Ver todos los artículos

23-07-2018



Publicado el 23 julio, 2018 - 09:45h

La cirugía de artroplastia de rodilla consiste en sustituir el cartílago (menisco) dañado junto al hueso degenerado de la articulación por una prótesis.

El equipo médico y sanitario recomienda ponerse de pie desde las primeras 24 horas y ¡caminar cuanto antes! Aunque realmente esta capacidad también se ve influida por el estado físico previo del paciente (de ahí la importancia de una preparación anterior a la operación, para llegar en las mejores condiciones).

Durante la rehabilitación se respetará la “norma del no dolor“. En fisioterapia se realizarán diferentes ejercicios de la extremidad afectada, principalmente haciendo hincapié en la ganancia del movimiento de extensión de la rodilla, aunque no nos olvidaremos del resto de articulaciones cercanas.

El objetivo desde la fisioterapia en la residencia para mayores DomusVi Remedios será recuperar la máxima funcionalidad posible y mejorar dolor.

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos