Ver todos los artículos

29 de Agosto de 2017



Publicado el 29 agosto, 2017 - 11:12h

La vejez está colmada de cambios biológicos, cognitivos y sociales, por lo que también en esta etapa de la vida, se requiere la puesta en marcha de recursos para afrontarla y lograr una correcta adaptación. Hasta no hace mucho, los estudios sobre el envejecimiento se centraban, en su mayoría, en las capacidades cognitivas y el ámbito social. Sin embargo, la investigación sobre el funcionamiento de las emociones en la vejez ha experimentado un auge. Entre otros aspectos, se ha constatado que la educación de las emociones en las personas mayores favorece su bienestar psicológico.

Por eso hoy, en SARquavitae Sierra de las Nieves, hemos llevado a cabo una actividad que combina la estimulación cognitiva y el entrenamiento de la inteligencia emocional con el objetivo de incrementar el bienestar psicológico de nuestros mayores. Y hemos aprovechado la bajada de las temperaturas para llevar a cabo esta actividad en el jardín de nuestra residencia, pudiendo así disfrutar del maravilloso entorno natural que nos rodea.

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos