Ver todos los artículos



Publicado el 22 diciembre, 2017 - 13:38h

Hoy queremos contaos desde el blog del Servicio de Teleasistencia de DomusVi, una historia cargada de retos, superación, y sobre todo amor.

D. José y Dña. Fructuosa, son usuarios del Servicio de Teleasistencia que DomusVi gestiona en el Excmo. Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo a través de un modelo de colaboración público-privado.

Este matrimonio lleva más de 62 años casados, y hoy nos muestran en su casa lo que ha sido su entretenimiento durante 25 años en las largas noches de invierno. En 1992 D. José tuvo un accidente laboral y no pudo volver a trabajar, poco a poco fue buscando un hobby que pudiera llenar todas las horas que tenía libres, siempre contando con la ayuda incondicional de su mujer Dña. Fructuosa.

Al cabo de un tiempo, encontró algo que le motivaba y le ayudaba a ocupar las horas de inactividad, comenzó a construir un Belén con material reciclado, durante los primeros años lo montaba en el patio de su casa para que todos sus vecinos lo pudieran ver, obteniendo varios premios y reconocimientos del Excmo. Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo.

Pasaron los años y el Belén crecía y crecía con nuevas contrucciones todas de material reciclado, y al final, decidieron habilitar una habitación de la casa para tener el Belén montado de forma permanente y poder ampliarlo sin problema.

Hoy, orgullosos nos muestran su Belén, fruto de la superación y el trabajo incansable de ambos, y D. José, con cariño, nos dice que su inspiración para hacer todo esto fue su mujer “su brujita”, como cariñosamente la denomina.

Desde estas líneas queremos agradecer a D. José y Dña. Fructuosa que nos hayan abierto las puertas de su casa y que nos hayan enseñado el trabajo de todos estos años, os deseamos, que sigáis compartiendo esa complicidad por muchos años más.

Comentarios: 0


Ver todos los artículos