Ver todos los artículos

29/05/18



Publicado el 05 junio, 2018 - 18:03h

Preciosa de día, maravillosa de noche.

La catedral de Palma, situada en un lugar estratégico, sorprende por sus impresionantes vidrieras y por la luz que penetra a través de estas en su interior. El rosetón mayor de la catedral es el más grande del mundo entre las catedrales góticas, y uno de los más grandes del cristianismo, conocido como “el ojo del gótico”.

Se impone dentro de un entorno hermoso, con un paisaje encantador de Mallorca.

En la visita no solo disfrutamos del interior de la catedral, también de los puestos medievales y otras actividades ubicadas en su entorno.

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos