Ver todos los artículos

09 de enero de 2919



Publicado el 09 enero, 2019 - 16:26h

¡Hola a todos!

En esta ocasión, voy a hablaros de uno de los problemas que más a menudo afectan a nuestros mayores: las úlceras por presión.

Las úlceras por presión (UPP) son lesiones que aparecen en la piel por la presión o el roce continuado del cuerpo contra materiales diversos. Es posible que aparezcan úlceras por presión en personas que pasan mucho tiempo encamadas o sentadas en la misma postura, pero también a causa del roce de elementos de diagnóstico o tratamiento, como sondas, mascarillas, férulas, yesos…

La presión continuada sobre una zona concreta de la piel provoca el aplastamiento de los tejidos y dificulta la circulación de la sangre por ellos (isquemia), provocando la muerte de las células de esos tejidos (necrosis).

Si no se toman las medidas adecuadas, las lesiones pueden llegar a afectar no sólo a la piel, sino también a los tejidos situados bajo ésta o incluso al músculo o a algunos órganos.

Dentro de la clínica habitual de este padecimiento, encontramos el dolor localizado sobre la zona afecta; anemia; y aparición de infecciones.

Las úlceras por presión pueden aparecer en personas cualquier grupo de edad, pero en las personas mayores hay más probabilidades de sufrirlas debido a que en este grupo se dan con mayor frecuencia problemas añadidos que colaboran en su aparición:

  • Estancia prolongada en cama o en sillones.
  • Falta de movilidad.
  • Exceso de humedad a causa de incontinencia urinaria o fecal.
  • Bajo nivel de percepción de las lesiones por demencias o problemas cognitivos.
  • Alteraciones de la circulación.
  • Piel en mal estado.
  • Mala higiene.
  • Desnutrición, deshidratación, delgadez, obesidad.

¿Dónde suelen aparecer las úlceras por presión en las personas mayores?

Las úlceras aparecen en puntos del cuerpo en los que la piel queda comprimida entre un hueso y un elemento exterior por un periodo largo de tiempo.

Las zonas más comunes en personas mayores suelen ser el sacro, los talones y los codos, aunque esto dependerá de la posición en la que pase más tiempo el paciente.

¿Cómo prevenir las úlceras por presión?

Cuidando la piel de la persona mayor (inspección diaria de la piel, uso de productos adecuados, evitar el roce continuado contra superficies duras…); favoreciendo la movilidad de la persona mayor y una posición correcta (que la persona se mueva por sí misma, cambiar la postura cada dos horas en cama o cada hora si está sentada…); y usando dispositivos de apoyo como colchones y cojines antiescaras, o protectores específicos como las taloneras.

¿Cómo tratar las úlceras por presión?

Ante la aparición de enrojecimientos en la piel en las zonas de presión o lesiones:

  • Valoración de las lesiones por personal médico o de enfermería y seguimiento del tratamiento que se establezca.
  • Mantenimiento de las medidas de prevención.
  • Mantenimiento de un buen estado nutricional.

Agustín

Fisioterapeuta

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos