Ver todos los artículos

02/10/2015



Publicado el 02 octubre, 2015 - 12:42h

Las ayudas técnicas son instrumentos diseñados para ser utilizados por las personas con algún tipo de discapacidad, cuyo objetivo es aportar mayor grado de independencia para el desarrollo de las actividades de la vida diaria.

sarquavitae remedios

Las más empleadas son  las destinadas a favorecer la movilidad personal. Entre ellas, las ayudas para la deambulación son el tipo de ayuda técnica más importante y frecuente. Pueden ser manejadas por un brazo como los bastones y las muletas o por los dos brazos como los andadores. La prescripción de estos dispositivos debe efectuarse en el momento adecuado y el paciente ha de reunir unas condiciones mínimas para poder usarlas.

Demasiado a menudo la falta de una valoración de las capacidades, de una evaluación correcta de las necesidades, el fallo en el reentrenamiento o en el seguimiento de su utilización, la elección de ayudas inadecuadas y el rechazo o no aceptación por parte del usuario de éstas, significa que las necesidades de la persona continúan insatisfechas y se debe seguir evaluando la forma de atender esas necesidades.

El uso de ayudas en un momento dado no significa la utilización de por vida. En todo caso, hay que considerar ciertos factores a la hora de prescribir una ayuda técnica.

La intervención profesional será diferente en cada caso. Hay una actuación preventiva que está por encima de cualquier categoría de vejez y una actuación terapéutica centrada en patologías concretas. También hay etapas de transición entre un estado u otro de salud.

La autonomía personal interviene en el mantenimiento de la autoestima del individuo en una situación y ambiente que propician la dependencia, la apatía o falta de motivación.

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos