Ver todos los artículos

19/06/2018



Publicado el 19 junio, 2018 - 10:18h

LA FISIOTERAPIA ONCOLÓGICA

La Fisioterapia oncológica es aquella orientada a los pacientes que presentan cáncer o han tenido tratamiento para ello. Con este tratamiento se ayuda en la recuperación, siendo más efectiva cuanto más temprana sea dicha intervención.

A causa de las últimas tendencias que van dirigidas hacia la mejora de la calidad de vida de los pacientes, han ido creciendo en número los equipos multidisciplinares, formados entre otros por médicos, enfermeros, psicólogos, nutricionistas, fisioterapeutas, etc.

En este ámbito, es donde el fisioterapeuta ayuda a una recuperación física y anímica, en coordinación con el resto del equipo. Esta fisioterapia oncológica, tiene un papel importante en los inconvenientes ocasionados por la cirugía, quimioterapia, radioterapia o tratamiento farmacológico. Dichos problemas pueden ser: restricciones articulares, contracturas musculares, linfedemas, adherencias, dolor, fatiga, dificultad para la deambulación y deterioro del equilibrio y la propiocepción.

 

1. Beneficios

 

Algunos de los beneficios que podemos obtener con los tratamientos de fisioterapia y que han sido demostrados científicamente son: mejora de las cicatrices por intervención quirúrgica, eliminación de adherencias, aumento de la movilidad articular, aumento del tono muscular, disminución de los edemas y linfedemas, aumento del autoestima, del ánimo y del bienestar, disminución de las algias y de la ansiedad.

 

2. ¿Cuándo?

 

La fisioterapia se puede aplicar en cualquier momento, incluso durante ciclos de quimioterapia y radioterapia, siempre que el paciente pueda tolerarlo y siguiendo siempre la prescripción médica del oncólogo.

Mientras dura el tratamiento, el objetivo será disminuir el dolor y mejorar calidad de vida. Cuando se ha superado la enfermedad, se pueden tratar las secuelas de la radioterapia o cirugía (adherencias, restricciones articulares, pérdida de tono muscular, fibrosis).

 

3. Técnicas:

 

Algunas técnicas fisioterapéuticas que se pueden emplear en función del tipo de cáncer, afectación, tratamiento recibido, etc., podrían ser:

  • Drenaje linfático manual.
  • Cinesiterapia.
  • Mecanoterapia.
  • Reeducación de la marcha.
  • Inducción miofascial.
  • Fisioterapia Respiratoria.
  • Otras técnicas de fisioterapia.

 

Manuel Pereira Domínguez. EAPS Sevilla.

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos