Ver todos los artículos

23 DE AGOSTO DE 2017



Publicado el 23 agosto, 2017 - 15:17h

En el centro realizamos talleres para el desarrollo de las actividades básicas de la vida diaria.

Las actividades de la vida diaria (AVD) son aquellas que componen la actividad cotidiana del ser humano permitiéndole establecer diferentes hábitos y rutinas cuando estas se llevan a cabo de forma autónoma y dentro de un equilibrio ocupacional.

Se dividen en:

-Actividades de la vida diaria básicas:

Tareas básicas y rutinarias, como bañarse, vestirse, comer, alimentarse, movilidad funcional e ir al baño, que la mayoría de las personas son capaces de realizar diariamente sin ayuda. Son aquellas orientadas al cuidado del propio cuerpo.

-Actividades instrumentales de la vida diaria:

Son tareas más complejas que requieren una cierta cantidad de destreza física, buen juicio y capacidad de organización:

-Cuidado de los otros. Incluye supervisar y proveer de cuidados a los otros, familiares y amigos, cuidado de las mascotas, criado de niños, uso

-Cuidado de las mascotas. Al igual que en la anterior, consiste en supervisar y proveer de cuidados, pero en este caso a los animales.

-Criado de los niños. Criar y supervisar a los niños, para favorecer su desarrollo natural.

-Uso de los sistemas de comunicación. Uso de tecnología para comunicarse como teléfonos, ordenadores, sistemas especiales de comunicación para sordos e invidentes, etc.

-Movilidad en la comunidad. Moverse en la comunidad, saber emplear autobuses, trenes, taxis, etc, conducción.

-Manejo de temas financieros. Uso de recursos fiscales.

-Cuidado de la salud y manutención. Desarrollo, cuidado y mantenimiento de hábitos saludables.

-Crear y mantener un hogar. Obtención y mantenimiento de las propiedades y objetos personales y domésticos.

-Preparación de la comida y limpieza. Preparación de una dieta equilibrada, así como limpieza de los utensilios empleados.

-Procedimientos de seguridad y respuestas antes emergencias. Conocimiento y desarrollo de estrategias para mantener un entorno seguro.  Saber actuar y disponer de los medios necesarios ante situaciones de emergencia.

-Ir de compras. Planificar la compra así como ejecutarla.

Nuestro objetivo es mantener y potenciar la autonomía y estima personal de nuestros residentes, y así retrasar, la mayor dependencia.

Las tareas enfocadas son las que se han desarrollado en el hogar y ahora se trasladan a nuestro día.

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos