Ver todos los artículos

20/10/2018



Publicado el 24 octubre, 2018 - 12:21h

El pasado sábado 20 de Octubre  se celebró en A Coruña la carrera Enki a la que acudieron nuestros compañeros de la Fundación Ingada (instituto gallego del TDHA y trastornos asociados). Aprovechando la asistencia al evento, por la mañana celebraron el día de las “Hadas de los valores”. La idea se llevó a cabo después de que una modista de nuestra ciudad, al jubilarse,  les donara unos preciosos trajes de novia, nuestros compañeros de Ingada se pusieron manos a la obra pensando en que hacer para agradecer la donación y empezaron a trabajar intensamente para participar, un año más, en la carrera Enki por la integración. Fruto del esfuerzo y creatividad en equipo surgieron “Las Hadas de los Valores” con sus duendes y su bosque encantado…y el sábado por la mañana ya comenzaron a bailar y a cantar por Residencia Matogrande, justo después de comer, sus dulces sintonías acompañadas de sus bailes se trasladaron hasta el paseo marítimo de nuestra ciudad donde el ánimo y la alegría estuvieron presentes en todo momento compartiendo así, sus valores con todos los allí presentes.

Sobra decir que la carrera Enki fue todo un éxito siendo este año el que más participación tuvo y demostrando que en nuestra ciudad, juntos corremos a favor de la integración.

¿Qué es el proyecto Enki?

“Enki nace de una iniciativa de la Fundación Abrente; a finales de 2014 con el apoyo de la Fundación María José Jove y el Ayuntamiento de la Coruña, con el claro objetivo de promover tanto la inclusión de las personas con diversidad funcional en las actividades que organice la comunidad deportiva, como dar mayor difusión a los colectivos que las representan.

Dentro del ámbito de la celebración del “Día Internacional de la Discapacidad” se plantean una serie de actividades lúdicas deportivas, abiertas a la participación de todos los públicos, donde a través del ocio y del deporte dar protagonismo a la diversidad funcional.

El nombre de Enki, dios creador de la mitología mesopotámica, se escogió por su leyenda, que representa a la perfección el espíritu y objetivos que engloban esta iniciativa social.

Enki junto con Ninmah, la diosa, un día después de haber consumido demasiado vino, ella le propuso un juego, ella sería capaz de crear seres humanos imperfectos. Enki dijo: “es posible que sean imperfectos pero me voy a asegurar que tengan una tarea para que puedan encajar perfectamente en la sociedad humana” Ninmah creo un ciego, Enki lo convirtió en músico. Ninmah hizo un hombre sin manos, Enki lo convirtió en espía para que le dijera al rey todo lo que veía. Ninmah creo una mujer estéril, Enki la convirtió en una cortesana. Ninmah creo un ser asexuado, Enki lo convirtió en el custodio del harén del rey. Ninmah finalmente se dio por vencida al darse cuenta de que Enki podría convertir cualquier situación de desventaja en una ventaja.

 

Carrera Enki por la diversidad #jugandoaganar

Irina Escobar

Comentarios: 0


Ver todos los artículos