Ver todos los artículos

Agosto



Publicado el 15 agosto, 2015 - 06:41h

Una vez alguien me dijo una frase de Nikos Kazantzakis sobre mi forma de trabajar, la cual citaba que los mejores maestros son aquellos que saben transformarse en puentes, y que invitan a sus discípulos a franquearlos. Y tal vez tuviera razón.

La terapia Ocupacional trata de convertirte en maestro y reeducar a la persona con cualquier tipo de discapacidad o disfunción a través de la ocupación, con el objetivo de prevenir la enfermedad y mantener la salud, así como restaurar la función recuperando sus capacidades en busca de conseguir un nivel óptimo de autonomía que le permita desenvolverse sin ayudas en su día a día. Es justo esto lo a lo que me dedico en nuestro centro SARquavitae Santa Justa desde primera hora de la mañana donde nuestros residentes trabajan por mantener su autonomía y a lo largo de todo el día pues cualquier momento cualquier movimiento es aprovechable para realizar una terapia.

Si conseguir este nivel óptimo de autonomía que buscamos no fuera posible con las capacidades físicas y cognitivas que tiene la persona se asesora y entrena en el uso de ayudas técnicas que faciliten sus tareas simplificándolas.

En SARquavitae Santa Justa la práctica de la Terapia Ocupacional está centrada en la persona. La historia ocupacional de la persona influirá de manera significativa en el enfoque del tratamiento a realizar puesto que la actividad siempre debe de ser significativa para el paciente, lo cual hará que sea motivante la realización de dichas terapias asegurándote una participación activa y unos mejores resultados, para ello me ayudo de lo que ellos me cuentan y de la valoración social de nuestra Trabajadora Social para tener conocimientos de sus gustos e intereses.

Los resultados sin duda son lo más apasionante tanto para el terapeuta como para el paciente.

Ser partícipe y testigo de cómo alguien recupera su funcionalidad y es capaz de volver a comer solo, de vestirse de forma autónoma o simplemente decidir qué ropa se va a poner hoy…recuperar su autonomía perdida y ver su cara de satisfacción, eso hace que el maestro se postre a los pies del discípulo.

 

 

TANIA

Tania Rivera

 

14 de Agosto de 2015

 

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos