Ver todos los artículos

MIÉRCOLES 14 de FEBRERO de 2018



Publicado el 15 febrero, 2018 - 16:11h

De la alegría y júbilo pasamos al más profundo llanto y pena por la repentina muerte de Doña Sardina Arenque, Marquesa de Jabalón, distinguida personalidad del Carnaval.

Como manda la tradición, llevamos a cabo el velatorio, y con el cuerpo presente de Doña Sardina nuestros residentes le ofrecieron sus trajes de emoticonos para cambiarlo por el mas riguroso luto. La pena se adueño de todos nosotros, y difícil era hablar en el velatorio, ya que los llantos y quejidos inundaban la sala.

A continuación, la comitiva fúnebre acompaño el cuerpo de Doña Sardina por las instalaciones del centro hasta su destino final, ¡la brasa!. Así es, Doña Sardina acabo en la brasa, y para honrarla, ¡esa noche todos cenamos sardinas!.

‘Después de todo la muerte es sólo un síntoma de que hubo vida.’ Mario Benedetti

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos