Ver todos los artículos

29 de noviembre de 2017



Publicado el 01 diciembre, 2017 - 11:26h

El jueves, en la semana del XVII Aniversario de Stella Maris, tuvo lugar la Terapia Asistida con perros, la cual consiste en una intervención donde un animal es incorporado como parte del tratamiento, con el objetivo de promover una mejora en las funciones físicas, sociales, emocionales y cognitivas. El perro que vino en esta ocasión fue Curro, un setter inglés.

En primer lugar se realizó terapia con un grupo más reducido dirigido a personas autónomas y semi-dependientes para estimular la actividad física y cognitiva.

La segunda parte de la sesión fue dirigida al resto de residentes que se encontraban en la sala de usos múltiples donde se trabajó la estimulación sensorial y emocional.

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos