Ver todos los artículos

22/09/2015



Publicado el 22 septiembre, 2015 - 08:05h

Hoy compartimos con todos vosotros la experiencia de unos hijos que conviven con la enfermedad de Alzheimer.

Gracias desde nuestro centro a Dolores y Andrés, hijos de nuestra residente María Zamora,  por dejarnos entrar en sus corazones y por participar en todas las actividades que proponemos.

 

A NUESTRA MADRE.

Te has alejado del pasado y quizás no sepas más del futuro, pero para nosotros estás en el presente.

Sentimos  tu ternura de madre con la certeza de que es más intensa que antes. Nos sigues dando pellizcos de alegrías a cambio de nada.

Tus recuerdos se van borrando e intentamos rescatarlos para llevarlos con nosotros, nos negamos a que el tiempo sea el culpable del olvido.

Cada día que estamos contigo es un regalo, ver tu cara de sorpresa y sonrisa a la vez con tu mirada perdida, es para dar gracias a Dios por mantenerte con vida. Hablas de las palomas que se posan por los tejados de la plaza del pueblo cuando salimos de paseo.

Para tí no existe el mal, ni siquiera te quejas cuando sufres a pesar de tus grandes dolores de cabeza. Aun sintiéndote débil una fuerza en tu interior te arrastra para vivir.

Queremos imaginar que sueñas cuando duermes y aún te acuerdas de tu marido (que está en el cielo) y de tus hijos.

A pesar de lo dura que es esta enfermedad aprendemos de ti cada día.

Somos afortunados por poder estar contigo y compartir tus risas y buenos momentos.

Gracias madre por darnos tantos besos cuando nos ves y nos agarras la mano, y nos miras con tanto Amor.

Te queremos MADRE.

 

De tus queridos hijos,

Dolores  y Andrés Soler Zamora.

 

Esperamos todas vuestras historias que podéis mandar a las siguientes direcciones: equipotecnico.remedios@sarquavitae.es o bien a psicologia.remedios@sarquavitae.es

Un saludo a todos!!!

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos