Ver todos los artículos

20/02/2019



Publicado el 22 febrero, 2019 - 10:46h

El pasado miércoles en la Residencia DomusVi Matogrande elaboramos uno de los talleres que tanto les gusta tanto a nuestros residentes como a los familiares que los acompañan y personal del centro. Organizamos un taller de cocina consistente en la elaboración de diversas Tartas de la Abuela.

¿Habrá un postre más sencillo, tradicional y delicioso que la TARTA DE LA ABUELA? Se llama así por una razón, no hay abuela que no haya hecho alguna vez este postre tan exitoso. Se trata de una tarta compuesta por galletas recubiertas por capas de flan y una cobertura de chocolate.

Su elaboración no se basa en ningún secreto, pero es una tarta que a todos nos trae buenos recuerdos. Además, ¿a quién no le gusta hacer un postre que no tiene que hornearse? No hace falta esperar a que se haga en el horno y que después se enfríe.

Al ser fácil y rápido de preparar, resulta ideal para esos momentos en los que nos apetece algo dulce pero no queremos encender el horno.

Por lo tanto, para prepararla tan solo hace falta galletas, chocolate, leche, flan y, lo más importante… ganas e ilusión.

El taller dio comienzo a las 11:00h en uno de los salones de la planta baja del Centro, y ha sido organizado por nuestra compañera Irina, del departamento de Servicios Hoteleros y por Marta, del departamento de animación sociocultural, quienes contaron con la participación de una gran cantidad de residentes acompañados por algunas de sus familias.

A continuación indicamos los pasos que seguimos para elaborarlas por si alguno se anima a realizarla:

1.- Disolvimos el preparado de flan en un vaso de leche y pusimos el resto en un cazo al fuego a calentar con el azúcar. En el momento en que rompió a hervir, lo retiramos del fuego y añadimos la leche con el preparado de flan, removiendo posteriormente.

2.- Volvimos a colocar la mezcla a fuego bajo y removimos continuamente hasta que empezó a espesar.

3.- Colocamos, en un molde rectangular, una primera capa de galletas mojadas en la leche.

4.- Vertimos la mitad del flan y colocamos otra capa de galleta. Vertimos la otra mitad del flan y pusimos una última capa de galletas. Dejamos enfriar en la nevera una hora aproximadamente.

5.- Pusimos la nata a calentar y, cuando empezó a hervir, retiramos del fuego y añadimos el chocolate. Removimos hasta que estuvo fundido y lo vertimos por encima de la última capa de galletas.

6.- Por último, dejamos enfriar las tartas hasta que estuviesen cuajadas, unos 30 minutos aproximadamente.

___________

Con esta actividad, además de pasar un rato divertido y agradable, se ejercitan las manos y favorece el mantenimiento de la motricidad fina y gruesa. Asimismo, ayuda a la estimulación de la planificación y ejecución de tareas. También ayuda aumentar la autoestima de nuestros mayores haciéndoles ver que son los protagonistas de la tarea, y que depende de ellos que los resultados sean buenos o malos.

Una de las principales finalidades de este tipo de talleres es la activación de los residentes, disminuyendo los síntomas de pasividad. Además, se mejora la vida social del grupo, creándose lazos de amistad durante el desarrollo de las actividades. Por supuesto, se tienen en cuenta los beneficios físicos y psicológicos a la hora de desarrollar cada fase del taller y se crea optimismo en el grupo, creando un ambiente idóneo para sentir una mayor felicidad y motivación.

Además, ayuda a los residentes a evocar recuerdos de la gastronomía de su vida, recuerdan cómo se trabajan los diferentes alimentos e ingredientes y cómo se utilizan los instrumentos de cocina, recuerdos que ponen en común tanto con el personal como con el  resto de residentes, fomentando de esta forma las relaciones sociales, comunicación, cooperación y ayuda entre compañeros.

A continuación, indicamos el link de acceso a la publicación sobre el anterior taller de cocina que elaboramos, en el cual cocinamos unas riquísimas rosquillas entre todos, participando nuestros residentes en su preparación:

http://www.domusvi.es/articulo/sabor-a-francia-en-la-residencia-matogrande/

Beatriz Rivas

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos