Ver todos los artículos

13/10/2016



Publicado el 13 octubre, 2016 - 13:01h

La conservación de la autonomía es la situación más valorada por las personas mayores en las encuestas, al mismo tiempo que los aspectos relacionados con la salud son su principal motivo de preocupación (IMSERSO, CIRES,…). Puede destacarse, sobre todo, el miedo a sufrir un estado de dependencia funcional que les impida vivir con completa autonomía.

Por eso cuando nuestros residentes sufren algún grado de diversidad funcional que afecta a la ejecución de las ABVD esto afecta a nivel emocional, psicológico y social.

Hay muchas patologías donde las secuelas son irreversibles y afecta a las capacidades funcionales, pero esto no impide que con entrenamiento y el uso de ayudas técnicas nuestros residentes puedan realizar por sí mismos tareas como vestirse, alimentarse o bañarse.

Nuestro residente A.G. que presenta una hemiplejía, es capaz ,con ayuda de un reborde especial para platos y un cubierto adaptado puede comer de forma independiente, y eso es muy reconfortante para él

.IMG_20161013_132742IMG_20161013_132629IMG_20161013_132551

Comentarios: 0


Ver todos los artículos