Ver todos los artículos

21/07/2017



Publicado el 21 julio, 2017 - 13:33h

El riesgo de sufrir una insolación o golpe de calor es algo muy a tener en cuenta especialmente en verano ante las altas temperaturas y también la humedad excesiva, que pueden producir la deshidratación del organismo.

Desde el Servicio de Teleasistencia de Geriatros-SARquavitae, como cada año, trabajamos para evitar que nuestros usuarios puedan sufrir un golpe de calor, con recomendaciones y consejos. Pero a pesar de que trabajamos con mucho tesón en estos campos de prevención, es cierto que uno de nuestros papeles fundamentales es actuar cuando la emergencia está en curso.

Si uno de nuestros usuarios está sufriendo un golpe de calor, con tan sólo pulsar su medalla de Teleasistencia, será atendido de inmediato por nuestro equipo de profesionales que gestionarán con los Servicios Sanitarios la urgencia y poder así evitar daños mayores. Pero, además, es importante para nosotros que los usuarios sepan detectar cuándo se está produciendo un golpe de calor, para poder avisarnos a tiempo.

Los signos de alarma más comunes del golpe de calor son:

  • Mareo
  • Confusión y desorientación
  • Dolor de cabeza
  • Sudoración excesiva al principio, pero sequedad de la piel de forma posterior
  •  Vómitos
  • Dificultad respiratoria

Atender a las señales de nuestro cuerpo es fundamental para detectar a tiempo cualquier tipo de urgencia, y poder dar aviso para intervenir lo antes posible.

Por ello, recomendamos a todos los usuarios de nuestro Servicio de Teleasistencia que no duden en pulsar su medalla ante cualquier indicio. Una respuesta a tiempo puede ser determinante y desde aquí estaremos siempre dispuestos a prestarles la atención que necesiten.

Comentarios: 0


Ver todos los artículos