Ver todos los artículos
17 Sep 2019 | Noticias

Secuelas osteo-articulares DomusVi Alcalá de Guadaíra

SECUELAS OSTEO- ARTICULARES TRAS ACV Y TRATAMIENTO FISIOTERAPÉUTICO

Las manifestaciones clínicas del daño cerebral pueden ser muy variadas. Aun así, en lo referente a la afectación motora, y a pesar de que existen siempre diferencias individuales, los pacientes con ictus y hemiplejia o hemiparesia de tipo espástico presentan un patrón clínico similar debido a la afectación de la espasticidad por los músculos antigravitatorios.   Este patrón se caracteriza por manifestarse con la extremidad superior con el hombro en aducción y rotación interna, el codo flexionado y antebrazo en pronación, muñeca en flexión y garra de dedos con el pulgar en aducción.

En la extremidad inferior predomina la clínica de cadera en flexión y aducción, rodilla en flexión y pie en flexión plantar con varo de tobillo (pie equinovaro), con o sin Babinski espontáneo.

Hombro doloroso: el dolor del hombro pléjico/parético es una complicación de incidencia elevada, que interfiere en la funcionalidad del paciente. En la mayoría de los casos responde a una subluxación anterior escapulohumeral por desequilibrio muscular por la parálisis. El tratamiento empieza ya desde el hospital con la educación al paciente y al cuidador de la higiene postural correcta de la extremidad pléjica, que prevenga los acortamientos musculares y tendinosos, y evitar microtraumatismos sobre el hombro parético. Se administrarán analgésicos o AINE con tratamiento de fisioterapia y/o electroterapia, y se valorará el tratamiento local con toxina botulínica de los músculos hipertónicos en los casos rebeldes. En los casos de hemiplejia espástica no se inmovilizará con cabestrillo o similar, ya que aumenta la rigidez. En las parálisis flácidas puede alternarse su uso para evitar subluxación anteroinferior, especialmente durante la práctica de la marcha y las transferencias. No se recomienda la infiltración local con esteroides.

Garra de dedos en flexión: la flexión palmar continuada de los dedos provocan una garra no funcional que puede dificultar las actividades de higiene y aumentar el riesgo de infección por maceración de la zona. El tratamiento de fisioterapia, la utilización de férulas posturales en posición neutra o la máxima extensión permitida, y la infiltración local de los músculos flexores de muñeca, dedos y aductor de pulgar con toxina botulínica son el mejor tratamiento

Pie equinovaro: la hipertonía del tríceps sural respecto a los extensores de pie provocan una tendencia a la flexión plantar o pie equino. Esta desviación se acompaña generalmente de un mayor o menor grado de varo de tobillo por hipertonía del tibial posterior (pie equinovaro). Las dos deformidades pueden enlentecer el proceso de reeducación de la marcha por inestabilidad, aumento del riesgo de caídas por tropiezo (arrastran la punta del pie), y posibilidad de dolor y de lesiones por hiperpresión. El tratamiento constará igualmente de movilizaciones con o sin electroestimulación, infiltración con toxina botulínica de los músculos dominantes y la adaptación de ortesis antiequinas durante el proceso de rehabilitación de la marcha o posturales para evitar mayor deformidad.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver todos los artículos