Ver todos los artículos

17/05/2018



Publicado el 17 mayo, 2018 - 17:04h

Cada día se reúnen en la sala de Terapia Ocupacional gran variedad de residentes a lo largo de la mañana. Cada uno de ellos trabaja de forma individualizada respondiendo a sus propias necesidades, teniendo en cuenta sus capacidades y gustos personales a lo hora de elegir la actividad.

Por un lado, se realizan ejercicios de estimulación cognitiva teniendo como objetivo el mantenimiento del funcionamiento cognitivo general con ejercicios de memoria, atención, lenguaje, percepción, concentración, praxias, funciones ejecutivas, etc.

Por otro lado, rehabilitación de miembro superior, su objetivo es conseguir la máxima funcionalidad para realizar las Actividades Básicas de la Vida Diaria de forma lo más autónoma posible. Desde aquí se trabajan diferentes componente sensitivo-motores, como son la fuerza, coordinación, resistencia, motricidad gruesa y fina.

Para ambas actividades es importante una evaluación y valoración previa para adecuar el tratamiento a cada residente y proporcionar apoyo cuando sea necesario.

Por último, existe el beneficio de encontrarse dentro de un grupo ya que, entre ejercicio y ejercicio ,siempre nos queda tiempo para comentar situaciones de actualidad o, incluso, recordar grandes momentos de sus vidas. Favoreciendo así, sus relaciones sociales, contribuyendo a una mejora global del estado de ánimo, autoestima y su calidad de vida.

Comentarios: 0

Responder


Ver todos los artículos