Ver todos los artículos

31/07/2017



Publicado el 31 julio, 2017 - 12:35h

En momentos de rabia, decepción o tristeza muchas personas prefieren aislarse y buscar su tranquilidad en la soledad.

No obstante, llega un momento en que regresa la calma y con ella la necesidad de volver a sentir el apoyo y la compañía de todas esas personas, que de una u otra forma, motivan a vivir.

Son muy pocas las personas que de motu proprio deciden quedarse solas, ya que estar rodeados de más gente y sentirse importante para alguien es una necesidad innegable.

A nivel general, la soledad influye en la salud cerebral de una forma muy similar al estrés crónico. Ambos provocan una respuesta negativa del sistema endocrino e inmunológico, lo que a su vez hace que el organismo sea más propenso a desarrollar diferentes patologías.

Hay tres acontecimientos vitales que pueden conducir a la soledad de algunas personas; la salida de los hijos del hogar, la viudedad y la jubilación. En estas etapas, como en muchas otras, el Servicio de Teleasistencia de Geriatros-SARquavitae realiza una labor encomiable, gracias al compromiso de los Trabajadores Sociales y Psicólogos que hay detrás de cada llamada y/o visita.

Uno de los tantos beneficios que aporta el Servicio de Teleasistencia de Geriatros-SARquavitae es el de soporte en los momentos de soledad, así como el de asistencia telefónica a través de su programa de apoyo al duelo.

Comentarios: 0


Ver todos los artículos