Ver todos los artículos

14/03/2018



Publicado el 14 marzo, 2018 - 00:57h

En DomusVi Cangas contamos con un residente muy especial: nuestra pequeña Foca Nuka.

Se trata de un robot con forma de bebé foca de apariencia tranquila y  tacto suave cuyos gestos y sonidos hacen que nos hayamos enamorado rápidamente de ella.

Este dispositivo responde a las caricias y palabras de nuestros usuarios que, en muy poco tiempo, acaban desarrollando afecto hacia ella. Este peluche robotizado consta de sensores que detectan la procedencia del sonido y también de la inteligencia artificial suficiente como para responder a su nombre, cambios de luz, de temperatura, de presión…

Este robot terapéutico está destinado a usuarios con deterioro cognitivo moderado-severo y trastornos de conducta. Desarrollamos las sesiones  todos los lunes y viernes en una sala luminosa y en grupos reducidos de seis personas donde se genera un ambiente de tranquilidad y relajación.

Entre sus beneficios destacan el reducir los niveles de ansiedad y tristeza así como favorecer el establecimiento de relaciones entre residentes gracias a su capacidad de fomentar la comunicación entre ellos.

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos