Ver todos los artículos

23/07/2018



Publicado el 23 julio, 2018 - 13:43h

Se acerca el día 25 de julio, un día importante para Galicia y para los gallegos y gallegas por el ser el día de nuestra comunidad autónoma, pero además, este día tiene un valor especial para Santiago, sus habitantes y para miles de peregrinos que como cada año vienen a la ciudad después de un duro viaje.

Por todo esto, dentro de las sesiones de estimulación cognitiva del departamento de terapia ocupacional, este año nos hemos puesto las capas de peregrinos, mochila a cuestas y bastones con conchas en mano para hacer virtualmente uno de los caminos con más afluencia de peregrinos, el camino francés.

Recorrimos sus 800km desde Roncesvalles haciendo todas y cada una de las paradas y rituales más que famosos como parar en la fuente del vino de las Bodegas Irache y brindar por la felicidad o tirar una piedra en la “Cruz de Fierro” de Santa Colomba de Somoza (León). Todo ello sin de dejar de admirar las joyas arquitectónicas y paisajísticas de Navarra, La Rioja, Castilla León y por supuesto Galicia.

Pero como para todo peregrino, el llegar al Obradoiro tiene un sentido y emoción difícil de explicar. Entrar virtualmente en la catedral por la Puerta Santa, ver el recién restaurado Pórtico de la Gloria, darle el abrazo al Apóstol y ver el Botafumeiro fueron otras de las cosas que no podíamos dejar de hacer en nuestra llegada virtual a Compostela.

La noche del 24 al 25 de julio nos mantuvimos en la ciudad ya que la catedral se engalana para que miles de personas podamos disfrutar de un espectáculo de luz, sonido y fuego que tanto dista de la antigua quema de la fachada de la catedral, muchos nos quedamos impresionados de cómo las nuevas tecnologías y las técnicas de mapping pueden lograr esos efectos tan impactantes y tan diferentes de los de antaño.

Pero… todo camino llega a su fin y en Finisterre nos despedimos de esta aventura quemando alguna prenda o incluso el calzado.

Dicen que el camino es una experiencia única y desde Domusvi San Lázaro lo hemos disfrutado paso a paso. ¡Buen camino!

 

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos