Ver todos los artículos

26 de Octubre de 2018



Publicado el 26 octubre, 2018 - 12:03h

En el centro DomusVi Can Buxeres llevamos 8 años trabajando desde las áreas de psicología y terapia ocupacional con el método Montessori. A pesar de que a priori se trataba de una metodología aplicada a niños y niñas en el proceso educativo, a lo largo de esta última década se han demostrado los beneficios de esta terapia con personas mayores. Actúa sobre las capacidades cognitivas de residentes con diagnóstico de enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer, el Parkinson,… en estadios moderados-avanzados. El método consiste en la aplicación de una serie de actividades sencillas que logran disminuir las alteraciones conductuales, además de mantener y/o mejorar algunas de las habilidades necesarias para las actividades de la vida diaria.

 

Algunos de los beneficios que los residentes consiguen a través de este método son:

  • Enlentecer el proceso de deterioro cognitivo en residentes con demencia moderada o avanzada.
  • Mantener la motricidad fina y gruesa.
  • Mantener el grado de autonomía en algunas de las AVDs.
  • Desarrollar la coordinación visuo-motora.
  • Preservar el rango de movilidad de EESS.
  • Animar la interacción social.
  • Crear autoconciencia del cuidado del entorno.
  • Mejorar la autoestima
  • Aumento del sentimiento de pertenencia al grupo

 

Para conseguir los beneficios citados se llevan a cabo diferentes tipos de actividades en las que se emplea el siguiente material:

  • Actividades de prensar donde se ejercita motricidad gruesa, memoria inmediata, secuenciación,… Para ello se utilizan tenazas, pinzas de la ropa, utensilio para prensar ajos, plastilina, pompones…
  • Actividades de motricidad fina donde son necesarios tijeras, pinceles, cordones…con el fin de ensartar cuentas, enlazar, pintar, cortar con tijeras…
  • Cuidado del entorno, en el que se utilizan manteles, servilletas, trapos, cubiertos…
  • Cuidado personal, actividad en la que se usa ropa de los residentes para doblarla y ordenarla.
  • Actividades de clasificación, con imágenes varias (frutas, utensilios de la vida diaria, animales, transportes…) con la finalidad de emparejar objetos, categorización de formas, clasificación ambiental.
  • Actividades de seriación, para la que es preciso disponer de vasos, botellas, embudos, cucharas, ovillos de lana, objetos de diferentes tamaños…

 

En nuestro centro hemos formado dos grupos, teniendo en cuenta el perfil de los residentes. Trabajamos con cada uno de ellos en una sesión semanal.

 

Elia Delgado (Psicologa) e Iván Morales (Terapeuta Ocupacional)

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos