Ver todos los artículos
6 Feb 2020 | Jornadas de divulgación , Noticias

Pautas sobre el calzado para personas de tercera edad

El proceso de envejecimiento viene acompañado de cambios en la biomecánica corporal, así como alteraciones en la estructura y función del pie, provocando en ocasiones dolor, incapacidad funcional y otros problemas de salud asociados.

Por ello, a la hora de elegir un tipo de calzado para nuestros mayores es conveniente tener en cuenta una serie de factores:

  • Talla: el calzado debe adecuarse correctamente a nuestros pies, debiendo estar ajustados pero no oprimidos.
  • Utilidad: se emplearán unos u otros en función de si se usarán para estar en casa, salir a la calle o practicar ejercicio físico.
  • Material: debemos buscar un calzado estable, ligero y flexible para evitar la fatiga. Fundamental que sean antideslizantes y que la suela posea un buen agarre para evitar posibles caídas o resbalones.
  • Hora de la compra: es recomendable acudir a comprar el zapato preferiblemente en horario de tarde, ya que hay personas que por problemas circulatorios pueden tener las piernas hinchadas. En estos casos también se aconsejan los zapatos con velcro, que permiten un ajuste más preciso en función de las necesidades y, a la vez, les facilita la autonomía.

Por último, cabe mencionar que las personas con pie diabético deben adquirir un calzado que posea amplitud necesaria para que la zona no esté oprimida, ya que cualquier pequeño traumatismo puede ocasionar una herida que desemboque en un problema mayor.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver todos los artículos