Ver todos los artículos

13/09/18



Publicado el 14 septiembre, 2018 - 13:13h

En el día de ayer realizamos nuestra última salida a la playa de Marbella. Como ya a nuestros residentes no les apetece tanto bañarse, lo que hicimos fue dar una caminata por el estupendo paseo marítimo. Pasear al lado del mar reporta muchos beneficios, así que siempre que se puede aprovechamos la cercanía que nuestro centro tiene de la playa para ir a visitarla.

Lo que para muchos es sólo un lugar para refrescarse y ponerse moreno, es en realidad, especialmente para las personas mayores por las condiciones que reúne, un entorno saludable que nos brinda multitud de opciones para mejorar nuestra salud, estado físico y mental. Está comprobado que la brisa marina aumenta los niveles de serotonina que favorece a disminuir la ansiedad. Además, está cargada de ozono y oligoelementos, y nutrientes que incorporamos a través de la respiración.
Cerca del mar, el aire apenas está contaminado y ya sabemos la importancia de una buena oxigenación para mantener limpio y fuerte el sistema respiratorio, nuestro bienestar general y un buen equilibrio emocional.
Por otro lado la exposición solar favorece la síntesis de la vitamina D, necesaria para la absorción del calcio. Siempre procurando las horas oportunas (lejos de las horas centrales del día) y con una buena dosis de protección solar.

 

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos