia de seguridad. Concretamente, se priorizarán las dependencias con acceso directo desde el exterior a fin de evitar la deambulación por el centro. No obstante, en el caso de visitas a personas encamadas, el familiar, adecuadamente protegido, será acompañado por un profesional del centro hasta la habitación del residente, no pudiendo salir de la misma hasta el final de la visita.

Más allá del régimen de visitas físicas, el centro también facilitará a los residentes el contacto telemático con sus familiares y allegados y, especialmente, se asegurará que pueda realizarlo la persona que deba estar en asilamiento.

Pruebas PCR e Ingresos:

Los usuarios de residencias sospechosos de padecer coronavirus serán aislados de forma preventiva inmediatamente y sometidos a pruebas PCR dentro de las 24 horas inmediatas desde la notificación por parte del centro. El residente aislado no podrá recibir visitas.

En caso de ser la PCR negativa se dará por finalizado el aislamiento salvo que exista alguna circunstancia que haga sospechar que el negativo no es concluyente, circunstancia ante la que el coordinador COVID del centro solicitará una nueva prueba para ratificar el resultado. Los mismos plazos aplicarán a los trabajadores sospechosos de ser portadores del Covid-19.

En cuanto a los nuevos ingresos y retorno de residentes que hayan estado ausentes y tengan reserva de plaza se permitirán, pero siempre que el centro no haya tenido positivos de COVID-19, tanto entre usuarios como en trabajadores, en los 15 días previos. Cuando la estructura del centro lo permita, este requisito se puede entender como referido a cada planta o zona de agrupación de residentes atendidos por los mismos profesionales.

Para aquellos residentes que vuelvan de un hospital, se constatará la ausencia de síntomas compatibles con COVID-19 y en todo caso se prevé la prueba de PCR, preferentemente con carácter previo al ingreso. Solo si la prueba da negativo, en el plazo de 24 horas desde que se notifique, se podrá efectuar el ingreso. Pese a todo, estos usuarios serán sometidos a una “especial vigilancia”.

Más información en: https://www.scsalud.es/coronavirus

Comunicado oficial DomusVi España

17 de septiembre de 2020

COMUNICADO

DomusVi España quiere mostrar su total rechazo y condena ante las acusaciones erróneas, injustificadas y difamatorias que se están vertiendo en los últimos días en los medios de comunicación de este país.

No podemos aceptar y no toleramos este ataque indiscriminado y gratuito contra la que es la empresa líder del sector, que emplea en España a más de 23.000 personas.

Personas de las que nos sentimos muy orgullosos por la gran labor que realizan a diario en nuestros centros y servicios, y más aun la que están llevando a cabo desde el mes de marzo durante esta dura pandemia.

Nuestros empleados solo tienen un objetivo, un fin, que es cuidar de las personas mayores y/o con dependencia que residen en nuestros centros. Hacerlo con la mayor diligencia y cariño es su obligación a la vez que su vocación. Nuestros mayores son como nuestra segunda familia”, José Luis Roselló (Director General de Operaciones de DomusVi España).

Además, queremos dejar constancia de los siguientes hechos:

Nuestra compañía siempre ha cumplido y cumplirá con los ratios de personal y calidad que marcan las distintas normativas regionales, así como con todos los procedimientos y reglamentación específicos de cada CCAA. Nunca hemos contravenido la regulación autonómica.

Los residentes y sus familias, son nuestra razón de ser. Su confianza en nosotros avala nuestro trabajo y la calidad del servicio que les prestamos es de vital importancia para nosotros. Así, las últimas encuestas de satisfacción realizadas en Junio de 2020 por una empresa externa, arrojan una nota media de Satisfacción General de la compañía de 8,3 sobre 10.

Además, contamos con un Comité de Ética que vela, supervisa y avala nuestro trabajo y compromiso asistencial con las personas que cuidamos y sus familias.

Nuestros trabajadores son profesionales de los cuidados con un elevado compromiso asistencial y deontológico hacia los mayores a los que cuidan.

Para DomusVi España es tan importante la calidad de su trabajo que desde el mes de julio de 2020 estamos auditando y certificando TODAS las residencias de la compañía en la certificación “Cuidado seguro ante el covid19” ( https://www.domusvi.es/cuidado-seguro-domusvi/) a través de la empresa externa Bureau Veritas.

Tan solo pedimos a las instituciones y a la sociedad en general, un poco de cordura, de sensibilidad, de empatía y de responsabilidad, para afrontar entre todos esta pandemia que nos ha tocado vivir, y que está siendo de especial virulencia en España.

La Rioja. Orden de 15 de agosto de 2020

Resolución de 15 de agosto de 2020, de la Secretaría General Técnica de la Consejería de Salud, por la que se dispone la publicación del Acuerdo del Consejo de Gobierno, de 15 de agosto de 2020, por el que se modifica el Acuerdo de 20 de junio de 2020, por el que se adoptan las medidas de prevención necesarias para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19, tras la superación de la fase 3 del plan para la transición hacia una nueva normalidad, para la transposición de las actuaciones coordinadas en salud pública.

Salidas:
La resolución establece que se limitarán al máximo las salidas de los residentes en centros sociosanitarios, sin mayores especificaciones.

Visitas:
Las visitas están permitidas, pero limitadas a una persona por residente, extremando las medidas de prevención, y con una duración máxima de una hora al día. Además, el centro se ocupará de escalonar las visitas a los residentes a lo largo del día, para evitar aglomeraciones.

Estas medidas se podrán exceptuar en el caso de personas que se encuentren en proceso del final de la vida.

Pruebas PCR e Ingresos:
De acuerdo con la resolución, se realizarán pruebas PCR a todos los nuevos ingresos con 72 horas de antelación como máximo. Asimismo, también se realizarán PCR a todas las personas trabajadoras que regresen de permisos y vacaciones por períodos superiores a 14 días, y a nuevas personas trabajadoras que se incorporen.

Asimismo, en caso de brote epidémico, se realizarán cribados con pruebas PCR en aquellas poblaciones de riesgo y potencialmente expuestas, entre las que se encuentran los residentes en centros sociales o sociosanitarios.

Además, se recomienda realizar periódicamente pruebas PCR a los trabajadores de centros sociales que estén en contacto directo con residentes.

La resolución también recuerda que serán los titulares o directores de los distintos centros, servicios y establecimientos de servicios sociales, de naturaleza pública o privada, los encargados de adoptar las medidas organizativas, de prevención e higiene necesarias de su personal trabajador y de las personas usuarias, al objeto de aplicar las recomendaciones emitidas en materia sanitaria, y que estarán obligados a colaborar con las autoridades sanitarias en los cometidos de vigilancia, prevención y control de la COVID-19.

Más información en: https://www.riojasalud.es/

Región de Murcia. Orden de 14 de agosto de 2020

Orden de la Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social por la que se traspone el Acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de 14 de agosto, y se adoptan otras medidas preventivas complementarias frente a la COVID-19, relativas a centros de servicios sociales y sociosanitarios.

Salidas:
Se limitará al máximo las salidas de los residentes en centros sociosanitarios, realizándose sólo por razones de salud, asistencia sanitaria o extrema necesidad. Las salidas con finalidad terapéutica se seguirán realizando de conformidad con las instrucciones y protocolos dispuestos por la dirección gerencial.

Visitas:
Se limitan las visitas a una persona por residente, extremando las medidas de prevención, y con una duración máxima de una hora al día. Se garantizará el escalonamiento de las visitas a los residentes a lo largo del día. Esta medida se exceptuará en el caso de personas que se encuentren en proceso del final de la vida, a las que se aplicará el protocolo dispuesto para estos casos por la dirección gerencial.

Pruebas PCR e Ingresos:
Se realizarán pruebas PCR a todos los nuevos ingresos de residentes, con 72 horas de antelación como máximo.

Se realizarán pruebas PCR a los empleados que regresen de permisos y vacaciones, y a los nuevos trabajadores que se incorporen, con 72 horas de antelación como máximo.
Se realizarán pruebas PCR a todos los trabajadores de estos centros. La periodicidad, procedimiento y condiciones se regularán en un protocolo que se elaborará en coordinación con las autoridades sanitarias.

Más información en: https://www.murciasalud.es/pagina.php?id=458440#

Navarra. Orden de 17 de agosto de 2020

DECRETO-LEY FORAL 8/2020, de 17 de agosto, por el que se aprueban en la Comunidad Foral de Navarra medidas extraordinarias para responder ante la situación de especial riesgo derivada del incremento de casos positivos por COVID-19.

Salidas:
La resolución establece que se limitarán al máximo las salidas de los residentes en centros sociosanitarios, sin mayores especificaciones.

Visitas:
Las visitas están permitidas, pero limitadas a una persona por residente, extremando las medidas de prevención, y con una duración máxima de una hora al día. Además, el centro se ocupará de escalonar las visitas a los residentes a lo largo del día, para evitar aglomeraciones.

Estas medidas se podrán exceptuar en el caso de personas que se encuentren en proceso del final de la vida.

Pruebas PCR e Ingresos:
De acuerdo con la resolución, se realizarán pruebas PCR a todos los nuevos ingresos con 72 horas de antelación como máximo. Asimismo, también se realizarán PCR a todas las personas trabajadoras que regresen de permisos y vacaciones por períodos superiores a 14 días, y a nuevas personas trabajadoras que se incorporen.

Asimismo, se recomienda realizar cribados de pruebas PCR en grupos vulnerables, entre los que se encuentran los residentes de los centros de mayores.

Por otro lado, se permiten las estancias temporales y los ingresos por respiro familiar, aplicando los criterios determinados por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, en lo referente a medidas de seguimiento en nuevos ingresos. Asimismo, se permiten los ingresos por traslados de personas procedentes de otros centros residenciales.

Más información en: https://gobiernoabierto.navarra.es/es/coronavirus

Islas Canarias. Orden de 20 de agosto de 2020

Resolución de 20 de agosto de 2020, por la que se dispone la publicación del Acuerdo que aprueba la actualización de determinadas medidas de prevención establecidas mediante Acuerdo del Gobierno de 19 de junio de 2020, para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, una vez superada la Fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, finalizada la vigencia de las medidas propias del estado de alarma.

Resolución de 4 de septiembre de 2020, por la que se dispone la publicación del Acuerdo que aprueba la actualización de determinadas medidas de prevención establecidas mediante Acuerdo del Gobierno de 19 de junio de 2020, para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, una vez superada la Fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, finalizada la vigencia de las medidas propias del estado de alarma.

Salidas:
La resolución establece que se limitarán al máximo las salidas de los residentes en centros sociosanitarios, sin mayores especificaciones.

Visitas:
Las visitas están permitidas, pero limitadas a una persona por residente, extremando las medidas de prevención, y con una duración máxima de una hora al día. Además, el centro se ocupará de escalonar las visitas a los residentes a lo largo del día, para evitar aglomeraciones.

Estas medidas se podrán exceptuar en el caso de personas que se encuentren en proceso del final de la vida.

Pruebas PCR e Ingresos:
De acuerdo con la resolución, se realizarán pruebas PCR a todos los nuevos ingresos con 72 horas de antelación como máximo. Asimismo, también se realizarán PCR a todas las personas trabajadoras que regresen de permisos y vacaciones por períodos superiores a 14 días, y a nuevas personas trabajadoras que se incorporen.

La resolución del 4 de septiembre endurece las medidas y añade la recomendación de realizar cribados de pruebas PCR en grupos vulnerables (entre los que se encuentran los residentes de los centros de mayores) y también a los trabajadores sanitarios que tengan contacto directo con residentes.

Más información en: https://www.gobiernodecanarias.org/principal/coronavirus/

Islas Baleares. Orden de 18 de agosto de 2020

Resolución de la consejera de Salud y Consumo de 18 de agosto de 2020 por la que se modifican medidas concretas del Plan de Medidas Excepcionales de Prevención, Contención y Coordinación para Hacer Frente a la Crisis Sanitaria Ocasionada por la COVID-19, una vez superada la fase 3 del Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad, aprobado por Acuerdo del Consejo de Gobierno de las Illes Balears de 19 de junio de 2020.

Salidas:
La resolución prohíbe las salidas a los residentes de los centros de servicios sociales de tipo residencial, sean públicos o privados, para personas mayores y/o para personas en situación de dependencia.

En el caso de los servicios sociales de tipo residencial para personas con discapacidad, no se permiten las salidas de los centros a residentes con discapacidad que tengan factores de riesgo añadidos, como la edad de más de 60 años, enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, diabetes, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, cáncer, inmunosupresión u otras enfermedades crónicas en las que exista un deterioro del estado general.

Excepcionalmente, en los centros de servicios sociales de tipo residencial se podrán realizar salidas terapéuticas acompañadas por el personal del centro y siguiendo las medidas de higiene y seguridad marcadas por la autoridad sanitaria.

Visitas:
La resolución establece que las visitas se limitarán a una persona por residente, extremando las medidas de precaución y con una duración máxima de una hora al día. Además, las visitas tendrán que ser acordadas previamente con el centro con un sistema de cita previa y se garantizará el escalonamiento de las visitas a los residentes a lo largo del día.

Cabe destacar también que las visitas serán supervisadas por el personal del centro para garantizar el seguimiento de las medidas dictadas por la autoridad sanitaria.
En el caso de las personas que se encuentren en el proceso del final de su vida, las visitas no se limitarán a una persona por residente y a una duración máxima de una hora al día.

Pruebas PCR e Ingresos:
Los centros residenciales deberán realizar una prueba tipo PCR de detección del SARS-CoV-2 de forma obligatoria a los usuarios de nuevo ingreso en los centros residenciales, a los trabajadores que se incorporen de un período de permiso o vacaciones de una duración superior a setenta y dos horas y a los trabajadores de nueva incorporación al centro residencial. Esta prueba se realizará con una antelación máxima de 72 horas al ingreso o incorporación laboral al centro residencial.

Además, se recomienda la realización de pruebas periódicas de detección del SARS-CoV-2 a los trabajadores de los centros residenciales que realicen su labor en contacto directo con los residentes. La periodicidad de dichas pruebas se ajustará a una evaluación del riesgo que tenga en consideración la situación epidemiológica del territorio donde se encuentre la residencia y la tipología y situación sanitaria del centro residencial.

Por otra parte, en el caso de que se produzca un brote epidémico de COVID-19, se realizarán cribados con pruebas PCR a las poblaciones de riesgo y potencialmente expuestas, entre las que se encuentran los residentes de las residencias de mayores.

Más información en: http://www.caib.es/sites/coronavirus/es/portada/

Galicia. Orden de 15 de agosto de 2020

ORDEN de 15 de agosto de 2020 por la que se modifican determinadas medidas previstas en el Acuerdo del Consello de la Xunta de Galicia, de 12 de junio de 2020, sobre medidas de prevención necesarias para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, una vez superada la fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad.

Protocolo conjunto de la Consejería de Sanidad y la Consejería de Política Social para establecer las medidas específicas que deberán adoptarse en los centros sociosanitarios, teniendo en cuenta lo indicado al respecto en la declaración de actuaciones coordinadas en salud pública para responder a la situación especial derivada del incremento de casos positivos por COVID-19 del 14 de agosto de 2020.

Salidas:
La resolución aconseja limitar las salidas de los residentes fuera del recinto de la residencia. Esta limitación se aplica a todo tipo de salidas, de carácter social, familiar o por vacaciones. No obstante, las salidas se adaptarán a la situación epidemiológica de las zonas en las que se encuentren, siguiendo el Plan de Reactivación.

Visitas:
La resolución aconseja limitar las visitas al máximo, y de producirse que sean solo de un visitante por residente, una hora al día, y extremando las medidas de prevención. Además, se tendrá que pedir cita previa para realizar estas visitas, para evitar aglomeraciones.
También se establece un régimen especial para las personas que se encuentren en el proceso final de la vida, quienes no tendrán restricciones en las visitas.

Pruebas PCR e Ingresos:
Todos los nuevos residentes que ingresen en la residencia tendrán que haberse realizado la prueba PCR en las últimas 72 horas.

En cuanto a los trabajadores del centro, tendrán que realizarse la prueba si son nuevos trabajadores o tras periodos vacacionales superiores a 7 días, y siempre 72 horas antes del ingreso en el centro.

Más información en: https://coronavirus.sergas.gal/

Extremadura. Orden de 17 de agosto de 2020

Resolución de 17 de agosto de 2020, del Vicepresidente Segundo y Consejero, por la que se establecen medidas de salud pública aplicables en Extremadura en ejecución de lo dispuesto en la Orden Comunicada del Ministro de Sanidad, de 14 de agosto de 2020, mediante la que se aprueba la Declaración de Actuaciones coordinadas en salud pública para responder ante la situación de especial riesgo derivada del incremento de casos positivos por COVID-19.

Salidas:
Limitar al máximo las salidas de los residentes en centros socio-sanitarios.

Visitas:
Limitar las visitas a una persona por residente, extremando las medidas de prevención, y con una duración máxima de una hora al día. Se garantizará el escalonamiento de las visitas a los residentes a lo largo del día. Estas medidas se podrán exceptuar en el caso de personas que se encuentren en proceso del final de la vida.

Pruebas PCR e Ingresos:
Realizar pruebas PCR a todos los nuevos ingresos en los centros socio-sanitarios de carácter residencial (residencias de mayores y de personas con discapacidad) con 72 horas de antelación como máximo. También se realizará a los empleados/as que regresen de permisos y vacaciones, y a los nuevos trabajadores/as que se incorporen.

Más información en: http://www.juntaex.es/ddgg004/informacion-covid19

País Vasco. Orden de 19 de agosto de 2020

ORDEN de 19 de agosto de 2020, de la Consejera de Salud, de cuarta modificación del anexo de la Orden de 18 de junio de 2020, de la Consejera de Salud, sobre medidas de prevención nece- sarias para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, una vez superada la fase 3 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, modificado por las órdenes de 28 de julio y 7 de agosto de 2020.

Salidas:
La resolución establece que se limitarán al máximo las salidas de los residentes en centros sociosanitarios, sin mayores especificaciones.

Visitas:
Las visitas están permitidas, pero limitadas a una persona por residente, extremando las medidas de prevención, y con una duración máxima de una hora al día. Además, el centro se ocupará de escalonar las visitas a los residentes a lo largo del día, para evitar aglomeraciones.

Estas medidas se podrán exceptuar en el caso de personas que se encuentren en proceso del final de la vida.

Pruebas PCR e Ingresos:
De acuerdo con la resolución, se realizarán pruebas PCR a todos los nuevos ingresos con 72 horas de antelación como máximo. Asimismo, también se realizarán PCR a todas las personas trabajadoras que regresen de permisos y vacaciones por períodos superiores a 14 días, y a nuevas personas trabajadoras que se incorporen.

Asimismo, se realizarán periódicamente pruebas PCR a los trabajadores de centros sociosanitarios que estén en contacto directo con residentes.

Además, en caso de brote epidémico, se realizarán cribados con pruebas PCR en aquellas poblaciones de riesgo y potencialmente expuestas, entre las que se encuentran los residentes en centros sociosanitarios.

Además, en el País Vasco se ha instaurado un “Plan de detección precoz, control de focos y vigilancia epidemiológica” que obliga a todos los centros, servicios y establecimientos sanitarios y sociosanitarios de la Comunidad Autónoma de Euskadi, tanto de titularidad pública como privada, a notificar a la Dirección de Salud Pública y Adicciones del Departamento de Salud todos los casos, tanto confirmados como sospechosos de COVID-19 así como aquellos fallecimientos de los que tengan conocimiento y que pudieran tener como causa la COVID-19. De esta forma, la Dirección de Salud Pública y Adicciones, dará traslado de dichas notificaciones a Osakidetza-Servicio vasco de salud a los efectos de su incorporación en la historia clínica de los y las pacientes, y se tendrá conocimiento de los casos de riesgo de carácter transmisible.

Más información en: https://www.euskadi.eus/nuevo-coronavirus-covid-19/

Castilla y León. Orden de 15 de agosto de 2020

ACUERDO 43/2020 de 15 de agosto, de la Junta de Castilla y León, por el que se da publicidad, para general conocimiento y por ser de obligado cumplimiento, a la Orden comunicada del Ministro de Sanidad, de 14 de agosto de 2020, mediante la que se aprueba la declaración de actuaciones coordinadas en salud pública para responder ante la situación de especial riesgo derivada del incremento de casos positivos por COVID-19.
Guía de Actuaciones en las Residencias y Centros de Día Públicos y Privados de Personas Mayores y Personas con Discapacidad de Castilla y León.

Salidas:
En aquellos municipios o territorios superiores al municipio en los que no exista una situación de brote activo del COVID-19, se permitirán las salidas al exterior de las personas residentes negativas en COVID-19 y sin sospecha de contagio, que residan en centros de servicios sociales libres de COVID activo. Estas salidas al exterior estarán limitadas a un máximo de dos salidas por residente y semana.

Los usuarios que lo precisen saldrán del centro acompañados de un familiar, amigo, voluntario o profesional del propio centro. En todo caso, tanto usuarios como acompañantes deberán encontrarse libres de síntomas compatibles con infección. Cuando este acompañamiento sea realizado por familiar, allegado, voluntario o persona ajena al centro, deberá cumplimentar y firmar una declaración responsable sobre su situación en relación al COVID-19. Cuando la salida del residente no precise acompañamiento por ser la persona autónoma deberá firmar la declaración responsable él mismo.

En aquellos municipios o territorios superiores al municipio en los que se declare alguna situación de brote del COVID-19, se suprimirán las salidas de los centros residenciales de personas mayores, en tanto en cuanto dure esta situación, conforme así lo determine Sanidad o la Delegación Territorial.

Visitas:
En todos los centros residenciales de servicios sociales quedan limitadas las visitas a una persona por residente, extremando las medidas de prevención, y con una duración máxima de una hora al día. Debe quedar garantizado el escalonamiento de visitas a los residentes a lo largo del día.

En todo caso, sólo se permitirán visitas a las personas residentes, negativas en covid19 y sin sospecha de contagio, y que residan en centros libres de covid19 activo. Estas visitas podrán realizarse, tanto en los espacios exteriores del centro, si cuenta con ellos, como en los espacios interiores, coincidentes o no, pero siempre acomodadas a la capacidad organizativa y estructural del centro, al objeto de poder dar cumplimiento al mantenimiento de todas las medidas de higiene y prevención necesarias y al distanciamiento de seguridad de usuarios y familiares. La visita con el centro residencial deberá ser concertada de forma previa.

Las visitas a los usuarios de los centros residenciales que se realicen por razones excepcionales, tales como el final de la vida o el alivio de descompensación neurocognitiva del residente, podrán realizarse aunque el centro tenga casos de covid19. Se limitará a una persona acompañante al residente en esta fase terminal, previa firma del consentimiento informado sobre los riesgos de contagio de COVID-19.

La sospecha o detección de un brote en un centro residencial conducirá de forma automática al cierre del centro a visitas en tanto el brote no se considere epidemiológicamente controlado por parte de la autoridad competente.

Pruebas PCR e Ingresos:
Realizar pruebas PCR a todos los nuevos ingresos en los centros sociosanitarios de carácter residencial (residencias de mayores y de personas con discapacidad) con 72 horas de antelación como máximo.

Si el resultado del test al ingreso fuera positivo, solo se podrá producir el nuevo ingreso en aquellos centros que cuenten con sectorización y con plazas vacantes en la zona COVID con instalaciones y con personal habilitados para tal fin.

También se realizará PCR a los empleados/as que regresen de permisos y vacaciones, y a los nuevos trabajadores/as que se incorporen. Realizar periódicamente pruebas PCR a los trabajadores de centros sociosanitarios que estén en contacto directo con residentes.

Más información en: https://analisis.datosabiertos.jcyl.es/pages/coronavirus/

Comunidad Valenciana. Orden de 17 de agosto de 2020

Resolución del 17 de agosto de 2020 de la Vicepresidencia y Consellería de Igualdad y Políticas Inclusivas sobre el plan de actuación en las residencias de personas mayores dependientes, los centros de día, las viviendas tuteladas y los CEAM-CIM de la Comunitat Valenciana.

Salidas:
La resolución establece, entre otras cuestiones, que las residencias o viviendas libres de COVID deberán elaborar un protocolo sobre las salidas, en el que éstas se limitarán atendiendo a las circunstancias personales de cada persona residente y a la situación de la pandemia. Las salidas, que siempre deberán contar con una autorización por parte del centro, serán sin pernoctación y en ellas las personas residentes deberán ir acompañadas o bien de un profesional del centro o familiar o persona allegada, que será la encargada de firmar una declaración responsable, comprometiéndose a adoptar todas las medidas preventivas.

Los periodos de vacaciones no podrán ser superiores a los 7 días, y tendrán que solicitarlo con antelación y firmar ellas o sus representantes legales, según el caso, el protocolo de salidas vacacionales de la Consellería de Igualdad y Políticas Inclusivas que a tal efecto le facilitará la dirección del centro.

Visitas:
La resolución establece que se permitirán las visitas, siempre con cita previa, y de una duración máxima de una hora, de un familiar o persona tutora o próxima por persona residente. Estas visitas se regularán teniendo en cuenta el número de persona residentes en la residencia o vivienda, para evitar aglomeraciones. Las visitas se harán, preferiblemente, en espacios al aire libre y en todos los casos cumpliendo las normas de seguridad e higiene.

La resolución garantiza de forma excepcional las visitas en caso de fuerza mayor que estarán justificadas al objeto de garantizar un proceso final de la vida digno a las personas mayores y contribuir al desarrollo de un duelo menos traumático para su entorno. En estos casos podrán acceder familiares o personas allegadas limitándose a una persona por turno. Estas visitas en caso de fuerza mayor también serán de aplicación para aliviar la descompensación neurodegenerativa de la persona residente cuando así lo considere el equipo técnico profesional del centro.

Pruebas PCR e Ingresos:
Los centros, por su parte, deberán garantizar el cumplimiento de las medidas establecidas por las autoridades sanitarias, incluida la realización de pruebas a las personas trabajadoras que se incorporen al puesto de trabajo por primera vez o lo hagan después de vacaciones o permisos, así como a las personas residentes que ingresen por primera vez o después de un periodo de vacaciones.

En el caso de estas últimas, los nuevos ingresos o los reingresos deberán ir acompañados por la realización de una prueba PCR durante las 72 horas previas, que deberá ser negativa, y una vez acceda al centro deberá realizar un aislamiento preventivo durante 14 días. Si se realiza una PCR a los 10 días y ésta da negativa de nuevo se podrá levantar el aislamiento.

Más información en: http://coronavirus.san.gva.es/es/estadisticas

Castilla-La Mancha. Orden de 21 de agosto de 2020

Decreto 49/2020, de 21 de agosto, por el que se modifica el Decreto 24/2020, de 19 de junio, sobre medidas de prevención necesarias para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 una vez superada la fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad.

Resolución de 05/08/2020, de la Consejería de Sanidad, por la que se modifica la Resolución de 26/06/2020, por la que se establecen los requisitos para las salidas permitidas en centros sociales y sociosanitarios de carácter residencial, una vez superada la fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, con el fin de adaptarlas a la evolución de la crisis sanitaria del SARS-CoV-2 en Castilla-La Mancha.

Resolución de 26/06/2020, de la Consejería de Sanidad, por la que se establecen los requisitos para nuevos ingresos y salidas definitivas en centros sociales y sociosanitarios de carácter residencial una vez superada la fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, con el fin de adaptarlas a la evolución de la crisis sanitaria del SARS-CoV-2 en Castilla-La Mancha.

Salidas:
En el caso de las residencias de mayores, y siempre que no se trate de un residente que presente caso confirmado por infección activa, o sea un caso sospechoso o probable de infección según los protocolos en vigor en ese momento, las salidas de residentes deberán producirse exclusivamente al domicilio familiar y por un periodo mínimo de 10 días naturales y máximo de 8 semanas, en tanto dure la situación originada por la crisis sanitaria del COVID-19.

En el momento del regreso al centro residencial, la persona residente deberá contar con una prueba PCR con resultado negativo, realizada como máximo en los tres días anteriores al regreso, y que deberá entregar a las personas responsables del centro.

El citado test PCR deberá realizarse por los servicios de atención primaria o, en su defecto, se admitirá el resultado obtenido por un test PCR llevado a cabo en un laboratorio privado que cuente con la acreditación oficial correspondiente. Podrá excluirse de la necesidad de realización de PCR a aquellas personas, que, tras evaluarse de manera individual su caso, se vea suficientemente acreditada positividad serológica para IgG y negatividad para IgM SARS- CoV-2.

Igualmente, en el momento del regreso, la persona residente deberá aportar al centro compromiso por escrito de su intención de respetar un periodo de aislamiento preventivo tras su reingreso en el mismo, conforme establezca la autoridad sanitaria.

Deberá incluir también una relación conforme al Anexo I, que identifique a las personas con las que ha convivido o mantenido contacto estrecho durante su permanencia en el domicilio familiar, con indicación de los teléfonos de contacto.

Visitas:
Se podrán permitir las visitas en los centros sociales especializados y centros sociosanitarios residenciales, que se encuentren libres de COVID-19 y en donde ninguna persona residente presente caso confirmado por infección activa, o sea caso sospechoso o probable de infección según los protocolos en vigor en ese momento, observando siempre las condiciones y los requisitos necesarios para evitar el contagio.

A estos efectos se considerará centro libre de COVID-19 todo aquel que durante los últimos 14 días o período que determine la autoridad sanitaria, no haya tenido casos positivos o sospechosos por contacto directo.

Solo podrá permitirse la entrada de una persona familiar u allegada por persona residente siendo la duración máxima de la reunión de 60 minutos. La persona residente podrá tener dos visitas a la semana de estas características. La persona que acuda a la visita no ha de presentar cuadro clínico compatible con la infección por coronavirus, ni haber estado en contacto estrecho con caso sospechoso o confirmado. Las visitas se concertarán mediante sistema de cita previa, en función de la capacidad organizativa del centro.

Las visitas deberán realizarse preferentemente en espacio exterior. En el supuesto de no ser posible, las visitas se desarrollarán en un espacio independiente y habilitado al efecto. Se garantizará el escalonamiento de las visitas a los residentes a lo largo del día. Durante la visita será obligatorio el uso de medios de protección adecuados tanto por parte del visitante como del residente y se evitará el contacto físico. Para ello el visitante deberá acudir a la visita provisto de medios de protección adecuados.

En caso de que en los centros sociales especializados o centros sociosanitarios residenciales volvieran a detectarse nuevos casos positivos de COVID-19 deberán suspenderse las visitas.

Estas medidas se podrán exceptuar en el caso de personas que se encuentran en el proceso final de la vida.

Pruebas PCR e Ingresos:
Los nuevos ingresos se permitirán únicamente en los casos en los que los centros se encuentren libres de COVID19. A estos efectos se considerará centro libre de COVID-19 todo aquel que durante los últimos 14 días o periodo que determine la autoridad sanitaria no haya tenido casos confirmados, con infección activa, casos probables o casos sospechosos pendientes de confirmación.

La persona solicitante de ingreso en plaza de residencia deberá aportar a su ingreso en el centro declaración responsable, firmada por la persona que va ingresar o su representante. Además deberá presentar resultados negativos del test PCR realizado como máximo tres días antes del ingreso; y asimismo, asumiendo el compromiso de someterse a un aislamiento preventivo tras la entrada del centro durante los 14 días naturales siguientes a su ingreso.

Más información en: https://sanidad.castillalamancha.es/ciudadanos/enfermedades-infecciosas/coronavirus

Cataluña. Orden 27 de junio de 2020

Documento “Represa de la normalitat en l’àmbit residencial” de la Consejería de Salud de la Generalitat, de 27 de junio.

Decret 63/2020, de 18 de juny, de la nova governança de l’emergència sanitària provocada per la COVID-19 i d’inici de l’etapa de la represa al territori de Catalunya.

Resolució SLT/1429/2020 de 18 de junio sobre la entrada en la fase de “nueva normalidad”
Pla sectorial gestió de la infecció pel coronavirus SARS-CoV-2 en l’àmbit residencial, de 18 de agosto.

Salidas:
La resolución permite las salidas de los residentes siempre y cuando se trate de pacientes autónomos, tengan el consentimiento de la Dirección y fuera una actividad que habitualmente realizaba el residente. Antes de realizar las salidas, el residente o sus familiares deberán firmar de un documento de declaración responsable. Además, se recomienda no coger ningún transporte público.

A la vuelta a la residencia, hay que evitar el contacto del residente con ningún otro usuario hasta que no se lleven a cabo las medidas de desinfección del calzado, silla de ruedas o andadores; el lavado de manos; y el cambio de ropa que se lavará a 60º.

Además, para la recogida del residente y la vuelta al centro, se evitará la entrada del familiar en el centro y se utilizarán los espacios destinados a visitas para hacer la recepción del residente en el centro.

Visitas:
Las visitas están permitidas, pero sólo a las residencias clasificadas como verdes, a las residencias clasificadas como naranjas se permitirán las visitas a los residentes sin patología Covid-19 y en las zonas habilitadas como verdes y se deniegan las visitas a los centros que aún no muestren un control adecuado de la infección, hasta su estabilización, según criterios de Salud Pública (clasificadas como rojas). En estos casos se autorizarán las vistas de familiares cuando el soporte y el proceso de atención a las personas lo aconsejen y, especialmente, en situación de final de vida.

Pruebas PCR e Ingresos:
Toda persona que tenga que ingresar en una residencia en Cataluña debe disponer de una PCR negativa realizada en un plazo inferior a las 24-48 h los días previos, preferiblemente nunca más de 5 días antes.

La familia deberá firmar una declaración que asegure que no ha estado en contacto estrecho con ningún caso sospechoso, probable o confirmado de Covid-19 en los últimos 10 días.

La familia también se compromete a avisar a la residencia en caso de que en los días posteriores al ingreso alguna persona conviviente con el residente sea diagnosticada de Covid-19. En función de ello, la residencia informará al equipo de atención primaria y el referente de Salud Pública para determinar el riesgo y si son necesarias medidas adicionales.

El centro, por su parte, realizará un informe habitual de ingreso en la residencia, que incluya información clínica y epidemiológica del residente.

Otro requisito es que las personas que ingresen permanezcan en aislamiento durante 10 días, en zona amarilla, mientras que las personas que ya han superado la enfermedad han cumplido el período de aislamiento en otro centro sanitario o residencial y han recibido el alta médica pueden ingresar en zona verde si disponen de PCR negativa o anticuerpos IgG. Es decir, aquellos ingresos que proceden de ingresos hospitalarios, sociosanitarios u otros recursos residenciales donde han estado en aislamiento preventivo pueden ingresar directamente en zona verde.

Más información en: https://aquas.gencat.cat/ca/actualitat/ultimes-dades-coronavirus

Cantabria. Orden de 19 de junio de 2020

Resolución por la que se establecen medidas preventivas y de organización en los centros de servicios sociales de la Comunidad Autónoma de Cantabria durante el período de nueva normalidad. Boletín Oficial de Cantabria de 19-06-2020.

Salidas:
La resolución aconseja evitar las salidas de las personas residentes a cualquier vía o espacio de uso público en que puedan producirse aglomeraciones. No obstante, están autorizadas, siempre y cuando se realicen extremando las medidas de seguridad, utilizando mascarillas y evitando el contacto y la interacción con otras personas sin distancia interpersonal de seguridad. Además, se exige que en el regreso al centro se efectúen las medidas de higienización establecidas para la entrada a los centros.

Visitas:
Las visitas de familiares en centros residenciales están permitidas y se intentará que se realicen al menos una vez a la semana y dentro de lo posible a diario, siempre y cuando sean visitas organizadas por la dirección del centro mediante cita previa, por un tiempo limitado, evitando el contacto físico y asegurando que la persona visitante realiza la limpieza de manos y usa la mascarilla quirúrgica durante el tiempo que permanezca en el centro.

En cuanto a los requisitos que deben cumplir los visitantes, en primer lugar, tendrán que firmar una declaración responsable para asegurar que no tienen sintomatología compatible con el COVID-19. En este sentido y para más seguridad, el centro contará con un registro de visitas al objeto de poder alertar a posibles contactos en caso de contagio.

En segundo lugar, los visitantes deberán dejar su ropa de abrigo en una bolsa cerrada a la entrada del centro y llevar consigo (sin apoyar en ningún lado) sus bolsos de mano o carteras.

En tercer lugar, los visitantes acudirán provistos de mascarilla que deberán abrir y colocarse tras el lavado de manos en presencia del personal del centro.

En cuarto lugar, los visitantes no podrán introducir comida sin envasar, u objetos del exterior que no sea posible desinfectar. Finalmente, no se admitirán visitas con niños/as.
En cuanto al espacio en el que llevar a cabo las visitas, siempre que sea posible se realizarán en espacios exteriores que se adecuarán para cumplir con la exigencia de distancia de seguridad.

Concretamente, se priorizarán las dependencias con acceso directo desde el exterior a fin de evitar la deambulación por el centro. No obstante, en el caso de visitas a personas encamadas, el familiar, adecuadamente protegido, será acompañado por un profesional del centro hasta la habitación del residente, no pudiendo salir de la misma hasta el final de la visita.

Más allá del régimen de visitas físicas, el centro también facilitará a los residentes el contacto telemático con sus familiares y allegados y, especialmente, se asegurará que pueda realizarlo la persona que deba estar en aislamiento.

Pruebas PCR e Ingresos:
Para el ingreso y/o el retorno de las personas usuarias a los centros residenciales, se tendrá que constatar la ausencia de sintomatología compatible con infección por COVID-19 mediante una prueba PCR. Esta prueba se realizará preferiblemente con carácter previo al ingreso en el centro residencial, a través del centro de salud al que estuviera adscrito el residente y solo se efectuará el ingreso si la prueba diera resultado negativo, en el plazo de 24 horas desde que se notifique por el centro de salud. Además, para más seguridad, el ingresado será vigilado durante 14 días con observación estricta de medidas de seguridad sanitaria y evitando la participación en actividades grupales.

En caso de que la prueba PCR no se haya podido realizar antes del ingreso, se mantendrá́ al residente en aislamiento individual preventivo hasta que se conozca el resultado de la prueba. Si el resultado fuera positivo, se mantendrá́ el aislamiento estricto de la persona COVID+ y el responsable COVID del centro comunicará el caso a la Consejería de Sanidad y a la Consejería de Empleo y Políticas Sociales en la forma que se estipule, y se valorará la posibilidad de traslado a otros recursos específicos. En todo caso, se seguirán las indicaciones que dicte el médico responsable del caso.

Más información en: https://www.scsalud.es/coronavirus

Madrid. Orden de 18 de agosto de 2020

ORDEN 1008/2020, de 18 de agosto, de la Consejería de Sanidad, por la que se modifica la Orden 668/2020, de 19 de junio de 2020, por la que se establecen medidas preventivas para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 una vez finalizada la prórroga del estado de alarma establecida por el Real Decreto 555/2020, de 5 de junio, para la aplicación de las actuaciones coordinadas en salud pública para responder a la situación de especial riesgo derivada del incremento de casos positivos por COVID-19.

Salidas:
Se limitarán las salidas de los residentes en centros sociosanitarios en función de la situación epidemiológica de la Comunidad y de las características serológicas del centro.

Visitas:
Se limitarán las visitas a una persona por residente, extremando las medidas de prevención y con una duración máxima de una hora al día, debiendo escalonarse las visitas a los residentes a lo largo del día.

Estas medidas se podrán exceptuar en el caso de personas que se encuentren en proceso del final de la vida y en situaciones de cuidados paliativos de conformidad con lo dispuesto en las instrucciones descritas en el protocolo de atención a pacientes y familias al final de la vida durante la pandemia por COVID-19 en residencias de mayores.

Pruebas PCR e Ingresos:
Se realizarán pruebas PCR para la detección del SARS-CoV-2 a todos los nuevos ingresos con 72 horas de antelación, como máximo, a la fecha de ingreso.

Se realizarán pruebas PCR para la detección del SARS-CoV-2 a todos los trabajadores de los centros que regresen de permisos y vacaciones, así como a los nuevos trabajadores que se incorporen.

Más información en: https://www.comunidad.madrid/servicios/salud/2019-nuevo-coronavirus

Asturias. Orden de 18 de agosto de 2020

Resolución de 18 de agosto de 2020, de la Consejería de salud, de cuarta modificación de las medidas urgentes de prevención, contención y coordinación necesarias para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19.

Salidas:
La resolución establece que se limitarán al máximo las salidas de los residentes en centros sociosanitarios. En la medida de lo posible, se generarán espacios y entornos seguros en zonas perimetrales de las residencias de tal forma que puedan garantizarse las salidas a esos entornos con la adecuada protección.

Visitas:
Las visitas están permitidas, pero limitadas a una persona por residente, extremando las medidas de prevención, y con una duración máxima de una hora al día. Además, el centro se ocupará de escalonar las visitas a los residentes a lo largo del día, para evitar aglomeraciones.

Estas medidas se podrán exceptuar en el caso de personas que se encuentren en proceso del final de la vida.

Pruebas PCR e Ingresos:
De acuerdo con la resolución, se realizarán pruebas PCR a todos los nuevos ingresos en los centros sociosanitarios de carácter residencial (residencias de mayores y de personas con discapacidad) con 72 horas de antelación como máximo, así como a los empleados/as que regresen de permisos y vacaciones, y a los nuevos trabajadores/as que se incorporen.

Además, se creará un documento titulado “Procedimiento de actuación frente al COVID-19 en residencias de personas mayores y centros sociosanitarios” que servirá como guía para establecer los criterios de realización de pruebas en personal trabajador o en residentes con el objeto de controlar el acceso a residencias, cribados periódicos en personas asintomáticas, diagnóstico precoz u otros. Este documento será actualizado periódicamente en función de las recomendaciones emitidas por el ministerio de Sanidad en sus protocolos y estará disponible en la página web de Astursalud.

Asimismo, se recomienda realizar periódicamente pruebas PCR a los trabajadores de centros sociosanitarios que estén en contacto directo con residentes.

Más información enhttps://coronavirus.asturias.es/

Aragón. Orden de 17 de agosto de 2020

ORDEN SAN/749/2020, de 17 de agosto, sobre actuaciones en materia de salud pública para responder ante la situación de especial riesgo derivada del incremento de brotes epidémicos de COVID-19.

Salidas:
La resolución establece que se limitarán al máximo las salidas de los residentes en centros sociosanitarios, sin más especificaciones.

Visitas:
Las visitas están permitidas, pero limitadas a una persona por residente, extremando las medidas de prevención, y con una duración máxima de una hora al día. Además, el centro se ocupará de escalonar las visitas a los residentes a lo largo del día, para evitar aglomeraciones.

Estas medidas se podrán exceptuar en el caso de personas que se encuentren en proceso del final de la vida.

Pruebas PCR e Ingresos:
De acuerdo con la resolución, se realizarán pruebas PCR a todos los nuevos ingresos en los centros sociosanitarios de carácter residencial (residencias de mayores y de personas con discapacidad) con 72 horas de antelación como máximo, así como a los empleados/as que regresen de permisos y vacaciones, y a los nuevos trabajadores/as que se incorporen.

Asimismo, se recomienda realizar periódicamente pruebas PCR a los trabajadores de centros sociosanitarios que estén en contacto directo con residentes.

Por otro lado, en caso de rebrote epidémico, se realizarán cribados con pruebas PCR en aquellas poblaciones de riesgo y potencialmente expuestas, como los residentes de las residencias de mayores.

Más información en: https://www.aragon.es/coronavirus

Andalucía. Orden de 1 de septiembre de 2020

Orden de 1 de septiembre de 2020, por la que se modifica la Orden de 19 de junio de 2020, para la aplicación en la Comunidad Autónoma de Andalucía de medidas de prevención en materia de salud pública para responder ante la situación de especial riesgo derivada del incremento de casos positivos por COVID-19.

Salidas del centro:
Se suspenderán las salidas para paseos y vacaciones (10 días o menos) en todos aquellos centros donde exista al menos un caso confirmado de COVID-19 entre las personas residentes y trabajadores hasta 28 días después de la fecha de diagnóstico del último caso, así como si hay más de tres casos en sospecha hasta conocer resultado negativo de las pruebas.

En todo caso, se determinará la restricción o suspensión de las salidas si la incidencia acumulada en los últimos 14 días es superior a 60 por cada 100.000 habitantes en el municipio correspondiente. En el resto de situaciones, las salidas para paseos y vacaciones (10 días o menos) de los centros residenciales estarán permitidas, si la situación epidemiológica no indica una restricción o suspensión de las mismas.

Se podrá facilitar los paseos en casos excepcionales, con fines terapéuticos para preservar la salud mental de las personas, por ejemplo, en el caso de personas con discapacidad intelectual y problemas de conducta, siempre y cuando vaya acompañada de un trabajador del centro, la duración máxima sea de una hora, el compromiso de evitar zonas con importante afluencia de personas y con las suficientes medidas de protección para garantizar la seguridad.

Visitas:
Las visitas quedarán limitadas a un único familiar que deberá declarar estar asintomático y con una duración máxima de una hora. Para permitir la trazabilidad de la visita, los familiares habrán de dejar constancia del nombre, DNI o documento equivalente, teléfono, hora de entrada y salida del familiar y residente al que se visita. Además, en estos casos deben extremarse las medidas de prevención y protección. Siempre se facilitará la visita para el acompañamiento al final de la vida, con las suficientes medidas de protección para garantizar la seguridad de las mismas.

Se suspenderán las visitas en aquellos centros donde exista al menos un caso confirmado de COVID-19 entre las personas residentes y trabajadoras hasta 28 días después de la fecha de diagnóstico del último caso, así como si hay más de tres casos en sospecha hasta conocer resultado negativo de las pruebas PCR.

Además, la decisión de restringir o suspender las visitas vendrá determinada, en función de los datos epidemiológicos. Se determinará la suspensión de las visitas si la incidencia acumulada en los últimos 14 días es superior a 60 por cada 100.000 habitantes en el municipio correspondiente.

Pruebas PCR e Ingresos:
Los nuevos ingresos se producirán en centros residenciales que no cuenten con casos positivos 14 días previos al momento de producirse los mismos. En el supuesto de personas usuarias que voluntariamente hayan regresado a su domicilio habitual, y retornen al centro residencial, se aplicarán las mismas condiciones exigidas a las personas de nuevo ingreso.

Se realizará PCR a todo nuevo ingreso o residente que regrese tras un periodo prolongado fuera del centro (mayor a 10 días) en las 72 horas previas a su ingreso. Esta misma medida se tomará en el caso de los nuevos trabajadores y profesionales y aquellos que retornen tras un periodo superior a 10 días.

Todo nuevo ingreso o regreso deberá realizar cuarentena durante 14 días, durante los cuales se realizará vigilancia activa de síntomas por parte del personal del centro. En el supuesto de solicitud de salida voluntaria de un centro residencial de una persona al domicilio familiar, se hará efectiva en caso que el residente no tenga síntomas, cuente con una prueba IgM negativa y cuente con compromiso de vigilancia en el domicilio familiar por un período de 14 días.

En los centros residenciales con plazas concertadas, la salida voluntaria no podrá exceder de 30 días en un año.

Más información en: https://www.juntadeandalucia.es/organismos/saludyfamilias/areas/salud-vida/paginas/Nuevo_Coronavirus.html

Residencia Jardines de Llíria

La residencia Jardines de Llíria condena rotundamente las imágenes emitidas estos días en televisión y lamenta profundamente el dolor que dichas imágenes y los hechos que reflejan, fuera de contexto, hayan podido causar tanto a los familiares de nuestros residentes como a los trabajadores que con profesionalidad y dedicación desempeñan sus labores en esta residencia de la Comunidad Valenciana.

En primer lugar, debido a nuestro firme compromiso con nuestros mayores y sus familias, así como con la sociedad en su conjunto y las administraciones públicas, queremos poner en conocimiento de todos ellos, que hemos abierto una investigación interna y les aseguramos que llegaremos al fondo de la cuestión para depurar responsabilidades, sin perjuicio, y sin interferencia, de la investigación policial que ya está en curso y con la que estamos colaborando activamente.

En segundo lugar, la dirección de la residencia está totalmente a disposición de las familias para responder a sus preguntas, así como garantizar la calidad de la atención de nuestros residentes. Nos gustaría remarcar que todos nuestros trabajadores tienen el deber en todo momento de auxiliar y tranquilizar a un residente ante una posible caída, así como avisar de inmediato al personal sanitario del centro para que sean ellos quienes movilicen correctamente a la persona.

Por último, queremos agradecer públicamente a nuestros trabajadores se hayan manifestado públicamente ayer por la tarde para defender su trabajo diario y su buen hacer, y que no pueden aceptar que dichas imágenes pongan en tela de juicio su dedicación y profesionalidad ejemplar, más aun durante esta crisis en la que se están dejando la piel para prevenir y contener el coronavirus en la residencia.

En palabras del propio comité de empresa: “Somos profesionales de los cuidados, estamos formados para esta atención y es nuestra vocación, pues trabajamos con personas, y son como nuestra segunda familia” y además “estamos dedicando muchos esfuerzos durante esta pandemia a contener el virus y seguir cuidando de nuestros mayores”.

Vídeo comunicado –> https://bit.ly/2FfMLtL

Atentamente,

La dirección del centro
DomusVi Jardines de Llíria

Carta a las familias

Estimadas familias,

Nos encontramos en una situación en la que cada día están apareciendo nuevos rebrotes en distintas zonas de España, por lo que es momento de estar atentos y reforzar las medidas de prevención en todos nuestros Centros.

Desde la dirección de DomusVi contemplamos esta situación con gran inquietud, pero también convencidos de que contamos con los mejores profesionales y con los recursos necesarios para no permitir que se repitan las situaciones vividas en las residencias de nuestros mayores durante los primeros meses de la pandemia. Esto es algo que no puede pasar y que, entre todos, no permitiremos que suceda.

Ante esta situación, desde DomusVi os rogamos que sigáis las recomendaciones del Área Sanitaria respecto a las visitas a los centros, en especial, intentando que dichas visitas las realice siempre la misma persona, preferiblemente el familiar de referencia o persona en quien delegue.

Continuamos con los mismos horarios de visitas y con el aforo limitado, pero hasta nueva orden, os pedimos que cumpláis las instrucciones e indicaciones que os marcamos, para tener la menor movilidad posible de personas del exterior en nuestros centros (a consultar las indicaciones propias de cada residencia).

En cuanto a las salidas al exterior, os pedimos nuevamente que se limiten a lo estrictamente necesario o que se realicen de manera puntual y siempre cumpliendo las medidas higiénico sanitarias recomendadas: el uso de mascarilla del residente en todo momento, así como de las personas que estén con él y guardando el distanciamiento social establecido.

Os pedimos encarecidamente que si algún familiar/visitante presenta síntomas compatibles con el Covid-19, ha estado en contacto con un caso probable o confirmado, ha estado en contacto con personas que proceden de zonas catalogadas de riesgo y han estado de visita en los últimos 15 días, lo pongan en conocimiento de la dirección del Centro de manera inmediata y no acudan físicamente al recinto. Ante cualquier sospecha, se impedirá la entrada al Centro y cualquier contacto físico con los mayores.

La prioridad de DomusVi es proteger a los residentes cuya atención y cuidado nos habéis confiado las familias, y las peticiones que os hacemos tienen un único fin: evitar que tengamos que dar un paso atrás y restringir el acceso a las residencias, prohibir las visitas o limitarlas en tiempo y duración. Por ello, apelamos a vuestra responsabilidad y os rogamos máxima colaboración. NO PODEMOS “BAJAR LA GUARDIA”.

Debemos ser cautos y prudentes, especialmente a tenor de lo que estamos viviendo estos días, siendo conscientes del esfuerzo que supone para todos y sin dejar de agradecer, una vez más, la confianza depositada en nuestro trabajo para el cuidado y atención de vuestros mayores.

Reciban un cordial saludo

Pautas emocionales para los familiares durante las visitas a las residencias

Los equipos EAPS de la Fundación DomusVi han elaborado una guía en la que se indican algunas pautas que pueden ser de utilidad a los familiares, para identificar sentimientos, actitudes e ideas previas relacionadas con el reencuentro con los seres queridos, que residen en los centros DomusVi.

El objetivo es poder facilitar una planificación, teniendo en cuenta los aspectos psicoemocionales asociados a las primeras visitas después de la crisis y el confinamiento por el Covid19. Algunos de los sentimientos que como familiar pueden sentir y las pautas asociadas para poder favorecer un mejor afrontamiento son:

La Incertidumbre asociada a cómo va a encontrar a su familiar y cómo será el reencuentro. Es posible que después de todo este tiempo, lo encuentre cambiado en algunos aspectos: físicamente o en su imagen corporal, a nivel cognitivo, etc. En este sentido para prevenir el impacto que pueden generar en usted estos cambios, será de gran ayuda evitar la improvisación y planificar adecuadamente la visita. Continue reading

Medidas Covid19 para visitas en los centros residenciales DomusVi

Atendiendo al cambio de fase en la mayoría de comunidades autónomas del país que entrarán en Fase 2 a partir del lunes 25 de mayo, se  decretará la posibilidad de recibir visitas en los centros residenciales de mayores. 

Las diferentes autonomías establecerán en los próximos días una serie de medidas obligatorias en cada zona para gestionar de forma ordenada y segura estas visitas, para preservar la salud de nuestros mayores.

Desde cada uno de los centros DomusVi iremos informando puntualmente a todas las familias de dichos protocolos así como de la fecha de inicio de las visitas.

Además, desde la Dirección Técnica Asistencial de DomusVi, y con el objetivo de que las visitas a nuestros residentes sean totalmente seguras, solicitamos a los familiares que respeten las siguientes medidas:  Continue reading

DomusVi refuerza la protección de sus residencias contra el Covid-19 con desinfecciones periódicas

Hasta el momento se han llevado a cabo 243 desinfecciones privadas en todos sus centros

DomusVi ha desinfectado al completo su red de residencias. Además de contar con la inestimable colaboración en desinfección proporcionada desde las autoridades públicas, la compañía ha contratado extraordinariamente los servicios de empresas privadas especializadas en procesos de desinfección contra el Covid-19, para reforzar en todos sus centros la protección de residentes y trabajadores.

Hasta el momento se han realizado 243 desinfecciones integrales por cuenta de la compañía y se ha llevado a cabo en dos fases. En una primera fase, se procedió a desinfectar las 171 residencias que integran la red DomusVi en toda España y en una segunda, se están desinfectando en función de las necesidades específicas que solicite cada uno de los equipos de dirección de los centros.

Medidas extraordinarias para luchar contra el coronavirus
Desde finales del mes de febrero, en todas las residencias de DomusVi se intensificaron las medidas de higiene y protección para salvaguardar la salud de los mayores y de los trabajadores en esta crisis sanitaria. Ya en marzo, se decidió que los mayores permaneciesen haciendo vida en sus habitaciones, como la mejor forma de protegerlos ante un posible contagio de coronavirus y se cerraron y desinfectaron las estancias comunes.

Teletrabajo en Teleasistencia DomusVi

DomusVi mantiene el servicio de teleasistencia al máximo de su capacidad durante el confinamiento

La compañía desarrolló un ambicioso plan de teletrabajo para sus empleados que le permite mantener al completo este servicio esencial que cada día presta a 33.000 usuarios de toda España

DomusVi ha logrado mantener el servicio de teleasistencia al máximo de su capacidad en todo el transcurso de esta crisis provocada por el Covid-19, gracias a la implantación de un potente plan de teletrabajo. Desde el pasado 18 de marzo todos los teleoperadores, coordinadores y supervisores de las centrales de DomusVi en toda España están llevando a cabo las tareas habituales desde sus domicilios particulares.

La compañía facilitó a todos los empleados los medios técnicos necesarios para hacerlo posible y, como resultado de haber adoptado rápidamente estas medidas, se continúan atendiendo alarmas y emitiendo llamadas diarias con absoluta normalidad a los 33.000 usuarios ubicados por todo el territorio nacional.

La adopción del teletrabajo para este servicio esencial ha conseguido proteger la salud de los trabajadores, lo que garantiza su continuidad de forma ininterrumpida y al cien por cien de los usuarios que ya disponían de él antes de esta pandemia. Por otro lado, el teletrabajo también ha permitido a los trabajadores conciliar su vida laboral con el cuidado de su entorno familiar. Continue reading

Empleados DomusVi Atención psicológica

DomusVi pone en marcha un servicio gratuito de apoyo psicológico para todos sus profesionales

Un equipo de especialistas atenderá a los trabajadores y les facilitará herramientas para gestionar la situación en estos momentos de crisis

DomusVi pone en marcha un servicio gratuito de atención psicológica para todos sus profesionales. Con esta iniciativa se pretende cuidar a quienes cuidan a nuestros mayores atendiendo una vertiente, la salud mental, muy importante en estos momentos de crisis que estamos sufriendo por el impacto del COVID-19.

El nuevo servicio está dirigido a los empleados de DomusVi, más de 21.000 en toda España, que sientan la necesidad de recibir apoyo psicológico para afrontar de manera más resolutiva la situación de crisis actual. Es un soporte terapéutico, por vía telefónica o en vídeo llamada, para hacer frente a situaciones de estrés y de dificultades sobrevenidas, así como de malestar emocional generado por la pandemia del Coronavirus Covid-19 en el contexto laboral. Para ello, se ha habilitado hasta el momento un equipo con 10 psicólogos de DomusVi, “formados y expertos en la atención en situaciones de trauma y afrontamiento de crisis, así como habituados al contacto con el sufrimiento de personas con elevada vulnerabilidad, que atienden de forma voluntaria para aportar su ayuda en estos momentos tan complicados”, explica el responsable del servicio David Fernández. Continue reading

COMUNICADO 17 marzo 2020

COMUNICADO

En este momento actual tan complicado, de avance de la pandemia del coronavirus y las consecuentes nuevas medidas implantadas por el gobierno central y las administraciones locales sobre suspensión de visitas en los centros residenciales, somos plenamente conscientes de la preocupación y la alarma social que se ha generado entre los familiares de nuestros residentes y usuarios. Además, las múltiples noticias publicadas en los medios de comunicación sobre nuevos casos y contagios, no llaman a la tranquilidad.

Como consecuencia, tenemos a día de hoy muchos centros con un intenso tráfico en las centralitas, circunstancia que no ayuda a que podamos comunicarnos tal y como quisiéramos con las familias.

Por todo ello, desde DomusVi queremos informar de que:

• Los únicos canales de información veraz sobre nuestros centros son los profesionales de los propios centros, la web de DomusVi y las redes sociales de la compañía.

• Estamos cumpliendo escrupulosamente con los protocolos y las medidas de higiene y prevención establecidas por las autoridades sanitarias competentes, así como siguiendo los propios protocolos e indicaciones de la dirección médica de DomusVi.

• El personal de los centros está trabajando sin tregua, día y noche, por el bienestar de nuestros residentes y usuarios, tanto por su bienestar físico como emocional.

• Por respeto a la intimidad de nuestros residentes y de sus familias, no divulgaremos públicamente los datos acerca de los posibles contagios. Solo las familias, nuestro personal y las autoridades sanitarias estarán al tanto permanentemente.

• Informamos desde el primer momento a las familias de residentes que tengan algún síntoma o que hayamos tenido que aislar por prevención, para que estén al corriente de la situación, así como vamos explicándoles la evolución de su familiar.

• Se está aumentando en los centros el número de dispositivos de comunicación para que todos los familiares puedan tener contacto con los residentes, ya sea vía telefónica o mediante vídeo llamada. Cada centro informará debidamente a los familiares de los distintos canales disponibles.

• Si bien las visitas están suspendidas en todas las comunidades autónomas con el fin de prevenir el contagio de las personas más vulnerables, se permiten aquellas visitas en situaciones de extrema necesidad, siempre cumpliendo con las medidas de higiene y prevención por el bien de todos los residentes y empleados del centro.

• Toda la compañía está volcada en exclusiva en lucha contra esta pandemia, aportando soluciones en todas las áreas.

Desde DomusVi, os pedimos que sigáis confiando en nosotros y en nuestra profesionalidad, nuestros profesionales están plenamente comprometidos e implicados en el bienestar de nuestros residentes. Seguimos ejerciendo nuestra labor en las circunstancias difíciles que nos ha tocado vivir como sociedad. Dando lo mejor de todos nosotros, cuidando personas. Nuestra razón de ser.

Si necesitan contactar con nosotros, pueden hacerlo a través del teléfono gratuito  900 45 65 85 o a través del email cat@domusvi.es para así liberar los teléfonos de los centros residenciales.

Comunicado Información Coronavirus

En base a la nueva situación de “contención reforzada” establecida por el Ministerio de Sanidad, la Dirección Médica de DomusVi recomienda restringir las visitas de familiares y personal externo a los centros para proteger a nuestros residentes de cualquier riesgo de contagio por coronavirus.

En la Comunidad de Madrid y en Vitoria se restringen de manera total las visitas y sólo se permitirán las estrictamente necesarias, por tratarse de zonas calificadas como de “transmisión significativa”. En el caso de visitas ineludibles, el visitante deberá usar mascarilla quirúrgica y seguir todas las medidas preventivas establecidas en los centros (lavarse las manos, taparse la nariz y la boca al toser o estornudar, no mantener contacto físico con los familiares y no tocar los utensilios ni las superficies que están en contacto con los residentes). Continue reading

Información Coronavirus COVID-19

Estimadas familias,

Nos encontramos en una situación en la que cada día están apareciendo nuevos rebrotes en distintas zonas de España, por lo que es momento de estar atentos y reforzar las medidas de prevención en todos nuestros Centros.

Desde la dirección de DomusVi contemplamos esta situación con gran inquietud, pero también convencidos de que contamos con los mejores profesionales y con los recursos necesarios para no permitir que se repitan las situaciones vividas en las residencias de nuestros mayores durante los primeros meses de la pandemia. Esto es algo que no puede pasar y que, entre todos, no permitiremos que suceda.

Ante esta situación, desde DomusVi os rogamos que sigáis las recomendaciones del Área Sanitaria respecto a las visitas a los centros, en especial, intentando que dichas visitas las realice siempre la misma persona, preferiblemente el familiar de referencia o persona en quien delegue.

Continuamos con los mismos horarios de visitas y con el aforo limitado, pero hasta nueva orden, os pedimos que cumpláis las instrucciones e indicaciones que os marcamos, para tener la menor movilidad posible de personas del exterior en nuestros centros (a consultar las indicaciones propias de cada residencia).

En cuanto a las salidas al exterior, os pedimos nuevamente que se limiten a lo estrictamente necesario o que se realicen de manera puntual y siempre cumpliendo las medidas higiénico sanitarias recomendadas: el uso de mascarilla del residente en todo momento, así como de las personas que estén con él y guardando el distanciamiento social establecido.

Os pedimos encarecidamente que si algún familiar/visitante presenta síntomas compatibles con el Covid-19, ha estado en contacto con un caso probable o confirmado, ha estado en contacto con personas que proceden de zonas catalogadas de riesgo y han estado de visita en los últimos 15 días, lo pongan en conocimiento de la dirección del Centro de manera inmediata y no acudan físicamente al recinto. Ante cualquier sospecha, se impedirá la entrada al Centro y cualquier contacto físico con los mayores.

La prioridad de DomusVi es proteger a los residentes cuya atención y cuidado nos habéis confiado las familias, y las peticiones que os hacemos tienen un único fin: evitar que tengamos que dar un paso atrás y restringir el acceso a las residencias, prohibir las visitas o limitarlas en tiempo y duración. Por ello, apelamos a vuestra responsabilidad y os rogamos máxima colaboración. NO PODEMOS “BAJAR LA GUARDIA”.

Debemos ser cautos y prudentes, especialmente a tenor de lo que estamos viviendo estos días, siendo conscientes del esfuerzo que supone para todos y sin dejar de agradecer, una vez más, la confianza depositada en nuestro trabajo para el cuidado y atención de vuestros mayores.

Reciban un cordial saludo