Ver todos los artículos

Agosto



Publicado el 29 agosto, 2017 - 07:54h

TRATAMIENTO DE LA SENSIBILIDAD

Uno de los tratamientos más aplicado en SARquavitae Santa Justa, desde el área de Terapia Ocupacional, es el tratamiento de las alteraciones de la sensibilidad con personas que presentan afectación neurológica.

Existen diferentes tipos de sensibilidad que nos permiten conocer cómo están situadas nuestras articulaciones, sin mirarlas; conocer la temperatura de los objetos que manipulamos o simplemente percibir las diferentes texturas de todo lo que nos envuelve.

Por ello cualquier tipo de afectación neurológica o trauma que afecte a los nervios periféricos, daña este sistema que nos permite recibir tantísima información.  El resultado sería que tendríamos dificultad en el desempeño de muchas de nuestras actividades diarias aun pudiendo mover nuestros músculos y articulaciones.

Por ello queremos hablar de las afectaciones sensitivas que con mayor frecuencia tratamos desde Terapia ocupacional: hiperestesia, hipostesia o déficit de propiocepción y de su correspondiente tratamiento.

El tratamiento que ofrecemos consiste en una estimulación sensitiva a través de la inmersión de la zona en baños de texturas y la aplicación de estímulos conmateriales de diferentes características con el objetivo de normalizar la capacidad sensitiva en la misma.

La hiperestesia es un trastorno de la percepción que se caracteriza por incremento de la intensidad de las sensaciones, para tratarla proporcionamos al paciente estímulos suaves de tipo sensitivo ya sea a través de baños de texturas o por aplicación directa, iríamos aumentando la intensidad de los mismos conforme vaya aumentando la aceptación del paciente a estos estímulos.

Por contraposición se encuentra la hipostesia, la cuales una disminución de la sensibilidad, y los estímulos se aplicarían de más intensos a menos intensos hasta que el paciente sea capaz de percibir cualquier tipo de estímulo.

Existe gran cantidad de material específico para la estimulación sensitiva, pero es cierto que es un tratamiento que nos invita a trabajar con materiales cotidianos como cepillos de dientes, esponjas, arroz, arenas, agua, etc. En definitiva, queremos aportar información sensitiva a la zona dañada para recupere la normalidad y podemos hacerlo con cualquier cosa que se nos ocurra.

Desde terapia ocupacional deseamos que dicha información les haya sido de interés para conocer, más a fondo, nuestra labor desempañada.

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos