Ver todos los artículos

04 de Septiembre de 2018



Publicado el 04 septiembre, 2018 - 09:49h

EL PODER DE LA MÚSICA EN EL ALZHEIMER

La música y el Alzheimer tienen una relación extraña, poderosa, fascinante. Son numerosas las investigaciones neurocientíficas que ponen de manifiesto la relación, entre la música y el alzhéimer. Las melodías y las letras de las canciones ralentizan claramente la pérdida de memoria y mejoran el lenguaje.

Diversos estudios concluyen que los enfermos en las fases más avanzadas son los que ofrecen una respuesta emocional más evidente ante la música, teniendo un efecto positivo para su estado de ánimo y bienestar. El efecto en el cerebro es inmediato. Al oír la música, rápidamente reaccionan y es como si “despertaran”.

Además, la música ayuda a fijar la atención y a concentrarse, se usa como fase previa a una actividad con la finalidad de captar la atención de los residentes y si se encuentran más alterados los guía hacia la tranquilidad.

Proyecto “Música para despertar”

Pepe Olmedo, psicólogo sanitario y músico, es promotor de la iniciativa ‘Música para despertar’, que ha formado a 40 centros y 600 profesionales de toda España en la aplicación de las melodías al bienestar de los enfermos.

La mejora de los enfermos es tal que incluso, en algunas ocasiones, se reducen los tratamientos farmacológicos.

Su proyecto se centra especialmente en los residentes que presentan trastornos de conducta más severos: agresividad, irritabilidad constante, agitación severa, trastornos del sueño, deambulación sin rumbo y paranoias.

 

Cristina Carmona

Terapeuta Ocupacional

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos