Ver todos los artículos

31 de julio



Publicado el 01 agosto, 2018 - 12:36h

La naturaleza puede ser extremadamente terapéutica. En contraste con la ciudad, donde el gentío y el tráfico de sus calles pueden resultarnos agobiantes, la naturaleza tiene en nosotros un efecto calmante y regenerativo. Caminar por espacios naturales, resulta una actividad física muy beneficiosa para nuestra salud, además de muy entretenida. Ya sea en el campo, en la montaña o frente al mar, está más que demostrado que rodearnos de entornos naturales aporta beneficios a nuestro cuerpo y a nuestra mente.

Debemos tratar de salir de la rutina y acercarnos a la naturaleza. Puede ser simplemente adentrándonos en un parque de nuestra ciudad. El contacto con la naturaleza, mirar los árboles, contemplar el paisaje, sentir el viento o escuchar cómo suena el agua , los pájaros… nos permite recuperar la armonía perdida a causa del estrés y de la rutina, mejora nuestro estado anímico y además agudiza la concentración y la memoria.

Ayer por la mañana, en DomusVi Santa Justa, se realizó una salida al Parque María Luisa http://www.andalucia.org/es/turismo-cultural/visitas/sevilla/otras-visitas/parque-de-maria-luisa/ para que los residentes y usuarios de la unidad de estancia diurna, se beneficiaran de los efectos de la naturaleza; pasearon por el parque, echaron de comer a los patos, realizaron un picnic y compartieron el día con sus compañeros y compañeras.

 

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos