Ver todos los artículos

28 de Noviembre de 2018



Publicado el 28 noviembre, 2018 - 19:18h

Hace unos días os hablábamos sobre la Terapia de Espejo y qué era y cómo realizarla.

En el post de hoy os recomendamos algunos ejercicios para la «Terapia de Espejo«.

  1. Coloca tu mano con la palma mirando hacia el suelo y abre y cierra la mano.
  2. En esa misma posición separa y aproxima los dedos unos a otros.
  3. En esa misma posición haz que la yema de tu pulgar contacte con la yema de cada uno   de los dedos, primero con el dedo índice, luego el corazón, el anular y el meñique.
  4. En esa misma posición dobla tu muñeca de manera que la mano vaya hacia la mesa y     hacia el techo de la caja.
  5. En esa misma posición dobla tu muñeca de manera que la mano se incline hacia dentro   y hacia fuera.
  6. Puedes repetir los mismos ejercicios pero con la palma de la mano mirando hacia dentro, de manera que veas la palma de la mano en el espejo y también puedes realizarlos con la palma de la mano mirando hacia el techo.

¡Consejo!: Prueba varios movimientos de los recomendados con la palma hacia arriba, hacia abajo y hacia dentro y elije aquél en el que veas que estás más cómodo.

Al principio la mano afectada debe quedarse quieta.

Según vayas evolucionando y, siempre bajo la supervisión del fisioterapeuta, pasaremos a poder  mover la mano afecta en los movimientos donde ya no haya dolor.

Podremos emplear la terapia espejo realizando movimientos más complejos y que pertenezcan a la actividad de la vida diaria, pero esto necesitará más específicamente la supervisión de tu fisioterapeuta.

Comentarios: 0


Ver todos los artículos