Ver todos los artículos

28 de junio de 2018



Publicado el 28 junio, 2018 - 15:42h

Risoterapia:

“Por el hecho de envejecer no se deja de reír, mas dejar de reír te hace envejecer”

Balzac

La risoterapia es una disciplina que se practica grupalmente y que a través de la utilización de diversas técnicas nos dispone física y emocionalmente para la risa. Estas técnicas consiguen sacar desde nuestro interior todo el positivismo y la energía que llevamos dentro, lo que influye en nuestra salud de una forma positiva.

Puede parecer que el uso de la risa, el humor y las emociones positivas como agentes terapéuticos sea una invención actual, sin embargo hay numerosos testimonios de su uso en diversas culturas a lo largo de la historia de la humanidad.

El primer dato del que se tiene constancia hace referencia al antiguo imperio chino en el que hace más de 4.000 años existían lugares habilitados para que las personas se reunieran a reír como medio de equilibrar su salud.

Beneficios:

Cuando reímos, se activan 430 músculos a la vez, los pulmones trasladan 12 litros de aire, cuando lo normal es que solo mueva 6, y en consecuencia el corazón se fortalece porque se intensifica el riego sanguíneo.

No podemos olvidar sus beneficios psicológicos y sociales:

  • Reduce la ansiedad y el estrés, lo que convierte a las personas más positivas y proactivas a la hora de solucionar sus problemas.
  • Alivia los síntomas de la depresión. Se liberan endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad, que son las encargadas de que las personas se encuentren en un estado de bienestar y placer que les ayudará a afrontar la vida de manera distinta
  • Distrae de preocupaciones y corta los pensamientos negativos.
  • Refuerza la autoestima.
  • Potencia las capacidades intelectuales.
  • Permite estrechar relaciones, aumentar la confianza y reforzar los sentimientos de pertenencia, proximidad, amistad y amor. Predisponen a la cooperación y la solidaridad.
  • Facilita la comunicación entre las personas.
  • Ayuda a prevenir conflictos y hacen disminuir los niveles de agresividad.

Existen infinidad de cosas que podemos hacer para que las personas mayores sigan con un buen estado de salud y de ánimo a lo largo de los años. Una de ellas es potenciar su felicidad, su alegría y su dicha por seguir viviendo

A pesar de que la risa no puede hacer desaparecer la enfermedad, sí que está demostrado que el estado de ánimo del enfermo puede contribuir a la curación de la dolencia. Por eso, las personas mayores, deberían practicar más la risoterapia.

Concepción Segura, psicóloga de DomusVi El Campello.

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos