Noticias


Fundación DomusVi, IL3-UB y Obra Social “la Caixa” se unen para mejorar el cuidado de las personas dependientes

Profesionales de DomusVi a través de la Fundación DomusVi impartirán un programa formativo para cuidadores no profesionales de personas en situación de dependencia. El programa es parte de un proyecto innovador de mejora del cuidado de las personas en situación de dependencia en colaboración con IL3-UB  y Obra Social “la Caixa”.

El programa se impartirá en el centro de IL3-UB a lo largo de cinco meses. Empezando en junio, las seis sesiones totales que conforman el programa se estructurarán en módulos de 2,5 a 3 horas. La asistencia es gratuita hasta completar el cupo, gracias a la donación de Obra Social “la Caixa” y al compromiso social de IL3-UB.

DomusVi es la mayor red de centros y servicios de atención a las personas y forma parte del grupo internacional a cargo de los principales operadores europeos de atención a la dependencia. Ofrece atención especializada a mayores y a personas con problemas de salud mental o discapacidad y sus trabajadores serán quienes instruyan a los asistentes al curso.

Aconsejarán a los alumnos y les enseñarán las mejores maneras de lidiar con su propio estrés y alimentar a las personas dependientes o mantener su higiene, así como las mejores técnicas de movilización postural, el curso contará con profesionales de la Fundación DomusVi.

En palabras de Javier Jiménez Calavia, Director de la Fundación DomusVi, “los cuidadores no profesionales, que en su gran mayoría soportan una enorme carga emocional de estrés físico y psicológico y sentimientos contradictorios, necesitan esta formación para poder atender a la persona que cuidan y para aprender a cuidarse ellos mismos”.

El compromiso con la sociedad

El proyecto emprendido por IL3-UB junto a Obra Social “la Caixa” e impartido por Fundación DomusVi servirá para dotar a los cuidadores de conocimientos, pero también para compartir y encontrar una comunidad donde apoyarse.

Los cuidadores soportan una carga emocional muy pesada y en el curso también podrán encontrar una red con la que compartir experiencias y consejos ante situaciones desconocidas.

La certificación de IL3-UB obtenida al terminar el curso, además, avalará la formación recibida, por lo que el cuidador podrá contar con la validación de la institución en caso de ofertar sus servicios a otras personas dependientes.

Una necesidad real

Solo en Cataluña, más de medio millón de personas son dependientes. Ya sea por discapacidades físicas y psíquicas o por enfermedades degenerativas, casi un 10 % de la población catalana necesita la ayuda de otra persona.

Es una realidad que todo el mundo conoce y que impacta en muchas familias. Para ayudar a la situación de estas personas y aumentar su calidad de vida, IL3-UB y Obra Social “la Caixa” se han dado la mano en un nuevo proyecto.

Las ayudas a personas dependientes habían decrecido en los últimos años, además de que muchos de los trabajadores encargados de sus cuidados no eran profesionales.

En muchas ocasiones, los familiares, amigos o personas sin ninguna experiencia en el ámbito que dedican una parte de su tiempo a atender y cuidar a sus seres queridos no cuentan con una especialización académica que les prepare para la tarea.