Ver todos los artículos

17 de Abril



Publicado el 17 abril, 2015 - 10:56h

Con lo que me gusta contar a mí  aventuras me ha encantado la idea de poder aprovechar esta oportunidad para poder expresarme por aquí.

Voy a contar brevemente la forma que hice el servicio y la forma en que me casé que en realidad están bastante relacionadas las dos historias entre sí , digo brevemente porque mi vida está llena de grandes anécdotas.

Antes de irme al servicio no quería echarme novia, iba a los bailes y tenías muchas amigas pero nada más.

Una vez que hice el periodo de instrucción me mandaron a Defensa Submarina (Trille). Un día en Navidad me mandaron a casa del comandante médico para hacer una ordenanza  y me dijeron que si quería quedarme allí hasta finalizar el servicio, a lo que yo acepté encantado.

Me mandaron a Cádiz, y allí en la casa había dos muchachas; la niñera y la que se encargaba de la limpieza. Me fijé en una foto que tenía la niñera de una mujer que me dejó perplejo. Me dijo que era su hermana a lo que yo le contesté que  a partir de ese momento, íbamos a ser  cuñados.

Dolores que así se llamaba trabajaba en Málaga, vino de vacaciones, y aproveché el momento para declararme y a base de mucho insistir acabo aceptándome.

Cuando terminé el servicio, trabajamos los dos durante cuatro años hasta que juntamos el dinero para poder  casarnos.

Nos quedamos en Cádiz a vivir, Astilleros nos proporcionó un piso, y hemos estado juntos 57 años  de casados, hemos tenido dos hijos, mi Rafael que vive aquí en Cádiz y mi Mariló que vive en Madrid, me han dado cuatro nietos maravillosos a los que aprovecho para mandarles un beso enorme desde aquí.

 

Rafael Pérez Puyana

 

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos