Ver todos los artículos

2/11/2016



Publicado el 02 noviembre, 2016 - 16:31h

El Día de Todos los Santos es una fiesta significativa por su origen religioso, lo que la convierte en una celebración con muchos años de historia. Esta fiesta tiene su origen a mediados del siglo IX cuando el papa Gregorio IV decidió extender la celebración del 1 de noviembre a toda la Iglesia católica conmemorando a todos aquellos difuntos, que  se han santificado plenamente consiguiendo la vida eterna en presencia de Dios.

La tradición más destacada en esta fecha es visitar las tumbas de nuestros seres queridos para mostrar que todavía les recordamos. Normalmente este ritual está ligado a las generaciones más mayores para las que esta fiesta les es más cercana. Por este motivo, los residentes de Parque Coslada, han participado en el pequeño homenaje a esta fecha tan significativa para ellos, visitando el pequeño altar que se ha montado en la residencia, y de forma voluntaria, rezando y recordando a sus difuntos, todos aquellos que así lo han deseado.

Toda tradición normalmente está ligada a una comida. En el caso del 1 de noviembre no iba a ser menos ya que existen multitud de dulces que se asocian a esta festividad. Entre ellos se encuentran los buñuelos de viento, los cuales han podido degustar y saborear los residentes, acompañados de un refrigerio.

 

SAMSUNG CAMERA PICTURES            SAMSUNG CAMERA PICTURES

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos