Ver todos los artículos

26-04-2018



Publicado el 26 abril, 2018 - 12:50h

¿Fisioterapia? ¿Risoterapia? No sabemos cómo definir las sesiones de fisioterapia con algunos residentes, ya que a veces nos divertimos tanto que cuesta definirlo solo como fisioterapia.

En nuestra residente, además de realizar entrenamiento de la marcha con andador para mejorar su autonomía e independencia, y a pesar de sus problemas osteoarticulares, aprendemos chistes, nos da consejos amorosos, o simplemente nos dedicamos unas risas. Y es que cuando trabajamos en residencia de ancianos debemos huir de la monotonía y buscar la motivación del paciente que aporte un valor añadido a los tratamientos.

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos