Ver todos los artículos

14 de febrero de 2019



Publicado el 14 febrero, 2019 - 16:37h

Terapia con muñecas en residencias de mayores

La terapia con muñecas se está utilizando en un número creciente de residencias de tercera edad, aún así continúa considerándose por parte de algunos profesionales como una intervención polémica a pesar de sus ventajas.

La imagen de una persona mayor acurrucada y cantando a una muñeca en forma de bebé puede parecer extraña e incongruente. Sin embargo las residencias han encontrado que las personas mayores con demencia disfrutan abrazando a las muñecas y las calma cuando están angustiadas o agitadas.

Para que la terapia de las muñecas funcione, los terapeutas recomiendan usar unas que sean lo más realistas posibles. Algo que en la actualidad no resulta difícil ya que las hay que requieren de atención para diferenciarlas de una verdadera criatura.

Ruth Ablett, una terapeuta holística, ha estado usando la terapia de abrazo con muñecas durante más de ocho años además de formar a otros terapeutas en la técnica llamada “Terapia de las muñecas renacidas” (“Reborn doll therapy”) utilizando unos muñecos bebés parecidísimos a los originales.   Según ella su terapia ha tenido un gran éxito en el tratamiento de pacientes con Alzheimer y demencia en todo el mundo. En algunas residencias la terapia con muñecas ha reducido la prescripción de ansiolíticos.

Para algunos familiares, puede resultar extraño o incómodo ver a su madre abrazada a lo que parece un bebé inmóvil. Sin embargo, la Sra. Ablett dice que sus percepciones cambian cuando, tras un rato, ven los efectos positivos, ya que terapia con muñecas alivia la agitación y la angustia

El gerente de Park House Residential Home en Devon, donde Ms Ablett ofrece sus terapias, ha encontrado que los residentes, en particular las mujeres mayores, parecían creer que las muñecas eran realmente bebés y como a tales las atendían y mimaban.

“Se les ve muy satisfechas al acunar a las muñecas y no cuesta descubrir claras muestras de satisfacción en las caras de nuestros residentes mientras mecen cariñosamente a los” bebés “.

Algunas residencias, tienen una sala de reminiscencia con una nursery con “muñecas empáticas” –. El hogar de cuidado ha encontrado que las muñecas han tenido un efecto muy positivo en los residentes que mejoran su “bienestar emocional”.

En las residencias que utilicen la terapia con muñecas el persona tiene que conocer a fondo lo que se está haciendo y deben transmitir a los familiares y amigos de las personas a quienes atienden que de ninguna forma se les está infantilizado. No es que se les da una muñeca para que se entretengan sino que va mucho más allá.

El personal del centro debe supervisar cuidadosamente las interacciones de los residentes con las muñecas. Algunas residencias han visto que los residentes pueden llegar a tener una relación tan cercana con sus muñecas que han llegado a ponerlas a dormir en la cama mientras ellos lo hacían en una silla. En otros casos se han producido discusiones entre residentes, llegando en algunos casos a la pelea cuando alguien toca la muñeca de otro residente o cuando uno confunde la suya con otra.

 

Todavía no hay demasiada investigación sobre el impacto de la terapia con muñecas en personas con demencia por lo que habrá que esperar para ver si las experiencias positivas en muchas residencias geriátricas acaban recibiendo un espaldarazo científico.

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos