Ver todos los artículos

02/08/2018



Publicado el 02 agosto, 2018 - 10:58h

Estamos viviendo en España, una ola de calor con temperaturas muy elevadas. Es por eso, que desde DomusVi Magán, queremos ofreceros una serie de recomendaciones que ponemos en práctica con nuestros mayores y así también, las podáis llevar vosotros a cabo.

Esperamos que os sirva de ayuda y sea de vuestro interés.

1. EFECTOS SOBRE LA SALUD:

La exposición a elevadas temperaturas provoca efectos directos en el organismo. De menor a mayor gravedad podríamos incluir:

  • Stress por calor, definido como las molestias y tensión psicológica asociada con la exposición a elevadas temperaturas.
  •  Agotamiento por calor, que es un síndrome relacionado con el calor que produce depleción de agua y / o sal. Los signos y síntomas incluyen intensa sed, debilidad, mal estado general, ansiedad, vértigo, mareos, y dolor de cabeza. La temperatura corporal puede estar normal, por debajo de lo normal o ligeramente elevada (< 40º).
  • Finalmente, el golpe de calor es un síndrome caracterizada por una elevada temperatura corporal de origen central, que se incrementa por encima de 40º C, y con una disfunción del sistema nervioso central que resulta en delirio, convulsiones o coma.
  • Calambres por calor, aparecen tras el ejercicio a temperatura ambiente elevada cuando los líquidos eliminados por sudoración se reponen únicamente por la ingesta de agua, produciéndose una perdida elevada de sodio y en ocasiones de magnesio y potasio
  • Sarpullido por calor, es una irritación de la piel ocasionada por el sudor excesivo.

 2. OBJETIVOS:

Reducir el impacto sobre la salud de la población mayor de las altas temperaturas

 

3. FACTORES DE RIESGO:

  • Personas mayores, especialmente en el grupo de edad mayor de 65 años.
  • Enfermedades cardiovasculares, respiratorias y mentales (Demencias, Parkinson).
  •  Enfermedades crónicas (diabetes mellitus), obesidad excesiva.
  • Ciertos tratamientos médicos (diuréticos, neurolépticos anticolinérgicos y tranquilizantes).
  • Trastornos de la memoria, dificultades de comprensión o de orientación o poca autonomía en la vida cotidiana.
  • Dificultades en la adaptación al calor.
  • Enfermedades agudas durante los episodios de temperaturas excesivas.
  • Consumo de alcohol y otras drogas.

Factores ambientales

  •  Ausencia de climatización y viviendas difíciles de refrigerar.
  •  Exposición excesiva al calor
  •  Exposición continuada durante varios días a elevadas temperaturas que se mantienen por la noche.
  •      Personas que viven solas

4. SÍNTOMAS GOLPE DE CALOR:

Antecedentes previos de exposición al sol o altas temperaturas.

  • Fiebre (> 39,5-40ºC).
  • Anhidrosis: piel seca y caliente (salvo en el Golpe de Calor Activo, en el que hay sudoración profusa, al menos, inicialmente).
  •  Alteración del Nivel de Conciencia en sus distintos grados, hasta el coma.
  • Otros hallazgos o complicaciones varias: Hipotensión; Oliguria (en sus diversos grados, hasta anuria), Mialgias y Rabdomiolisis; Elevación de la CPK; Disfunción multiorgánica.

5. MEDIDAS DE PREVENCIÓN:

  • Evitar exposiciones al sol en horas centrales del día.
  • Caminar por la sombra con la cabeza cubierta y utilizar protección solar.
  • Ofrecer abundantes líquidos, reforzar las hidrataciones con bebida fresca. Principalmente agua.
  • Evitar comidas muy calientes y de difícil digestión
  • Descansar en ambiente fresco (utilizar aire acondicionado o ventiladores).
  • Poner ropa liviana y de colores claros. Especial atención a aquellos residentes que se visten de forma autónoma para que sea acorde a la época estival
  •  Mantener la piel seca y limpia. Refrescar y vigilar las zonas enrojecidas.

 

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos