Ver todos los artículos

10-08-2018



Publicado el 10 agosto, 2018 - 13:34h

 

Enfermera ,señorita, nena, practicante son algunas de las palabras que todos los días escuchamos cuando se quieren dirigir a nosotros, somos importantes para ellos, pues nos buscan, nos consultan, aprenden y aprendemos nosotros de ellos y ellos de nosotros. Porque enfermería en la residencia es importante.

Durante la época estival es importante el colectivo con el que trabajamos. Debemos enseñar las pautas a seguir durante este periodo para minimizar los riesgos que puedan ocasionarnos las altas temperaturas y las exposiciones solares.

Las altas temperaturas y las exposiciones solares pueden provocar en nuestros residentes diferentes efectos como son: agotamiento intenso, dolor de cabeza, mareos , sensación extrema de sed, debilidad general, lesiones en la piel a corto y largo plazo. Es importante ser precavidos y prevenir los efectos; por ello se debe evitar las horas centrales del día para prevenir las radiaciones ultravioleta; debemos promover la ingesta de líquidos, encontrar alternativas como los zumos, la fruta fresca, las gelatinas o las infusiones frías… para mejorar el sabor y de esta manera conseguir la ingesta hídrica. Debemos evitar en la medida de lo posible las comidas calientes y muy calóricas para no tener malas digestiones, utilizar ropa y ambientes frescos para reducir la sensación de calor. Y es importante la protección de la piel.

Si tenemos la oportunidad, en las actividades grupales podemos utilizar como juego el agua para que se refresquen. Además en general, son actividades divertidas, originales y que tienen muy buena aceptación , siempre que utilicemos las medidas de seguridad y no supongan un riesgo.

 

                                                                                                Coordinación y Departamento de enfermería

 

 

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos