Noticias


La residencia DomusVi Narón organiza cuatro días de convivencia entre pequeños y mayores

En la segunda edición del proyecto CrecemusVi participaron diez niños y niñas de cuatro a diez años.

La residencia DomusVi Narón organizó la segunda edición del proyecto CrecemusVi en el que se desarrollaron cuatro jornadas de convivencia entre pequeños, mayores y el personal del centro. Para esta actividad había un total de diez plazas que se cubrieron en su totalidad. Los participantes, de cuatro a diez años, eran familiares de los residentes o de los trabajadores.

Los beneficios de estas jornadas de convivencia son el sentimiento de utilidad entre los mayores que se potenció al compartir tiempo y espacio con los niños y el impulso de las relaciones sociales y afectivas entre generaciones.

La educadora social de DomusVi Narón, Laura Álvarez, explicó que el objetivo de este proyecto es que los niños y niñas vivan el día a día de los residentes. Por ello, las actividades que se realizan de forma habitual en el centro se mantuvieron.

Pequeños y mayores realizaron juntos juegos de psicomotricidad, talleres de memoria y estimulación cognitiva, manualidades, campeonato de juegos de mesa, bingo y una gymkana. Las actividades que lo necesitaron fueron adaptadas para todas las edades y los menores participantes estuvieron en todo momento supervisados por personal del centro.

Estas dinámicas fueron muy enriquecedoras para todos. Los residentes incrementaron su actividad cognitiva, física y social; “por una semana se volvieron a sentir jóvenes”, afirmó Laura Álvarez mientras hacía una valoración muy positiva del proyecto. A los niños se les ofreció la oportunidad de crecer a nivel personal, al trabajar valores como la tolerancia y el respeto hacia los mayores.

Para los profesionales del centro también fue una actividad muy bien valorada pues pueden acercar su vida personal y laboral.