Ver todos los artículos

8/2/19



Publicado el 08 marzo, 2019 - 16:28h

El pasado miércoles un grupo de residentes junto a Carlos (TASOC) y Rocío (AUX.) visitaron el museo Reina Sofía en el centro de Madrid, después tomaron un pequeño aperitivo calentito debido al día lluvioso que hacía para entrar en calor.

En uno de los vértices del Paseo del Arte, se encuentra el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, el cual reúne obras de Dalí, Miró y Juan Gris… sin olvidar El Guernica de Picasso.

Este apasionante recorrido por la historia del arte contemporáneo español está dividido en tres itinerarios distintos: “La irrupción del siglo XX: utopías y conflictos (1900-1945)”, “¿La guerra ha terminado? Arte para un mundo dividido (1945-1968)” y “De la revuelta a la posmodernidad (1962-1982)”. La estrella del museo, El Guernica, es uno de los cuadros más importantes de Pablo Picasso. Expuesto por el gobierno de la República en la Exposición Internacional de París de 1937, este mural expresa el dolor de las víctimas del bombardeo de Guernica el 27 de abril de 1937.

La irrupción del siglo XX: utopías y conflictos (1900-1945)

La encrucijada entre los siglos XIX y XX, entre modernidad y tradición, está perfectamente representada en el primero de los itinerarios del museo con la obra de Hermenegildo Anglada Camarasa, José Gutiérrez Solana o Medardo Rosso. A continuación se exhibe el trabajo de Juan Gris, Joan Miró o Salvador Dalí, artistas que militaron en las vanguardias europeas junto a Georges Braque, Fernand Léger, Sonia Delaunay o Francis Picabia, nombres que también están presentes en la colección del museo.

¿La guerra ha terminado? Arte para un mundo dividido (1945-1968)

La Segunda Guerra Mundial acabó con el panorama artístico de las vanguardias históricas, y esto es lo que trata de contarnos la segunda parte del plan museológico. El discurso de los creadores se hizo entonces más críptico y existencialista. En España surgen grupos como El Paso o el Equipo 57, que difunden el lenguaje informalista. Algunos de los artistas que emergieron entonces han alcanzado un enorme prestigio internacional, hablamos de Antoni Tàpies, Jorge Oteiza o Esteban Vicente. Este periodo se puede comprender mucho mejor en el contexto del panorama europeo y con este fin el museo exhibe también obras de Francis Bacon, Jean Dubuffet, Lucio Fontana, Henry Moore o Yves Klein. Esta parte de la colección se contempla con algunos ejemplos del movimiento letrista y del arte concreto brasileño.

De la revuelta a la posmodernidad (1962-1982)

Desde los años setenta hasta la actualidad el arte contemporáneo ha generado un amplio abanico de propuestas. Las temáticas, las formas y los medios de hoy ponen en tela de juicio la propia naturaleza del arte. “¿Qué es arte?” se preguntan los críticos, los artistas y los espectadores ante muchas de las obras que alberga el museo. La cuestión de género, la cultura underground, la cultura de masas o la globalización son el campo de reflexión sobre el que gira esta tercera colección del museo. El grupo Zaj, Hélio Oiticica, Luis Gordillo, Sol LeWitt, Dan Flavin, Gerhard Richter, Pistoletto o Marcel Broodthaers son algunos de los representantes que el visitante encontrará en el trayecto final del recorrido.

Colección Telefónica. Cubismo(s) y experiencias de la Modernidad

Desde noviembre de 2017 la colección cubista de la Fundación Telefónica se une a los fondos expuestos del Museo Reina Sofía. A través de esta muestra se realiza un recorrido a lo largo de los años centrales del cubismo y de las décadas posteriores.

Cerca de 70 obras realizadas entre 1912 y 1933 por artistas de la talla de Juan Gris, María Blanchard, Louis Marcoussis, André Lhote, Gleizes, Metzinger, Barradas, Manuel Ángeles Ortiz, Vicente Huidobro o Torres-García, entre otros, plantean una nueva lectura sobre este movimiento artístico, destacando su complejidad.

El edificio

El Reina Sofía se ubica en el Antiguo Hospital General de Madrid, obra del arquitecto Francisco Sabatini, que ha sido ampliado por Jean Nouvel con un auditorio, la biblioteca y las nuevas salas de exposiciones bajo una gran marquesina roja de aluminio y cinc a la espalda del viejo edificio.

El museo cuenta con dos sedes más en Madrid, el Palacio de Velázquez y el Palacio de Cristal, ambos en el Parque del Retiro, que acogen exposiciones temporales e instalaciones artísticas creadas para estos espacios.

Esta excursión ha sido realizada dentro del programa a la atención de la dependencia y del mayor de la Comunidad de Madrid.

¡Os dejamos una galería de fotos de la visita!

Comentarios: 0

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Ver todos los artículos