Ver todos los artículos

21/09/2018



Publicado el 21 septiembre, 2018 - 12:40h

La frase es clara y conocida por todos nosotros, y con ella se puede explicar la importancia que tiene la actividad física en nuestra salud y la multitud de beneficios que produce sobre todo en nuestro sistema musculo-esquelético. Desde mi punto de vista, esta frase queda bastante bien reflejada en las siguientes tres imágenes que se han obtenido mediante la técnica complementaria de la tomografía con corte axial en los muslos de tres pacientes distintos.

En la primera imagen se puede observar el óptimo estado del sistema muscular en los muslos de un paciente triatleta de 42 años. Su masa muscular es muy buena y apenas presenta tejidos grasos.

En la segunda imagen se ve la misma zona corporal pero de otro paciente de más edad (74 años) que seguía una rutina sedentaria. En este paciente se puede observar la precaria capacidad muscular en los muslos, en donde predomina el tejido adiposo y apenas se visualiza las fibras musculares. Todo esto provoca una disfunción general en dicha zona.

En la tercera imagen se observan también los muslos de otra persona mayor, de 70 años que es triatleta como el de la primera imagen, claramente se puede observar como este tercer paciente conserva una óptima capacidad muscular a pesar de su avanzada edad, se ve la gran masa muscular que tiene en ambos muslos y repercute muy positivamente en su funcionalidad global de ambos miembros inferiores.

Con todo esto, queda bien reflejado como haciendo actividad física podemos mantener una buena capacidad física y un buen estado de salud, sin importar tanto la edad como realmente pensamos.

Manuel Pereira Domínguez. Fisioterapeuta EAPS Sevilla.

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos