Ver todos los artículos

14/08/2017



Publicado el 14 agosto, 2017 - 08:00h

La demencia es un trastorno cerebral que afecta gravemente la capacidad del afectado de llevar a cabo sus actividades en la vida diaria. Por lo que viajar con estos pacientes en vacaciones puede suponer una ardua tarea por su preparación especial, pero no por ello dejaremos de darnos el gusto de hacerlo, ¿verdad?

Viajar es una forma divertida y agradable de recargar el cuerpo y la mente, siendo beneficioso para los pacientes y sus familiares si se realiza en las circunstancias adecuadas.

He aquí consejos de la Fundación de Alzheimer de América:

  • Habla con el médico para asegurar si el viaje es recomendable
  • Escoge un destino que ofrezca la mayor comodidad y la menor ansiedad. Por ejemplo visitar lugares conocidos que no requieran cambios significativos en la rutina del paciente (horarios de comidas, de sueño, etc)
  • Informe a los empleados de los servicios que vayan a utilizar (hoteles, aerolíneas, autobuses, etc) de que están viajando con una persona que sufre de problemas de memoria por lo que requiere mayor seguridad y necesidades especiales
  • Asegúrese de que su ser querido tenga un brazalete de identificación o etiquetas en la ropa con su nombre completo y teléfono de contacto
  • Recuerde llevar siempre todos los documentos relacionados con la salud del paciente

Si la demencia de su familiar está en fase avanzada y la opción de viajar no es viable, se pueden contemplar la realización de excursiones de un día con actividades agradables.

¡FELICES VACACIONES A TODOS!

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos