Ver todos los artículos

13/09/2017



Publicado el 13 septiembre, 2017 - 09:16h

La Fisioterapia y los cuidados paliativos son dos campos muy amplios que podríamos resumirlos en las siguientes definiciones:

  • Fisioterapia à “El arte y ciencia del tratamiento por medio del ejercicio terapéutico, calor, frío, luz, agua, masaje y electricidad. Además la Fisioterapia incluye la ejecución de pruebas para determinar las capacidades funcionales, la amplitud de movimiento articular y medidas de capacidad vital, así como ayudas diagnósticas para el control de la evolución” (OMS, 1958). Otra definición sería: “La Fisioterapia es el conjunto de métodos, actuaciones y técnicas que, mediante la aplicación de medios físicos, curan, previenen, recuperan y adaptan a personas afectadas de disfunciones somáticas o a las que se desea mantener en un nivel adecuado de salud” (WCPT, AEF 1987).
  • Cuidados Paliativos à “Es la atención activa y total a los pacientes y a sus familias, por parte de un equipo multiprofesional, cuando la enfermedad ya no responde a tratamientos curativos y la expectativa de vida es relativamente corta”. (1)

La fisioterapia puede utilizar esos medios o agentes físicos para realizar el tratamiento paliativo. Dichas técnicas podrían ser:

  • Masoterapia.
  • Cinesiterapia (activa y pasiva).
  • Fisioterapia Respiratoria.
  • Drenaje linfático manual.
  • Electroterapia.
  • Técnicas ergonómicas y de autocuidados.

De esta forma, la fisioterapia podría marcarse ciertos objetivos en este campo de tratamiento paliativo:

  • Disminuir el dolor.
  • Evitar la aparición de úlceras por presión.
  • Evitar atrofia muscular.
  • Evitar retracciones articulares.
  • Mantener la máxima funcionalidad posible.
  • Proporcionar pautas ergonómicas y de cuidados a los familiares.
  • Evitar aparición de problemas respiratorios y circulatorios.
  • Proporcionar el máximo confort posible para el paciente.

Actualmente la fisioterapia no es muy tenida en cuenta en el ámbito de los cuidados paliativos, ya que se asocia más a una rehabilitación y recapacitación completa (o parcial) de los pacientes, pero no debemos olvidar que estamos ante una ciencia que es capaz de ofrecer muchos remedios y soluciones en pacientes con enfermedades avanzadas.

Además de proporcionar alivio, confort y bienestar en los últimos días de vida de los pacientes paliativos, también podemos destacar como el hecho de conseguir pequeños objetivos como el mantener la autonomía a la hora de comer, el poder seguir caminando, etc., afecta muy positivamente a nivel emocional y espiritual, provocando un mayor bienestar tanto en el paciente como en sus familiares.

Bibliografía.

  1. Twycross, Robert (2000). “Medicina paliativa: filosofía y consideraciones éticas”, Acta bioeth 6.

 

Manuel Pereira Domínguez. Fisioterapeuta en Equipo de Atención Psicosocial (EAPS) Sevilla.

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos